SÍNTOMAS| Cuándo saber si se tiene un problema con el alcohol

El diagnóstico de adicción al alcohol(Alcoholismo) se puede hacer si se han experimentado o manifestado alguna vez, durante el último año, tres o más de los siguientes síntomas:

  1. Estrechamiento del repertorio personal de pautas de consumo de alcohol (por ejemplo, tendencia a beber alcohol de la misma manera los días laborables y los fines de semana).
  2. Beber cantidades excesivas de alcohol de manera frecuente.
  3. Ajustar el comportamiento a la búsqueda de alcohol (por ejemplo, frecuentar eventos sociales donde se beba).
  4. Incapacidad de limitar el consumo de alcohol a pesar de la aparición de complicaciones.
  5. Abandono progresivo de intereses o diversiones alternativas.
  6. Incremento del tiempo necesario para tomar alcohol o para recuperarse de sus efectos.
  7. Tener que beber cada vez más alcohol para conseguir los mismos efectos.
  8. Síntomas de abstinencia.
  9. Beber para aliviar o evitar los síntomas de abstinencia.
  10. Volver a beber después de un periodo de abstinencia.
  11. Ser consciente, subjetivamente, de la compulsión por beber alcohol.

Según el último informe de la Comunidad de Madrid acerca del alcoholismo en Madrid, los efectos del alcohol a largo plazo en la salud física y mental son: pancreatitis; enfermedades del corazón; neuropatías; varices sangrantes en el esófago; cirrosis; presión sanguínea alta; incremento de la incidencia de muchos tipos de cáncer; deficiencias nutricionales; Síndrome de Wernicke-Korsakoff’s; un desorden neuropsiquiátrico; incremento de un trastorno mental previo o coadyuvante de su aparición; deterioro de la memoria; déficit de atención, etc.

Todo ello aparte de daños muy significativos en otros ámbitos de la vida como el familiar, laboral, social e interpersonal.