Síguenos

Valencia

El tiempo en la Comunitat: Alerta amarilla con mínimas de hasta 6 grados bajo cero

Publicado

en

Una carretera cortada por nieve durante el temporal Filomena. EFE/ Natxo Francés

Madrid/València, 13 ene (EFE).- El frío polar, que afecta a amplias zonas de la península dejando registros históricos, comienza a remitir aunque todavía mantiene en alerta 12 comunidades, de ellas la valenciana, en amarilla por mínimas de entre 1 y 6 grados bajo cero, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su web.

En Castilla-La Mancha, una de las comunidades más afectadas por la ola de frío, solo Guadalajara continúa con nivel rojo por valores cercanos a los 20 grados bajo cero en la localidad de Parameras de Molina; en el resto de provincias, en naranja, las mínimas oscilarán entre los menos 10 grados de las serranías y valle del Tajo y los menos 4 del valle del Guadiana.

Aragón mantiene también el aviso rojo por mínimas de hasta 18 grados bajo cero en puntos de Albarracín y Jiloca (Teruel), mientras que en el suroeste de la ibérica zaragozana, con mayor intensidad en puntos de las comarcas de Calatayud y Campo de Daroca, los termómetros descenderán hasta los 13 y 15 grados bajo cero.

La Comunidad de Madrid, en alerta naranja, ha registrado este miércoles una madrugada algo menos fría que la de ayer con temperaturas mínimas de 10 grados bajo cero en zonas del sur, oeste y las vegas y de 8 grados bajo cero en el entorno de la capital y del Henares.

En Castilla y León, solo la provincia de Soria continúa con aviso naranja por mínimas de 10 grados bajo cero en puntos de la meseta; en el resto de la comunidad, los valores marcarán entre 6 y 8 grados bajo cero en zonas de Sanabria, Sistema central y de la meseta castellana.

Las comunidades de Andalucía, Cantabria, Cataluña, Extremadura, Galicia, Región de Murcia, La Rioja y Comunitat Valenciana mantienen la alerta amarilla por valores entre 1 y 6 grados bajo cero.

La Aemet avisa de que con la alerta naranja existe riesgo meteorológico importante, con cierto grado de peligro para las actividades usuales, y con la amarilla no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta.

La AEMET ha emitido un aviso especial en el que informa que tras el paso de la borrasca Filomena, el anticiclón traerá una importante ola de frío a la Comunitat Valenciana:

1.-Fenómeno meteorológico: Ola de frío
2.-Ámbito geográfico: Amplias zonas del interior peninsular
3.-Comienzo de la situación: Lunes
4-Duración: Hasta el jueves 14 (inclusive)
5.-Grado de probabilidad:Muy alto (mayor del 80%)
6.-Descripción de la situación meteorológica: Tras el paso de la borrasca Filomena, que entre hoy y mañana pasará al Mediterráneo, a partir del lunes 11 entrará por el oeste un anticiclón atlántico que estabilizará la situación.

Debido a la influencia de la borrasca Filomena aún se registrarán nevadas importantes en cotas muy bajas, sobre todo en el centro e interior del nordeste peninsular, que tenderán a ir remitiendo entre hoy y mañana de sur a norte.Con la llegada del anticiclón se producirá un descenso acusado de las temperaturas nocturnas, con heladas generalizadas en el interior peninsular, que serán fuertes en zonas de montaña y en amplias zonas llanas con superficie nevada, afectando sobre todo a la zona centro y áreas del interior de la mitad oriental, que es donde se están registrando las nevadas más importantes.

A partir de la madrugada del domingo al lunes, se iniciará un descenso acusado de temperaturas nocturnas, que continuará la noche siguiente, con heladas fuertes en amplias zonas del interior y temperaturas mínimas que serán inferiores a -10ºC en zonas de montaña y áreas llanas con superficie nevada, afectando a puntos donde esta circunstancia es muy poco frecuente.

En algunas zonas las máximas se quedarán muy cortas, superando a duras penas los 0ºC, o incluso quedando por debajo de ese registro.A partir de la madrugada del martes al miércoles se iniciará un ascenso notable de las temperaturas, sobre todo en las nocturnas, que continuará los días siguientes, especialmente en zonas de montaña, aunque todavía las heladas serán importantes en zonas llanas del centro, tanto la madrugada del miércoles como la del jueves 14. Aunque la madrugada del jueves al viernes 15 es probable que se mantengan las heladas en el interior peninsular, éstas serán ya menos severas, con lo que se podría dar por concluido el episodio que ha dado lugar a este aviso especial.

