Síguenos

Extraofficial

La lección de feminismo de Ana Obregón a la ministra Irene Montero

Publicado

en

ana obregón irene montero

EXTRAOFFICIAL. A días de la celebrción del Díade la Mujer y ante las manfestaciones que podrían producirse el 8-M, Ana Obregón ha lnzado un duro mensaje a la ministra de Igualdad Irene Montero dándole toda una lección de feminismo. La actriz ha compartido en su cuenta de Instagram esta publicación que se ha hecho viral:

«El 8M es el día internacional de la MUJER.La ministra de igualdad ha convocado manifestaciones a pesar de la pandemia.Desde el respeto voy a refrescarle la memoria porque a veces las conexiones sinápticas de las neuronas con tanto lío nos van despacio.

-1/ Estudios científicos (Imperial College) han demostrado que si se hubiera confinado España un día antes de las manifestaciones del 8M se hubieran evitado 20.000 muertes.

-2/ El ministerio de igualdad con el apoyo del presidente del gobierno celebró el 8M en contra del criterio europeo del centro de control y prevención de enfermedades que desaconsejó celebrarlo.

.-3/Ayer murieron en España 400 personas por la pandemia. Las mutaciones( mal llamadas Cepas; una cepa es cuando el virus se fija) inglesas, sudafricana, etc ..son más letales sobre todo en gente más joven.Se contagian a pesar de llevar mascarillas si no se mantiene una distancia de 2 metros.

-4/Desde la OMS y los verdaderos expertos aconsejan evitar aglomeraciones.

Todos queremos que esta pandemia acabe, pero nuestra ministra se empeña en celebrar esas manifestaciónes para que empiece la cuarta ola antes de acabar la tercera, para que se contagien y mueran mujeres de todas las edades, para que los trabajadores se sigan arruinando.

Por favor no añadas más tumbas a la mala gestión del gobierno. Menos mal que la Ministra de Sanidad ha dicho que no va asistir.

Porque no asistir no significa que no seamos feministas, significa que queremos evitar más muertes. Y eso enaltece a la mujer. Este es mi humilde consejo, Irene.

De una madre a otra madre, de una madre soltera que ha cuidado educado y trabajado sin tener que utilizar (como dicen que has hecho tú) una niñera pagada con dinero público, una madre que no ha tenido a Pablo para que le compre un chalet y tener un ministerio (qué suerte), una madre que ha cogido de la mano a su hijo luchando contra el cáncer y no la ha soltado hasta el último momento.
Que no os engañen, elevad las palabras, no la voz. Es la lluvia la que hace crecer las flores no los truenos.#8m», finalizaba Obregón.

Pero ante las duras críticas recibidas, la ministra Montero contestaba pidiendo «Este 8-M, más feminismo». Y a través de tuit respondía alegando «Sabemos que este 8M será diferente, marcado por la pandemia y respetando escrupulosamente lo que digan las autoridades sanitarias. Lo que no vamos a tolerar es el discurso de criminalización de la derecha contra la lucha de las mujeres. Este #8M más feminismo».

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Extraofficial

La Johnson, la Faixa y la Artanenca: anécdotas de la vacunación

Publicado

en

(EFE).- Un hombre disfrazado de payaso, una mujer que se dejó a medias un banquete de bodas, personas ataviadas con pareos o gente que acude con pequeños obsequios para los sanitarios, como tartas y hasta orquídeas, son algunas de las anécdotas que está dejando el proceso de vacunación masiva contra el coronavirus.

Las cartas y dibujos de agradecimiento son otra de las curiosidades que se han encontrado los profesionales que vacunan, que además de pinchar han tenido que hacer fotos, recoger objetos perdidos o ver cómo la gente rebautizaba lo nombres de las vacunas, según explican a EFE los responsables de tres grandes ‘vacunódromos’ de la Comunitat Valenciana.

DISFRAZADO DE PAYASO, PERO CON EL BRAZO LIBRE

Hay gente para la que recibir la vacuna es motivo de fiesta, y si no que se lo pregunten al hombre que acudió «totalmente vestido de payaso, pero con el brazo bien libre» en sus dos citas para pincharse en la Institución Ferial Alicantina (IFA), reconvertida desde abril en ‘vacunódromo’.

«Supongo que era porque estaba muy contento», explica a EFE el coordinador de la vacunación en IFA, Carlos de Gregorio, quien señala que no se «toman a mal» estas actitudes -también ha ido gente con caretas o disfraces «menos elaborados»- mientras no se desvirtúe el proceso de la inoculación.

