Síguenos

Otros Temas

Descubre qué símbolo del «Micalet» cumple este mes 400 años

Publicado

en

La campana “El Manuel” de la torre del Micalet de la Catedral de Valencia cumple este mes de septiembre el cuarto centenario de su fundición en el siglo XVII cuando fue encargada por el arcediano Tapia en el año 1621. 

La campana “El Manuel”, de casi dos mil kilos de peso y más de un metro de altura, fue realizada por el fundidor Miquel de Vielsa, muy conocido en esa época, que fabricó también campanas para otras localidades de la diócesis como Algemesí o Mislata. 

El arcediano (antiguo cargo que existía en la Catedral) Tapia provenía de buena familia y realizó varios regalos a la Catedral de Valencia que pagó de su “pecunia”, como una capa que ha desaparecido o la nueva campana “El Manuel”, según ha indicado Francesc Llop, presidente de los Campaners de la Catedral. 

“No se tiene constancia de cuando fue finalizada ni bendecida, pero en un dietario encontrado en la Catedral se indica que en septiembre de 1621 se estaba empezando a construir y que en febrero de 1622 se sube a la torre”, ha explicado LLop. 

La campana de bronce cuenta con varias inscripciones grabadas como la escena de una crucifixión, la Virgen con el niño, San Miguel y San Antonio. También tiene la frase en latín “Esta es la cruz del Señor, huid los enemigos” que protege a la catedral y a la ciudad de todo mal, cada vez que suena.  

Campana «El Manuel»

También está grabada la imagen de una lagartija. “Esto significa que la campana ha sido refundida, ya que antiguamente se creía que las lagartijas nacían del fuego ya que al quemar troncos de madera salían de ellos”, ha indicado. “Igual que las lagartijas renacen del fuego, las campanas refundidas vuelven a la vida tras pasar por las llamas”, ha explicado.  

En la Catedral siempre ha existido una campana “El Manuel”. La anterior databa del año 1580, fundida por Felip de la Torre, y otra anterior fue realizada en el año 1437 por Antoni Martí.

Utilizada para indicar el cierre de murallas 

“El Manuel” se utiliza para el toque de cierre de murallas al atardecer que los campaneros siguen interpretando “para religar el pasado con el presente”.  Es una de las campanas que más se usaba y se requerían cuatro personas para tocarla.

 “En las ordenanzas municipales de 1905 se indica que los vehículos que habían en esa época debían encender sus luces al segundo toque de la campana, eso demuestra su importancia”, ha manifestado Francesc LLop. 

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros Temas

Un ciclista recibe decenas de perdigones al ser confundido con un conejo por un cazador

Publicado

en

Un ciclista recibe decenas de perdigones al ser confundido con un conejo por un cazador

Alicante, 29 nov (EFE).- Un ciclista ha sido atendido por recibir el impacto de decenas de perdigonazos en la zona lumbar, piernas y nalgas cuando fue confundido con un conejo por parte de un cazador en una partida rural del término municipal de Alicante.

Según fuentes policiales, el ciclista se encuentra fuera de peligro a raíz de un suceso que ocurrió ayer, domingo, por la mañana cuando pedaleaba en la partida de Orgegia.

El ciclista observó dos cazadores por las inmediaciones pero a los pocos metros fue disparado por un tercero que le disparo al menos un cartucho cargado con numerosos perdigones, que le impactaron.

El deportista pidió auxilio al ‘112’ para ser atendido por la unidad de Partidas Rurales de la policía local alicantina y por una ambulancia, al tiempo que se identificó al cazador y se le requirió la documentación de la actividad cinegética, que se comprobó que se ajustaba a la legalidad.

En su relato a los agentes, el cazador alegó que había confundido el movimiento del ciclista con el de un conejo y admitió que le disparó con un cartucho, que contiene un alto número de perdigones, lo cual concordaría con el testimonio de la víctima sobre que había sufrido decenas de perdigonazos.

La policía local enviará el informe redactado con los hechos tanto al juzgado de guardia como al Cuerpo Nacional de Policía para que se determine si es necesario iniciar una investigación por un supuesto caso de imprudencia.

Continuar leyendo