7.-Notificación de actualizaciones futuras o de finalización: AEMET emitirá un nuevo Aviso Especial el domingo,día 10, y recomienda un seguimiento más detallado y actualizado de esta situación atmosférica a través de sus predicciones y avisos de fenómenos adversos.

La delegación de la Agencia Estatal de Meteorología en la Comunitat Valenciana también ha alertado sobre la posibilidad de que se reproduzcan tormentas de nieve este sábado por la tarde en la mitad norte de la Comunitat.

En su perfil de Twitter, la Aemet recuerda que la nevada más adversa de los últimos años fue en enero de 2017, cuando llegó a nevar al nivel del mar en Dénia, Xàbia y Torrevieja y hubo aviso rojo en el interior de las tres provincias.»Como en el caso de La borrasca Filomena, el temporal de nieve de enero de 2017 fue descargando de sur a norte, por lo que primero se activó el aviso rojo por nieve en Alicante y Valencia y al día siguiente en Castellón. Hoy está activado en Valencia el aviso rojo, desde la madrugada en Castellón», recuerda la Aemet.

«Un factor que dio lugar a que las nevadas de 2017 fueran muy adversas fue que estuvieron acompañadas de tormenta, cosa que en 2021 por ahora no ha ocurrido, aunque mañana sí puede haber tormenta de nieve», avisan.

«Entre hoy y mañana se esperan acumulaciones de nieve en 24 horas de 20 centímetros en el interior de la provincia de València, con cota de nieve a partir de 500 metros, y mañana en Castellón se prevén 20 centímetros en el interior a partir de 300 metros, aunque también puede nevar en áreas cercanas al litoral a partir de los 200 metros», señalan las mismas fuentes.

La Agencia Estatal de Meteorología ha incrementado de naranja a rojo el nivel de alerta por nevadas en el interior de las provincias de Valencia y Castellón por riesgo de acumulación de nieve que podría alcanzar los 20 centímetros en 24 horas en cotas de 500-600 metros en Valencia y 300-400 metros en Castellón.

Esta previsión se calcula con una probabilidad de entre el 40 y el 70 %, según la misma fuente, y estará vigente desde este mediodía hasta las 21 horas de mañana sábado 9 de enero en el caso de Valencia y hasta las 00 horas del domingo en el caso de Castellón.

El nivel permanece en nivel naranja por nevadas en el interior de Alicante por encima de los 600 metros y también en el interior del resto de la región hasta el mediodía, por precipitaciones que podrían oscilar entre los 5 y los 15 centímetros.

Hay nivel amarillo también por lluvias en el litoral de Castellón, donde se podrían acumular hasta 20 litros a partir de las 15 horas, pero este aviso se convierte en nivel amarillo por nevadas a partir de las 15 horas de mañana sábado por la probable acumulación de unos cuatro centímetros de nieve (a partir de unos 200 metros de altitud).

En el litoral de Alicante y Castellón hay alerta amarilla por rachas de viento que podrían ser de hasta 70 kilómetros por hora.

 

Valencia

La COVID sigue disparada en la Comunitat con 9.579 nuevos casos y 93 muertes más

Publicado

en

La Comunitat Valenciana ha registrado 9.579 nuevos casos de coronavirus confirmados por prueba PCR o a través de test de antígenos desde la última actualización, que sitúan la cifra total de positivos en 273.971 personas.

Por otro lado, se ha administrado hasta este martes un total de 107.907 dosis de la vacuna contra el coronavirus, y 5.393 personas han recibido ya las dos dosis. Del total de dosis, 105.256 son de Pfizer y 2.651 de Moderna.

Por provincias, la distribución de nuevos positivos es la siguiente: 766 en Castellón (27.756 en total), 3.838 en Alicante (96.878 en total) y 4.967 en la provincia de Valencia (149.272 en total). Además, se han registrado 8 no asignados, por lo que el total de casos sin asignar se sitúa en 65.

También se han registrado 93 fallecimientos por coronavirus desde la última actualización, por lo que el total de defunciones desde el inicio de la pandemia es de 4.320 personas: 517 en la provincia de Castellón, 1.541 en la de Alicante y 2.262 en la de Valencia.

Los hospitales valencianos tienen, actualmente, 4.669 personas ingresadas: 461 en la provincia de Castellón, con 52 pacientes en UCI; 1.819 en la provincia de Alicante, 224 de ellos en la UCI; y 2.389 en la provincia de Valencia, 338 de ellos en UCI.

