Síguenos

Sucesos

Qué se sabe del cirujano que operó a Sara Gómez y acabó con su vida

Publicado

en

cirujano sara gómez

El caso de Sara Gómez, la chica de 39 años muerta tras las graves lesiones que sufrió durante una operación de cirugía estética en la que se le iba a practicar una lipoescultura, sigue generando el máximo interés. Desde el día del fallecimiento de Sara todas las miradas están puestas en el cirujano que la operó. El abogado que ha asumido la defensa ha presentado una denuncia en el juzgado de guardia de Murcia en el que acusa de un presunto delito de homicidio al cirujano que la practicó.

El letrado Ignacio Martínez ha dicho a Efe que cuando se tuvo conocimiento de las graves lesiones sufridas por la paciente presentó una denuncia ante la Fiscalía por un presunto delito de homicidio por imprudencia contra el cirujano.

“Pero ahora, con la muerte de Sara, los hechos adquieren mayor gravedad y no es descartable que finalmente puedan ser declarados como constitutivos de un presunto delito de homicidio”, ha añadido.

La acción emprendida por este abogado en nombre de la familia de la fallecida se dirige también contra todas aquellas otras personas que tomaron parte en el acto médico, por lo cual se pide al juez que reclame su identidad y la condición en la que intervinieron.

El letrado ha dicho también que con la introducción de la cánula utilizada en la operación, este doctor, presuntamente, produjo numerosas lesiones en el organismo de Sara, que provocaron una peritonitis y otras patologías que esta no ha podido superar tras permanecer casi un mes ingresada en la unidad de cuidados intensivos (UCI) de un hospital de Cartagena.

Qué se sabe del cirujano que operó a Sara

Martínez ha indicado que en su denuncia en el juzgado de guardia ha reclamado que se adopten una serie de medidas cautelares, como apartar al cirujano, J.A., del ejercicio de la medicina y retirarle el pasaporte para evitar que pueda intentar sustraerse a la acción de la Justicia, al ser nacional de un país sudamericano.

Según la denuncia ya presentada, el cirujano que la intervino comenzó su licenciatura en Chile, la continuí en Murcia y la terminó en Nápoles (Italia), siendo hasta mayo de 2020 cirujano cardiovascular del Servicio Murciano de Salud. Recientemente, obtuvo el máster en medicina estética y antienvejecimiento por la Universidad Complutense de Madrid.

En sus redes sociales acumula miles de seguidores y en su perfil se define como ‘International Board Certified in Cosmetic Surgery’, ‘Body Contouring Expert’ y ‘médico de cirugía estética facial, corporal y vascular’.

Ezequiel Nicolás, el padre del hijo de Sara, habló para el programa ‘Todo es verdad’ que presenta Risto Mejide en Cuatro y aseguró que: “Un médico le desaconsejó que se operara, porque no estaba apta. No tenía suficiente grasa como para someterse a esta operación”. Pero este cirujano le dijo que sí sin problemas. Ahora es una de las personas más buscadas.

Durante la operación, Sara perdió mucha sangre y tuvo otras complicaciones: “Tuvieron que intervenirla porque tenia perforaciones en el intestino. Tenía el colón destrozado, tenía necrosis, una perforación en el pulmón y no le funcionaba ningún órgano”, añadía Ezequiel.

La intervención quirúrgica se llevó a cabo hace ahora un mes en una clínica de Cartagena, y desde allí la paciente fue trasladada al hospital donde falleció el pasado sábado.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sucesos

Citan a declarar 2 médicas por la muerte del niño que fue 5 veces a Urgencias

Publicado

en

Citan a declarar 2 médicas por la muerte del niño que fue 5 veces a Urgencias
EFE.
Audiencia Provincial de Alicante.

Alicante, 30 sep (EFE).- Una juez ha citado a declarar en calidad de investigadas (antes imputadas) a una médica del hospital de Elda y a otra de un centro de salud de Petrer por posible negligencia en relación a la muerte del niño de 8 años que falleció en octubre de 2020 de peritonitis tras pasar cinco veces por Urgencias.

En una providencia a la que ha tenido acceso EFE, la juez de Instancia e Instrucción número 3 de Elda ha citado a las dos facultativas para el próximo 12 de diciembre con el fin de que declaren como investigadas acompañadas de un abogado, en un caso en el que pudo haber una mala praxis.

Los hechos ocurrieron en octubre de 2020 cuando el pequeño de 8 años se quejó repetidamente de un fuerte dolor abdominal y su abuela, que tenía la patria potestad, lo llevó hasta en cinco ocasiones a los servicios de Urgencias del ambulatorio y del hospital, donde pese a las continuas visitas tan solo se le practicó un análisis de orina y se le administraron medicamentos contra los vómitos, según narró la abuela en el vídeo colgado en una red social que desveló el caso.

La autopsia, practicada por el Instituto Anatómico Forense, certificó que a las 9 horas del miércoles 28 el niño falleció de peritonitis.

La citación de las dos médicas se produce después de recibirse en el juzgado que lleva el caso el informe de una perito en el que se concluye que pudo haber «mala praxis» médica con unas consecuencias «ominosas» porque no se actuó conforme a los conocimientos sanitarios, ya fuera por «ignorancia o por desidia».

Este informe apunta que fue «un error» no haber realizado exploraciones complementarias al menor pese a la sintomatología que presentaba el paciente.

Entre los argumentos que justifican la presunta mala praxis, que el informe médico del 26 de octubre del hospital General de Elda se rellenara con un texto predeterminado sin incluir casi ninguno de los síntomas que presentaba el pequeño, que fue al centro sanitario derivado por el pediatra de atención primaria porque vomitaba de siete a nueve veces diarias durante más de 48 horas y con dolor abdominal de tipo cólico.

La perito señala que en el informe del hospital de ese día 26 no se especifica que tuviera ojeras, lo que denotaba deshidratación; ni obesidad; que se escribió que no tenía ningún dolor a la palpación cuando eso era contradictorio con el diagnóstico del centro de salud; que tampoco se especificó que tuviera foliculitis ni se tomó su frecuencia cardíaca, pese a que éste es un parámetro «fundamental» en la atención a un paciente pediátrico.

La perito especialista concluye que «no se realiza ninguna exploración complementaria», como una ecografía abdominal (prueba de la que aclara que tiene un bajo coste y que se realiza sin radiación) ni una analítica de sangre, pese a que lleva más de dos días vomitando y había sido derivado al hospital desde la atención primaria, debido precisamente a que en el hospital es donde se cuenta con los medios necesarios para dar con un diagnóstico.

En el informe de alta del hospital se recomienda volver a Urgencias si el niño vomita «mucho», lo que para la perito es incongruente porque ya se sabe que lo ha hecho de 7 a 9 veces diarias durante varias jornadas, y también se aconseja un control por su pediatra en 24-48 horas, cuando dicho pediatra es el que ha derivado en dos ocasiones al pequeño al hospital.

Además, la perito indica que al menor se le administró un medicamento que no está recomendado en niños y que pudo ayudar a que se aceleraran los acontecimientos.

El pequeño falleció finalmente por una parada cardiorrespiratoria secundaria a una sepsis de origen abdominal a raíz de una infección en el intestino grueso que, al no ser tratada a tiempo, evolucionó a una infección que afectó a todo el abdomen, con afectación al páncreas, el estómago y el diafragma.

Continuar leyendo