AplicacionesCOMUNICACIÓNTecnología

TRUCOS| Cómo alargar la batería del móvil

Si tienes la percepción de que la batería de tu móvil dura menos, estás en lo cierto. Ya sea por el desgaste de los años o porque cada vez instalamos más aplicaciones, la realidad es que la batería se agota antes. Pero hay trucos para que tu móvil aguante algo más. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ofrece unos consejos sobre cómo alargar ‘la vida’ de la batería del móvil:

  • Recarga a tiempo. Procura recargar siempre que puedas antes de que la batería se agote del todo o sufra el estrés de cargas muy bajas. Conecta el cargador en cualquier momento, no es necesario esperar a recibir el aviso de que tienes batería baja.
  • Usa cargadores adecuados. Siempre que puedas, usa cargadores originales, diseñados para garantizar una recarga óptima y segura. Si, por ejemplo, estás de viaje y vas a usar otro, asegúrate de que tiene al menos la misma corriente de salida que el original.
  • Vigila la temperatura. Evita exponer el móvil a temperaturas extremas de frío o calor. Conservarás mejor tanto la batería como el dispositivo. No están diseñados para trabajar en esas condiciones.
  • Guárdalo correctamente. Si durante un tiempo no vas a usar el dispositivo (o la batería), guárdalo en un lugar fresco y cargado solo al 40% de su capacidad. No compres baterías de repuesto solo para mantenerla guardada, ya que se deteriorará igualmente y es una pérdida de dinero.

Siempre hay trucos que no fallan para que, al menos, tu dispositivo aguante algo más a corto plazo. Toma nota porque te pueden salvar de una incomunicación no deseada.

  • Cierra todas las aplicaciones. Aunque no tengas ninguna aplicación abierta en la pantalla principal, las aplicaciones se quedan abiertas y consumen batería. Mejor cerrarlas.
  • Reduce el brillo de la pantalla. La pantalla es uno de los elementos que más batería consume. Por tanto, es recomendable que bajes su brillo lo máximo posible.
  • Reposo programado. Configura un tiempo corto para que el móvil entre en reposo y apague la pantalla si no se está utilizando.
  • Desconecta las conexiones que no vaya a utilizar. Por ejemplo, el bluetooth, el GPS, el wifi… incluso si no prevé ninguna llamada puedes desconectar los datos móviles. Una manera rápida de hacer esto es poner el teléfono en “modo avión”, desconectando todas las conexiones simultáneamente.

Fuente: OCU

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close