Además, desde la última actualización se han registrado 6.731 altas a pacientes con coronavirus. De esta forma, ya son 211.043 personas en la Comunitat Valenciana las que han superado la enfermedad desde que comenzó la pandemia. Por provincias, las altas se distribuyen del siguiente modo: 22.619 en Castellón, 72.253 en Alicante y 116.071 en Valencia, además de 100 no asignadas.

De acuerdo con los datos registrados, en estos momentos hay 70.120 casos activos, lo que supone un 24,56% del total de positivos.

Actualización de la situación en residencias

A día de hoy, hay algún caso positivo en 192 residencias de mayores (16 en la provincia de Castellón, 62 en la provincia de Alicante y 114 en la provincia de Valencia), 38 centros de diversidad funcional (6 en la provincia de Castellón, 11 en la provincia de Alicante y 21 en la provincia de Valencia) y 11 centros de menores (1 en la provincia de Castellón, 5 en la provincia de Alicante y 5 en la provincia de Valencia).

– Residentes nuevos positivos: 429

– Trabajadores y trabajadoras nuevos positivos: 131

– Residentes que han fallecido: 22

Actualmente, se encuentran bajo vigilancia activa de control sanitario 60 residencias en la Comunitat Valenciana: 5 en la provincia de Castellón, 22 en la provincia de Alicante y 33 en la provincia de Valencia.

Actualización brotes de coronavirus

Se han registrado 70 brotes desde la última actualización; por provincias: 6 en Castellón; 19 en Alicante y 44 en Valencia.

  • Peñíscola: 4 casos. Origen social
  • València: 6 casos. Origen social
  • Chiva: 3 casos. Ámbito educativo
  • Manises: 3 casos. Ámbito educativo
  • Ribarroja de Turia: 7 casos. Ámbito educativo
  • Manises: 3 casos. Ámbito educativo
  • Alicante: 8 casos. Ámbito educativo
  • San Isidro: 3 casos. Ámbito educativo
  • Orihuela: 3 casos. Ámbito educativo
  • Albaida: 8 casos. Origen social
  • Ontinyent: 7 casos. Origen social
  • València: 6 casos. Origen social
  • Godella: 26 casos. Origen laboral
  • València : 6 casos. Origen social
  • Castelló (antes Villanueva de Castellón): 5 casos. Origen social
  • Torrent: 22 casos. Origen social
  • Albatera: 5 casos. Ámbito educativo
  • València: 4 casos. Origen social
  • Aspe: 5 casos. Origen social
  • Beniarbeig: 3 casos. Ámbito educativo
  • Vinaròs: 3 casos. Origen social
  • Dénia: 5 casos. Origen social
  • Benidorm: 14 casos. Origen laboral
  • València: 5 casos. Origen laboral
  • Paterna: 5 casos. Origen social
  • València: 4 casos. Origen social
  • L’Alcúdia de Crespins: 5 casos. Origen social
  • Vallada: 7 casos. Origen social
  • Vinaròs: 4 casos. Ámbito educativo
  • Ontinyent: 6 casos. Origen social
  • Ribarroja de Turia: 3 casos. Ámbito educativo
  • Chiva: 3 casos. Ámbito educativo
  • València: 6 casos. Origen social
  • Onda: 7 casos. Ámbito educativo
  • Moixent: 9 casos. Origen social
  • Pego: 10 casos. Origen social
  • València: 5 casos. Origen social
  • València: 7 casos. Origen social
  • Jávea: 10 casos. Origen social
  • Calp: 5 casos. Origen social
  • Teulada: 8 casos. Origen social
  • València: 4 casos. Origen social
  • Teulada: 6 casos. Origen social
  • València: 7 casos. Origen laboral
  • Camporrobles: 4 casos. Origen social
  • Llíria: 5 casos. Origen social
  • Pego: 5 casos. Origen social
  • Sedaví: 4 casos. Ámbito educativo
  • El Verger: 5 casos. Origen social
  • València: 7 casos. Origen social
  • València: 6 casos. Origen social
  • Dénia: 6 casos. Origen social
  • Dénia: 6 casos. Origen social
  • Sedaví: 5 casos. Ámbito educativo
  • Algemesí: 3 casos. Ámbito educativo
  • València: 7 casos. Origen social
  • València: 8 casos. Ámbito educativo
  • Burjassot: 4 casos. Origen social
  • València: 7 casos. Origen social
  • València: 48 casos. Ámbito educativo
  • Xixona: 11 casos. Ámbito educativo
  • València: 5 casos. Origen laboral
  • València: 6 casos. Origen social
  • Benetússer: 4 casos. Ámbito educativo
  • València: 4 casos. Origen social
  • València: 5 casos. Origen social
  • El Campello: 4 casos. Ámbito educativo
  • Vila-real: 17 casos. Ámbito educativo
  • Vila-real: 14 casos. Ámbito educativo
  • Xixona: 15 casos. Ámbito educativo

