Síguenos

Consumo

Estos son los 10 beneficios de la manzanilla

Publicado

en

Las principales propiedades de esta hierba son: antiinflamatorias, antialérgicas, antibacterianas y sedantes. Además, posee buenas ventajas digestivas, por lo que se recomienda beber una taza de té de manzanilla después de comer para aliviar dolores, calmar la pesadez y hasta en casos de úlceras o gastritis.

También es utilizada en la elaboración de cremas y extractos medicinales, tal y como señala Noticias24.com. Estos son los 10 efectos beneficiosos de la manzanilla:

1. Menos gripe: Su consumo aumenta los niveles de polifenoles en la sangre, que ayuda a combatir las bacterias.

2. Dormir mejor: Una sustancia química de la manzanilla llamada Chrysin ayuda a dormir profundamente.

3. Alivia el dolor menstrual: La infusión de manzanilla aumenta los niveles de glicina, un relajante muscular que calma los dores.

4. Contra la diabetes: Podría reducir el azúcar en la sangre en personas con diabetes tipo 2, según algunas investigaciones.

5. Mejora la piel: Ayuda a suavizar la piel y promueve la regeneración celular. También tienen un efecto limpiador y calmante.

6. Aclarado del pelo: Es un tinte natural, pues al ser diluida en agua libera pequeñas cantidades de peróxido de hidrógeno, aclarando el cabello.

7. Menos colesterol: La manzanilla tiene colina, un nutriente que protege al hígado de la acumulación de grasa y ayuda a eliminarla de la sangre.

8. Baja el colesterol: Pacientes con problemas de ansiedad generalizada redujeron sus sintomas en 8 semanas.

9. Previene el cáncer de mama: Contiene apigenina, una sustancia que puede bloquear la capacidad de las células cancerígenas de vivir más tiempo e incluso detener su propagación.

10. Digestión: Alivia trastornos como la indigestión, náuseas, vómito, pérdida del apetito y gases intestinales.

Consumo

Indignación ante la «doble imposición» de la nueva factura de electricidad

Publicado

en

EFE/Archivo

València, 10 may (EFE/OP).- La Asociacion Valenciana de Consumidores y Usuarios (AVACU) ha rechazado este lunes el modelo de «doble imposición» en el nuevo sistema de facturación de la electricidad, en el que se abonará tanto el IVA como el impuesto sobre la electricidad, lo que conllevará «pagar un impuesto sobre otro impuesto que ya se está pagando».

El modelo, que entrará en vigor el próximo 1 de junio y que afectará a los consumidores que se encuentren en el mercado regulado, dividirá la factura en los apartados de energía consumida, peajes (establecidos por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), cargos, alquiler de contador e impuestos (de electricidad, un 5,1 % e IVA, 21 %), han explicado desde AVACU.

Así, han afirmado que con los tres tramos horarios -de 10h a 14h y de 18h a 22h, el precio más alto; de 8h a 10h, de 16h a 18h y de 22h a 24h, el precio intermedio; y de 0h a 8h, el precio más barato- «se intensifica la discriminación horaria», ya que esas diferencias «repercutirán directamente a la hora de calcular las tarifas referentes a los peajes y cargos y tendrá relevancia en la factura final».

No obstante, han reconocido que los consumidores van a poder contratar dos potencias diferentes en su factura, una para los tramos de precio más alto e intermedio, y otra específica para el tramo valle, dependiendo de sus necesidades de potencia según el horario.

Desde AVACU también han expuesto que el nuevo modelo de facturación, que busca ser más sencillo, se va a reducir a dos páginas, y que a partir de un código QR el usuario podrá acceder al comparados de energía de la CNMC para valorar y elegir las opciones que más se adapten a sus hábitos y necesidades.

Pese a ello, el presidente de la asociación de consumidores, Fernando Móner, ha señalado que es «una lástima» que no se haya contado con los consumidores a la hora de establecer las tarifas o de buscar alternativas: «No creemos que esta sea una solución satisfactoria para la mayoría de los consumidores, que van a sufrir tarifas más altas en el horario más habitual y de mayor consumo de luz».

Por ello, ha afirmado que desde AVACU entienden que se han marcado los periodos de más consumo con las tarifas más altas, con el fin de incrementar el gasto e instando a los consumidores a que tengan que adecuar sus hábitos a esas franjas horarias,: «No sabemos quién se va a poder beneficiar realmente de la facturación adecuada a esos tramos horarios establecidos», ha concluido.

Continuar leyendo