Síguenos

Otros Temas

El robo en una empresa de discapacitados desata una ola de solidaridad

Publicado

en

València, 10 ago (EFE).- La empresa emergente Timpers, dedicada a la fabricación de zapatillas e integrada en su totalidad por personas con discapacidad, sufrió un asalto el pasado mes de julio y el robo de más de la mitad de sus existencias; un suceso que pudo suponer el punto y final de un sueño, pero que se ha transformado en un nuevo impulso económico gracias a una ola de solidaridad.

El robo se produjo en la madrugada del 22 al 23 de julio en una nave industrial de Torrent (Valencia) que esta empresa usa como almacén centralizado para preparar todos los pedidos.

Como consecuencia del mismo, la empresa vio muy mermadas sus existencias y comprometido su futuro, ante la imposibilidad de obtener liquidez y continuar con sus operaciones.

El responsable de comunicación de Timpers, Diego Soliveres, explica a EFE que «los ladrones rompieron la cerradura de la puerta peatonal de la nave, entraron y desde dentro rompieron una persiana. Metieron una furgoneta y cerraron mientras desvalijaban la nave. Se llevaron unos mil pares de zapatillas, aproximadamente el 60 % de las existencias«.

«La policía nos ha dicho que seguramente la intención de los ladrones sea vender las zapatillas en mercadillos o a través de plataformas de venta por internet, por eso decidimos utilizar las redes sociales para informar de lo sucedido y pedir la colaboración de la gente«, prosigue.

«Fue un mensaje claro y sincero, sin intención alguna de dar lástima. Contamos lo sucedido, pedimos colaboración por si alguien veía las zapatillas, para que nos avisase o alertase a la policía y pedimos a la gente que pensase en nosotros si tenía pensado hacer algún regalo», añade Soliveres.

Timpers es una empresa con un marcado carácter social, que ha evidenciado en varias iniciativas en sus primeros años de vida, aunque la más importante es la de contratar únicamente a discapacitados.

«Esto es así y es lo que nos define, pero no somos una ONG, hemos de hacer frente a los pagos, como todos, y para ello necesitábamos ingresos, así que activamos una preventa de los modelos de otoño. Necesitábamos vender aún sin disponer de zapatillas, y la verdad es que la gente se ha volcado con nosotros, el apoyo recibido ha sido tan inesperado como brutal», explica.

Entre el martes y el sábado de la semana pasada esta firma de zapatillas fabricadas en la provincia de Alicante ha recibido más de 1.600 pedidos, que garantizarán su viabilidad en los próximos meses.

Además, el próximo 24 de agosto, en la gala inaugural de los Juegos Paralímpicos de Tokio, toda la delegación española desfilará calzada con estas zapatillas, que ya ha vestido el primer equipo del Levante y otros deportistas del club valenciano.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros Temas

Malferida, la ‘coca-cola’ valenciana nacida en la aceleradora de Juan Roig

Publicado

en

Malferida, la 'coca-cola' valenciana nacida en la aceleradora de Juan Roig

València, 26 oct (EFE).- La empresa valenciana de refrescos Malferida ha cerrado su primera ronda de inversión cercana a los 100.000 euros en menos de 24 horas y dejando lista de espera, un hito que permitirá a la compañía crecer y consolidarse como la bebida de cola “sin secretos”, triplicando su venta en relación al pasado año.

Así lo explica en una entrevista con la Agencia Efe la directora general de Malferida, la valenciana Lucía Mompó, que puso en marcha la empresa hace tres años a partir de su trabajo final de grado y tras entrar en uno de los programas de aceleración de empresas emergentes de Lanzadera, la aceleradora de Juan Roig.

“Entonces Malferida era una idea, un Excel, algo muy diferente a lo que es hoy”, relata Mompó, cuyo proyecto toma el nombre de la localidad valenciana de Aielo de Malferit, de donde es originaria su madre y donde un relato local sitúa el origen del primer refresco de cola.

La historia oficial fecha el nacimiento de la Coca-Cola en 1886, en el laboratorio del farmacéutico estadounidense John S.Pemberton, aunque en Aielo se cuenta que, seis años antes, allí habían inventado un jarabe con un sabor parecido y la misma base.

Ese crecimiento, afirma Mompó, es lo que les llevó a lanzar su primera ronda de inversión en una plataforma digital en la que las compañías pueden fijar la cantidad que necesitan y los inversores tienen un plazo de un mes para realizar sus aportaciones. En último término, estas inversiones solo se hacen efectivas si la cantidad comprometida por el total de quienes quieren invertir supera el 70% del objetivo fijado por la empresa.

En el caso de Malferida, en 24 horas no solo se alcanzó el objetivo fijado, sino que casi una cincuentena de inversores, tanto particulares como empresas, comprometieron un 25% más de esa cantidad, lo que supone el límite máximo que permite la plataforma, en la que se generó incluso lista de espera con el cierre de la oferta.

“Esto nos va a permitir acelerar el crecimiento, ampliar el equipo e invertir en tecnología”, señala la directora general de la empresa, que apunta a una “fase dos” del proyecto: “Hasta ahora nos hemos centrado en trasladar que la Malferida es una bebida valenciana y natural, pero ahora buscamos acercar todavía más el producto al consumidor incidiendo en el concepto de transparencia”.

En este sentido, Malferida pretende presentarse como “la bebida sin secretos” y darse a conocer fuera del ámbito local, aunque, asegura Mompó, “siempre será un refresco valenciano”.

“Decimos que somos un producto local porque realmente lo somos”, afirma la empresaria, que detalla que “todo está producido en la Comunitat Valenciana, con proveedores valencianos”, y recuerda que la compañía incluso cuenta con el Certificado Kilómetro Cero.

Al componente local del producto se une la apuesta por lo natural: Malferida está elaborada a partir de componentes naturales y es apto para personas veganas, vegetarianas, celíacas y diabéticas, ya que no se endulza con azúcar sino estevia.

“Nuestra idea siempre fue hacer un refresco que te puedas tomar con la conciencia tranquila”, resalta Mompó, que ha percibido que el deporte, el yoga, o la apuesta por lo ‘bio’ están en el centro “del estilo de vida del consumidor de Malferida”.

Por eso, se puede encontrar en la cadena de tiendas catalana Ametller Origen, que vende productos saludables, además de en supermercados como Carrefour o Aldi, tiendas, restaurantes y bares de toda España, así como en la página web de la empresa, www.malferida.es, que recoge los 500 puntos de venta en ciudades como València, Castelló de la Plana, Alicante, Murcia, Barcelona y Madrid.

En cuanto a su posible expansión fuera de las fronteras españolas, Mompó lo deja para una futura “fase tres” y afirma estar centrada ahora en aprovechar que el tiempo y la pandemia han cambiado los hábitos de consumo: “Lo que hemos vivido ha dejado un consumidor más preocupado por llevar una vida saludable, pero también más rebelde y menos conformista, y esos son los rasgos que caracterizan Malferida”.

Continuar leyendo