Entre las 200.000 personas que ya han pasado por este recinto se han encontrado también a alguna que se ha santiguado primero como forma de «bendecir» la vacuna, o a una que acudió con un péndulo y no consintió en recibir su dosis hasta que el objeto no le transmitió que «no había problema» en hacerlo.

De Gregorio se queda sobre todo con el reconocimiento de la gente, que atribuye a que acuden con «cierto miedo» y cuando ven la «calidad humana» de todo el equipo, desde enfermeros a celadores, les llevan luego dibujos, muñequitos -como la Dama de Elche, localidad donde se ubica IFA-, e incluso les regalaron una docena de orquídeas.

TARTAS, BOMBONES Y UN SILLÓN DE LA REFLEXIÓN

Tartas, bombones o una rosa son algunos detalles que ha recibido enfermeras que vacunan en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de València, un ‘vacunódromo’ por el que han pasado ya 450.000 personas, en el que la pared de un vestuario se ha panelado con las cartas, dibujos y tarjetas de felicitación que les han ido entregado y que les animan el día.

La coordinadora de enfermería en este espacio, Amparo Antonaya, destaca de entre todas las anécdotas la de un día de lluvia en la que esperaban a personas de más de 70 años que llegaban en autobús desde poblaciones del área metropolitana. Para evitar que pudieran resbalar por el suelo mojado, los sanitarios decidieron subirse a los autobuses y pincharles allí.

«Los abuelitos lo agradecieron mucho y nos decían: es como si nos fuéramos a Benidorm, quédense ustedes y nos vamos a pasar el día allí», indica a EFE Antonaya, quien lo recuerda como un «momento entrañable» y señala entre risas que finalmente no lo hicieron, aunque todos tenían ganas de viajar recordando sus escapadas con el Imserso.

Si hasta IFA ha llegado gente en chanclas y con pareo, como si hicieran un paréntesis entre baño y baño, en la Ciudad de las Artes se encontraron con una mujer vestida elegantemente que les explicó que venía de un banquete de bodas, donde había bebido mucho vino y adonde tenía intención de volver para seguir haciéndolo tras ser vacunada.

«Márchese, disfrute de la boda y me cojo sus datos para vacunarla otro día», fue la respuesta que le dio la coordinadora de vacunación en la Ciudad de las Artes, lugar donde por cierto han instalado un «sillón de la reflexión» para la gente que acude a vacunarse pero tiene dudas y necesita tiempo para pensar.

LA PINTORA A LA QUE INSPIRÓ LA VACUNACIÓN

La primera dosis de la vacuna inspiró de tal manera a una pintora de Castellón, María Griñó, que al llegar a casa creó una ilustración con el rostro de una mujer ataviada con guantes, una jeringuilla y una vacuna, y cuando volvió para la segunda dosis lo regaló al personal sanitario, que lo recibió con emoción y lo tiene expuesto en el Auditori de Castelló.

«Sobre todo, lo que más hemos recibido son cartas de agradecimiento», explica EFE Inmaculada Fabregat, coordinadora del personal que vacuna en el auditorio, quien se ha encontrado con gente mayor que acudía el día de antes de la cita «para no perderse» al día siguiente, y con personas que después de mucho tiempo sin verse se han reencontrado allí gracias a la vacuna.

También ha visto cómo los nervios llevaban a algunas personas a no atender bien las explicaciones y pasar directamente a la sala de espera, en lugar de al box de vacunación, y luego decían que nadie les pinchaba, y a compañeras que han acudido puntualmente a vacunar y han pedido volver, para «estar en lo bueno tras haber trabajado en lo malo» de la pandemia.

LA JOHNSON, LA FAIXA Y LA ARTANENCA

Quienes vacunan ha visto cómo eran rebautizadas las farmacéuticas, y han atendido a gente que iba a ponerse «la Johnson» (por la Janssen), la ‘Faixa’ (faja en valenciano, en lugar de Pfizer) o «la Artanenca» (una variedad de aceituna castellonense, en lugar de AstraZeneca), o que directamente pedían «la buena».

También han descubierto que la gente «pierde bastantes cosas» en estos sitios, desde paragüas a gafas de sol, algún fular y muchas tarjetas sanitarias, y se han emocionado cuando han podido vacunar al padre o la abuela, imagen que será guardada para la posteridad, como las de otros vacunados que han pedido que les hicieran la foto, o se han hecho ‘selfies’, o han grabado en vídeo este importante momento.

Continuar leyendo