Síguenos

Empresas

Firmado el ERE para 630 trabajadores de Ford con prejubilaciones y bajas incentivadas

Publicado

en

EFE/Kai Försterling/Archivo

València, 26 abr (EFE).- La dirección de Ford Valencia y los sindicatos UGT y CCOO han firmado el acuerdo para el ERE de 630 trabajadores por el que se aplicarán prejubilaciones para un 80 % de los afectados, según los cálculos, y bajas incentivadas.

El acuerdo, basado en la última propuesta realizada por la dirección, recoge prejubilaciones para empleados de 55 a 63 años, que recibirán un complemento salarial variable por edad del 80 % del salario neto regulador para los trabajadores de 55 y 56 años, y del 85 % para los de 57 años o más, según el programa de prejubilaciones.

Serán elegibles los trabajadores de 63 a 55 años cumplidos a 30 de junio, excepto los vinculados por un contrato de acceso a la jubilación parcial, y se les aplicará el convenio especial de la Seguridad Social, seguro de vida y complemento de garantía hasta los 64 y los 65 años, según la edad.

Respecto a las bajas incentivadas, podrán acceder a ellas todos los empleados desde los 63 años excepto los vinculados a contrato temporal, de relevo o de acceso a la jubilación parcial; y los empleados hasta 54 años cumplidos en el momento de la baja con una indemnización de 45 días por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades, más complemento de antigüedad y una gratificación especial.

En todo caso se garantiza una indemnización mínima de una anualidad de estos conceptos, y los empleados con 55 a 63 años en el momento de la baja recibirán una indemnización y el convenio especial de la Seguridad Social.

Para el sindicato mayoritario, UGT, se trata de «un gran acuerdo» de acompañamiento a la jubilación, que también ha rubricado CCOO pero no el STM y la CGT, han informado fuentes sindicales.

Según UGT, el acuerdo es el que perseguía el sindicato «desde el convencimiento de que servirá para resolver el enorme problema que se nos había planteado como es un expediente de 630 despidos».

El acuerdo para la firma del ERE se ha alcanzado este lunes por la tarde después de un receso tras el rechazo inicial de todos los sindicatos para estudiar la propuesta que ha presentado la dirección de Ford por la mañana, que era la última y con ella concluía el periodo de negociación del expediente.

Los planes de salida de los trabajadores se activarán a partir de mayo hasta el mes de diciembre, y el periodo de las adhesiones voluntarias a las bajas incentivadas finalizará el 30 de junio.

Cuando concluya este proceso, UGT pedirá comenzar las negociaciones del acuerdo de convenio para intentar despejar el futuro en carga de trabajo y modelos electrificados de la planta valenciana.

Tras la firma del expediente de extinción, las partes han celebrado una reunión sobre el ERTE que parará la producción, suspenderá el turno de noche y la fabricación de la furgoneta Transit Connect durante dos meses y medio -alrededor de 30.000 unidades-.

El ERTE se llevará a cabo durante veinte días hasta el mes de julio y está provocado por la crisis de los semiconductores.

Este último ERTE, firmado únicamente por UGT, se iniciará este miércoles, jueves y viernes en la planta de montaje de vehículos; en mayo afectará la semana del 3 al 7 y los días 10 y 11 tanto para vehículos como para motores, y los viernes 21 y 28 parará motores; en junio serán ambas plantas las que se paralicen la semana del 7 al 11, y los días 18 y 25 solo motores; y ya para julio se han programado paradas conjuntas los días 2, 9, 14 y 15, y el 19 solo en motores.

Empresas

CaixaBank gana en el primer semestre 20 veces más que en el 2020 gracias a la fusión

Publicado

en

(EFE).- CaixaBank ha obtenido un beneficio de 4.181 millones de euros en el primer semestre del año, 20 veces superior al de 2020, cuando ganó 205 millones, debido a los impactos extraordinarios asociados a la fusión, y ha anunciado el reparto de un dividendo en efectivo del 50 % del resultado ordinario.

La integración con Bankia supone una aportación positiva neta a efectos contables de 4.300 millones por el fondo negativo de comercio, conocido como ‘badwill’, y una negativa de 1.397 millones por el coste del proceso de reestructuración de personal y otros gastos asociados a la integración.

Sin estos extraordinarios, el resultado de CaixaBank se situaría en los 1.278 millones de euros, según ha informado la entidad a la CNMV, el supervisor bursátil.

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha destacado en un comunicado que la entidad «ha completado con éxito la primera fase de la fusión», después de haber alcanzado un acuerdo con los sindicatos para recortar la plantilla en 6.452 empleados, y ha avanzado que se han revisado al alza los objetivos de ahorros de costes anuales, desde los 770 millones calculados inicialmente hasta los 940.

El consejo de administración de CaixaBank ha aprobado la política de dividendos para 2021, una vez que el Banco Central Europeo (BCE) ha levantado el veto al dividendo de la banca dieciséis meses después.

La entidad ha establecido una distribución en efectivo entre los accionistas del 50 % del beneficio neto consolidado ajustado por los impactos extraordinarios asociados con la fusión con Bankia, que se pagará en un único abono en el ejercicio 2022.

El consejero delegado ha valorado el fin de la limitación del BCE al pago de dividendo y ha señalado que CaixaBank cuenta «con niveles muy confortables de capital y una excelente gestión del riesgo y, por ello, es prioritario retomar una remuneración adecuada» para los accionistas.

Además, ha puesto en valor que la entidad mantiene cuotas de mercado en torno al 25 % en España en los principales productos, como fondos de inversión, depósitos, y créditos a hogares y empresas.

CaixaBank ha alcanzado en estos primeros seis meses del año un margen de intereses de 2.827 millones, un 16,6 % más, y las comisiones netas han crecido casi un 30 %, hasta los 1.640 millones.

Los ingresos ‘core’, los derivados de la actividad bancaria, suman 4.899 millones (+20,6 %), y el margen bruto aumenta un 18,6 %, hasta los 4.883 millones. Por su parte, el margen de explotación cae más de un 90 %, hasta los 166 millones.

Los ingresos por dividendos, 152 millones de euros, incluyen los de Telefónica y BFA (Banco de Fomento Angola) por 51 y 98 millones de euros, respectivamente, y los resultados atribuidos de entidades valoradas por el método de la participación suman algo más de 200 millones.

La ratio de morosidad se mantiene estable en el 3,6 % y la ratio de capital CET1 se sitúa en el 12,9 %.

En términos de balance, el grupo presenta un volumen de negocio que supera los 964.000 millones de euros (recursos y créditos a la clientela), impulsado por la integración de Bankia.

El crédito bruto a la clientela supera los 363.000 millones, un 48,8 % más, y aumenta tanto el crédito a particulares como a empresas, así como la financiación al sector público.

«En un entorno todavía complejo y en plena integración, hemos conseguido mantener nuestra fortaleza de balance, con las mejores tasas de morosidad de la gran banca en España y un elevado ritmo de actividad comercial», ha subrayado Gortázar.

CaixaBank, por otro lado, ha informado de que durante la pandemia ha realizado un total de 617.212 operaciones de moratorias por un importe de 23.896 millones de euros, en su mayoría en España.

Del total de moratorias vigentes del grupo a 30 de junio (6.789 millones de euros), un 25 % finaliza a lo largo del tercer trimestre de 2021 y la práctica totalidad antes de finalizar el año.

Continuar leyendo