Ciencia y SaludMundo

Operan con éxito a un bebé que nació con el corazón en el exterior de su cuerpo

Un equipo de 50 médicos del Hospital Glenfield de Leicester (Gran Bretaña) salvan la vida a una bebé que nació el pasado 22 de noviembre con una malformación rara que hacía crecer su corazón en el exterior del cuerpo. Esta condición se denomina Ectopia cordis. Los expertos explicaron a los padres que “el bebé necesitaría cirugía nada más nacer para introducir el corazón en su cavidad en el interior del cuerpo. Los expertos advirtieron a la pareja de que las posibilidades de éxito de la cirugía y la supervivencia a largo plazo eran muy bajas”, comenta Frances Bu`Lock, miembro del hospital.

Frances Bu’Lock agregó: “A las 32 semanas comenzamos a planificar el parto y la cirugía del bebé. Se realizó una resonancia magnética del abdomen de Naomi para verificar las estructuras óseas de la pared torácica de su bebé, así como sus pulmones y cerebro. Nos juntamos como un equipo de doctores en medicina fetal, obstetras, anestesistas, cirujanos cardiacos y abdominales y cardiólogos, para revisar toda la información disponible y discutir la mejor forma de planificar un parto, cirugía y cuidados posteriores “.

Captura imagen Vídeo de Daily Mail

La niña, que se llama Vanellope Hope, nació por cesárea. El neonatólogo del hospital Jonathan Cusack describe el proceso: “Al nacer, el bebé fue colocado en una bolsa de plástico estéril; lo hacemos con otros bebés que tienen órganos como el intestino fuera del cuerpo. La bolsa mantiene los órganos estériles pero también mantiene los tejidos húmedos. Insertamos un tubo de respiración en su boca y le dimos medicamentos para sedarla y detener su movimiento. Luego insertamos líneas especiales en los vasos sanguíneos de su cordón umbilical, para permitirnos administrar líquidos, medicamentos para apoyar su corazón y controlar su presión arterial con precisión “. El defecto real en la pared del pecho del bebé Vanellope era bastante pequeño. La principal preocupación era recolocar las arterias y venas que llevan sangre al corazón y desde el mismo eran extremadamente alargadas, y podrían doblarse y bloquearse cuando el corazón se colocaba dentro de la pared del pecho.
La intervención fue un éxito y la pequeña se convierte en un hito médico, la primera niña que sobrevive a esta clase de cirugía en Gran Bretaña.
La ectopia cordis es extremadamente rara, afecta a cinco niños por cada millón nacido en el mundo (probablemente la cifra sea más baja ahora ya que la mayoría se detectan en el útero y el embarazo es inviable).

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close