La tercera ola sigue en máximos en España con 591 muertes más, un 41,2% de ocupación ucis y 36.435 nuevos casos

Continuar leyendo

Valencia

Jefe de la UCI de la Fe: «La mayoría de pacientes se contagió en brotes familiares en Navidad»

Publicado

en

València, 26 ene (EFE).- El jefe clínico de Medicina Intensiva del Hospital La Fe de València, Ricardo Gimeno, ha advertido este martes de que en las últimas semanas la situación en las UCI «se ha desbordado» y la mayoría de ingresados corresponde a pacientes que se han contagiado en brotes familiares durante la Navidad.

«Estaban cenando tranquilamente el día de Navidad o Nochebuena en casa y ahora a muchos de ellos los tenemos intubados y boca abajo», ha afirmado Gimeno en declaraciones a EFE-TV, y ha considerado que la vacuna «no es la panacea», sino que «con esto acabará la responsabilidad de todos».

SITUACIÓN DESBORDADA

Según Gimeno, en las últimas semanas la situación «se ha desbordado», los niveles de ocupación «son muy altos», tienen la UCI «llena» y el área de reanimación postanestésica «prácticamente llena», lo que ha llevado a expandir la asistencia de pacientes no covid a otras unidades.

En hospitales mas pequeños «me consta que incluso la situación es peor» y algunos están «al borde del colapso», con ocupaciones de más del 100 % si tenemos en cuenta las camas que se están habilitando y con pacientes en quirófanos, «que no es lo ideal para atenderlos», afirma.

«Estamos en niveles muy altos de ocupación y lógicamente es preocupante, porque de momento estamos con una tendencia creciente y no vemos el final de esa subida», afirma el intensivista.

Gimeno ha explicado que durante las últimas semanas, en las que ha habido una «recta hacia arriba, una rampa», ha habido que habilitar espacios para intentar atender a los pacientes y reestructurar los grupos de trabajo para que todo el mundo colabore en la atención a estos pacientes.

También asegura que hay «mucho estrés hospitalario, a todos los niveles, tanto de compañeros de urgencias que están atendiendo una cantidad de pacientes increíble como en las salas de hospitalización, tanto covid como no covid».

Según Gimeno, en La Fe los niveles de ocupación «son muy altos» aunque al ser un hospital muy grande se está colaborando con otras especialidades como anestesiología, neumología o medicina interna y se ha podido abarcar a más pacientes y que nadie se quede sin atención.

PACIENTES GRAVES DE MENOS DE 20 AÑOS

Según Gimeno, hay «muchos bulos en esta enfermedad: eso de que es una enfermedad de abuelos y de gente con muchas patologías previas es falso, no es así. Esto es una lotería, y al que le toque lo puede pasar muy mal».

Aunque ingresan muchos ancianos en el hospital, en UCI «lo que tenemos son pacientes de mediana edad, alrededor de 55 años de media, muchos pacientes entre 60 y 70 años y también con menos de 40 años, y alguno muy grave por debajo de los 20 años incluso».

Según explica a EFE-TV, «la mayoría de enfermos que tenemos, sobre todo los que se han contagiado en Navidad, han sido por brotes en familias. Estos pacientes estaban cenando tranquilamente el día de Navidad o Nochebuena en casa y ahora a muchos de ellos los tenemos intubados y boca abajo».

RESPONSABILIDAD CIUDADANA

Gimeno apela a la «responsabilidad» del ciudadano: «Creo que no hace falta que ningún político ni ninguna administración nos diga cómo nos tenemos que cuidar; como sociedad madura que tenemos que ser debemos ser partícipes de nuestra propia salud».

«Al final, los que nos tenemos que cuidar, los que tenemos que velar por nuestra propia salud somos nosotros y si fuera así, quizá las cosas nos irían mucho mejor a todos y las medidas, quizá, no tendrían que ser tan drásticas como las que están siendo actualmente», asegura.

