Síguenos

Sucesos

Mueren ahogados 2 hombres que entraron a socorrer a unos bañistas en Guardamar (Alicante)

Publicado

en

Mueren ahogados 2 hombres que entraron a socorrer a unos bañistas en Guardamar (Alicante)

Un hombre de 46 años, polaco, y otro de 52, británico, han fallecido este viernes ahogados en una playa de Guardamar del Segura (Alicante) después de entrar al mar para socorrer a un grupo de bañistas que inicialmente no podía salir del agua por las corrientes.

Fuentes municipales, sanitarias y de la Guardia Civil han informado a EFE de que este suceso ha ocurrido en torno al mediodía en la playa urbana de La Roqueta, a la altura de la urbanización Ben Amor, en un día de mucho oleaje, intensas corrientes y fuerte viento en la zona, aunque no ondea la bandera roja porque el servicio de socorrismo en las playas de Guardamar arranca el 15 de junio.

Aunque las distintas fuentes consultadas por EFE varían en el número de personas y edades que formaban parte del grupo de bañistas que al principio no podía salir del mar, el Centro de Información y Coordinación de Urgencias de la Generalitat (CICU) ha señalado que, al parecer, eran dos jóvenes que se veían arrastrados por la corriente.

Un grupo de seis personas se metió en el agua para tratar de rescatarlos y dos de ellos terminaron falleciendo. Además, los profesionales sanitarios han atendido a un varón de 39 años con síntomas de ahogamiento y ha sido trasladado por un SAMU hasta el hospital de Torrevieja.

Del mismo modo, se ha atendido a otras dos personas, una mujer de unos 20 años que presentaba mareo leve y ansiedad, y un varón de 22 también por mareos y por haber tragado agua. Ambos han sido dirigidos por dos unidades del Soporte Vital Básico (SVB) al mismo hospital de Torrevieja.

A la playa para las labores de auxilio y las tareas de recuperación cardiopulmonar (RCP) han acudido efectivos de la policía local, Guardia Civil, bomberos, el referido personal del SAMU y también efectivos fuera de servicio de Cruz Roja, ya que esta institución humanitaria no estaba de servicio porque el socorrismo en las playas de Guardamar comienza el sábado de la próxima semana.

Estas dos muertes se producen 24 horas después de que otro varón, de 68 años, también falleciera en la misma playa de Guardamar a las 12 horas del jueves, según el CICU, que ha añadido que fueron avisados de que ese varón se estaba ahogando y que cuando llegó una ambulancia del SAMU practicó las labores de reanimación durante 30 minutos, sin éxito.

Las playas de Guardamar del Segura son, por abiertas, especialmente peligrosas los días de levante por las corrientes hacia el interior que se forman en varios de sus puntos, lo que en la población se conoce como ‘canales’, que dificultan sobremanera el regreso a la arena.

Estas tres muertes en las últimas 24 horas elevan a ocho el número de fallecidos en la última semana en las playas de la provincia de Alicante, un listado que se inició el pasado domingo con la muerte de un hombre de 48 años, de origen moldavo, en la cala Fustera de Benissa.

En la tarde del lunes, día 3 de junio, otros tres hombres fallecieron ahogados en Elche, Calpe y Orihuela, mientras que un cuarto de 80 años fue reanimado y hospitalizado en la playa de Poniente de Benidorm.

Las tres víctimas mortales de ese día se hallaban en la playa del Arenal-Boll de Calpe, un hombre de 82 años a las 15 horas; en La Marina de Elche, con otro varón de 50 y nacionalidad checa; y el tercero se bañaba en la playa Capitán de Orihuela.

Un día después, el martes 4, perdió la vida una mujer de 72 años en la playa de La Mata de Torrevieja tras ser sacada del agua inconsciente y sin que el personal de una ambulancia del SAMU que le practicó la reanimación cardiopulmonar avanzada y otras técnicas consiguiera recuperarla.

 

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sucesos

El hombre de los 2.000 tumores no irá a prisión: suspendida la ejecución de su condena

Publicado

en

El hombre de los 2.000 tumores no irá a prisión
Paco Sanz, conocido como el hombre de los 2.000 tumores, a su llegada a los juzgados de Llíria (Valencia). EFE/Manuel Bruque/Archivo

Madrid, 24 jun (OFFICIAL PRESS-EFE).- La Audiencia Provincial de Madrid ha suspendido la ejecución de la condena de dos años de prisión impuesta a Paco Sanz, conocido como el hombre de los 2.000 tumores, siempre y cuando no delinca en los próximos cuatro años.

El hombre de los 2.000 tumores no irá a prisión

En un auto al que ha tenido acceso EFE, la Audiencia toma esta decisión teniendo en cuenta que el condenado -que recibía tratamiento en el Hospital General de València, ciudad en la que también se organizó una gala benéfica a su favor- carece de antecedentes penales, que la pena impuesta no supera los dos años de prisión y que ha consignado 40.000 euros de fianza, suficiente para devolver los 36.918 euros que estafó.

Sanz fue condenado en 2021 a dos años de prisión por simular que padecía una enfermedad letal y que si no viajaba a Estados Unidos para curarse, iba a morir.

Esa sentencia fue fruto del acuerdo alcanzado entre la defensa de Paco Sanz y la Fiscalía, que redujo su petición de condena de seis años a solo dos.

Ahora, la Audiencia atiende a la petición del condenado y considera que no es necesario su ingreso en prisión siempre y cuando no cometa ningún delito en los próximos cuatro años.

«Síndrome de Cowen»

Según la sentencia, a Paco Sanz le diagnosticaron la enfermedad del «síndrome de Cowen» en 2009, que se «caracteriza por la aparición de tumores benignos» pero sin riesgo de morir, por lo que se aprovechó de su dolencia para obtener «un lucro patrimonial ilícito desde 2010 hasta 2017».

Durante este periodo de tiempo, Paco Sanz hizo creer, a través de redes sociales y medios de comunicación, que su enfermedad era «muy grave», por lo que creó una página web en la que exageraba los síntomas de su enfermedad con la finalidad de «conmover a las personas» para que le donasen dinero y financiar así un supuesto tratamiento en Estados Unidos.

Pero en realidad, según explica la sentencia, «consistía en un ensayo experimental gratuito y sin coste alguno» que tenía lugar en el Hospital General de València.

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Continuar leyendo