Síguenos

Fallas

Todos los detalles del nuevo traje que ha estrenado Consuelo Llobell

Publicado

en

València, 25 septiembre.- Este viernes es una jornada muy especial para el mundo fallero, las Fallas 2021 comienzan a andar con la inauguración de ‘Una Festa per a Tots’ organizado por las Fallas de Sección Especial. Antes las Falleras Mayores de València y sus Cortes de Honor realizan en el Ayuntamiento de València el ensayo del acto de imposición de bandas que tendrá lugar este sábado 26 de septiembre. Para este día tan señalado Consuelo Llobell, Fallera Mayor de València, estrena un nuevo traje confeccionado por Serrano y Navalón.

El traje realizado con la Sedalina «LA Llum», de Sedica, en fondo crudo con metal oro , la flor es pequeña en tonos azules y rosados, dando así una armonía delicada a la pieza. El cuerpo de manga larga esta tejido con el grabado del fondo y en el mismo tono. El modelo es un siglo XVIII destacando en el petillo el cordón y envarado , así como los costadillos y la espalda. En cintura remata con piezas en forma de «huso», con bies del propio tejido. Las mangas llevan botoncitos forrados y moritas al tono en hilo de seda. Este modelo es tradicional de la firma Serrano y Navalón.

Las manteletas son de Hijas de Carmen Esteve, bordadas en hilo de oro sobre seda rayada, van combinadas con fino entredós y puntillas en valencie , de algodón antiguo; así como las puntillas que se han colocado en el corpiño, del mismo estilo. La colocación del pañuelo es cruzado clásico y las lazada en rosa antiguo, orladas de finos bodoques. Los zapatos son de la firma Descans, es un abotinado de época que combina ambos tejidos en un exquisito trabajo.

El aderezo que luce es un tradicional modelo de barquillo de Aderezos Valentia, la segunda firma de Art Antic

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Imágenes: Serrano y Navalón

A conjunto de este nuevo traje, Consuelo portaba una mascarilla confeccionada a mano por ‘Cositas Pintadas’ de Ana Muñoz con triple capa de popelin con bolsillo interno para la colocación del pertinente filtro homologado, en fondo beige pintado a juego del tejido del traje. Colores suaves, neutros y empotrados con detalles de oro.


Imagen: Ana Muñoz

Fallas

El curioso santo con el que coincidirá este año la cremà de las fallas

Publicado

en

¡Habemus fallas! Después un año y medio sin disfrutar de la fiesta josefina por culpa de la crisis sanitaria del Covid 19, el próximo mes de septiembre vuelve a las calles la fiesta grande de València. Serán del 1 al 5 de septiembre.

Con sus monumentos, con la plantà, la cremà y la tradicional ofrenda, los valencianos nos podremos sacar esa espinita clavada que fue no celebrar las fallas 2020. De esta manera, el olor a pólvora volverá a recorrer las calles de la ciudad… aunque en principio no haya mascletà y castilllos. Porque sin duda estas serán una Fallas diferentes. Pero al menos son fallas.

Porque además de esta ausencia habrá muchas diferencias con lo que suele venir siendo la fiesta fallera. Cambios que harán de estas fallas unas fallas únicas. Es lo que tiene celebrarlo fuera del habitual mes de marzo.

Para empezar no podremos decir aquello de «hace tiempo de fallas». Lo de llevar una chaqueta en la mano por si refresca cuando el sol se oculta en marzo va a ser como que no, teniendo en cuenta que la plantà infantil será el 31 de agosto. Cambiaremos las capas de ropa por abanicos.

¿Qué hay más tradicional que tomarse una buena «xocolatà» acompañados de unos sabrosos buñuelos y churros? A menos que queramos que nos dé un sofoco deberemos cambiar esta tradición este año. Una fallas con una buena horchata y unos fartons tampoco es mala idea.

Una estoreta velleta per a la falla de sant… ta Teresa de Calcuta. Sí, este año la cremà no será la noche del día de San José sino que será el 5 de septiembre, día de Santa Teresa de Calcuta.

Popular y conocida por su labor humanitaria descubrimos en la wikipedia que fue una monja católica de origen albanés naturalizada india, que fundó la congregación de las Misioneras de la Caridad en Calcuta en 1950. Durante más de 45 años atendió a pobres, enfermos, huérfanos y moribundos, al mismo tiempo que guiaba la expansión de su congregación, en un primer momento en la India y luego en otros países del mundo. Fallecida el 5 de septiembre de 1997, fue beatificada por el papa Juan Pablo II. Su canonización fue aprobada por el papa Francisco en diciembre de 2015, después de que la Congregación para las Causas de los Santos reconociera como extraordinaria la curación de un brasileño enfermo en estado terminal. El acto oficial de canonización tuvo lugar en Roma en la mañana del domingo 4 de septiembre de 2016.

Con el caloret del verano, con un vaso de horchata en la mano, despidiendo los monumentos bajo el pasto de las llamas en la Nit de Santa Teresa de Calcuta; lo importante y lo que no cambiará este año es el grito de Valencians, ¡ja estem en Falles!

 

Continuar leyendo