A su juicio, las actuales medidas restrictivas «son bastante duras» pero considera que lo hay que hacer es «autoimponernos las restricciones a nosotros mismos, no hace falta que venga nadie a decírnoslo».

Y a los médicos «nos tienen que creer, ya nos sabemos cómo transmitir el mensaje de que estamos llenos, de que en cualquier momento vamos a tener problemas para atender a toda la población», advierte.

«Ahora, por desgracia, todavía estamos pagando el precio de la Navidad, donde hubo una propagación del virus tremenda y en intensivos todavía estamos ingresando pacientes que se contagiaron entonces». Pasado este momento, señala, habrá que ver cómo evoluciona la curva.

PERSONAL AGOTADO

A su juicio, el personal sanitario «está agotado». «Somos muy vocacionales, nos gusta mucho nuestro trabajo pero son muchos meses de batalla y, aparte del cansancio, está habiendo miedo al contagio», reconoce.

«Cuando estás tanto tiempo sometido a un estrés como este y con pacientes tan graves cabe la posibilidad de que haya contagio entre el personal sanitario, como está pasando», señala para añadir que eso hace que el compañero que se queda trabajando «tenga que duplicar sus fuerzas para suplir al resto».

Considera que una de las cosas que se hizo bien durante la primera ola de la pandemia fue adquirir una dotación muy importante de respiradores y de material tecnológico que hacía falta. «Siempre digo que todo el dinero que se gaste en esto es dinero bien aprovechado», valora.

Pero, añade, también es importante que haya personal entrenado y capacitado para usar ese material: «El problema es que empezamos a tener bajas en el personal sanitario y la gente que queda al pie del cañón tiene que multiplicar sus esfuerzos», señala.

Continuar leyendo

Valencia

La hostelería ve un «insulto» las ayudas anunciadas por Ximo Puig y retoma las protestas

Publicado

en

Cacerolada en la Generalitat del sector de la hostelería. EFE/Manuel Bruque/Archivo

Valencia, 26 ene (EFE).- La Coordinadora Empresarial del Ocio y la Hostelería de la Comunidad Valenciana ha considerado «un insulto» las ayudas anunciadas por el Consell a través del Plan Resistir, y ha anunciado que retomará las protestas para reclamar «un plan realista y eficaz capaz de salvar empresas».

Así, ha convocado a hosteleros de diferentes puntos de Comunitat ante el Palau de la Generalitat, el próximo jueves 28 de enero, a las 11.00 horas, cumpliendo con todas medidas de seguridad anticovid, bajo el lema «No queremos limosnas. El Plan Resistir es un insulto para el ocio y la hostelería».

Según ha destacado en un comunicado, las ayudas anunciadas se traducen en una inyección directa de 2.000 euros por pyme», una cantidad que, a su juicio, «no es de justicia económica», cuando llevan más de 10 meses de suspensión de la actividad y restricciones, y los establecimientos llevan más de 100.000 euros de pérdidas.

Asimismo, han insistido en que la acumulación de los sucesivos anuncios y nombres de planes de ayudas «no son más que una cortina de humo que pretende ocultar la falta de voluntad política y la incapacidad de gestionar la crisis sanitaria y económica en la Comunidad Valenciana».

«A golpe de titulares y ruedas de prensa, se han ido anunciando diferentes cantidades que, a día de hoy, siguen siendo una gran incógnita para las pymes hosteleras y del ocio, que no saben ni cuándo ni cómo las recibirán mientras cada día que pasa su patrimonio personal está en juego», han denunciado.

Para la Coordinadora, además, el plan de choque parece ignorar que durante el mes de enero este sector ha tenido que pagar el IVA, la cuota de autónomo, las cotizaciones a la Seguridad Social de los trabajadores y el pago a cuenta del IRPF del último trimestre de 2020.

En este sentido, han asegurado, «resulta inconcebible que el Consell pretenda resolver la crisis económica provocada por la emergencia sanitaria con aportaciones de 160 euros mensuales para las más de 60.000 pymes y autónomos afectados por la pandemia, entre ellas más de 33.000 de nuestro sector».

Ante esta situación, la Coordinadora Empresarial del Ocio y la Hostelería de la Comunidad Valenciana ha reclamado participar en la negociación y mantener interlocución directa con los representantes del Consell «para abordar un plan realista y eficaz capaz de salvar el mayor número posible de pyme».

Continuar leyendo
Advertisement

Facebook

Advertisement

Trending