Síguenos

Valencia

IVI Valencia cumple 30 años y ha ayudado a nacer a más de 40.000 bebés

Publicado

en

VALENCIA, 16 DE JUNIO DE 2021

IVI Valencia ha celebrado sus 30 años de vida haciendo un balance de los principales hitos que ha logrado durante este tiempo, en los que ha ofrecido los últimos avances en medicina reproductiva, situando así a la ciudad como sede mundial en investigación y desarrollo sanitario de calidad.

 

Y es que, cada año, IVI Valencia atiende a una media de 4.500 pacientes, de los cuales el 40% son internacionales, provenientes de más de 140 países del mundo. Esta realidad permite estimar en unos 50 millones de euros el impacto económico indirecto reportado por esta clínica a la ciudad de Valencia.

 

“Fundada en 1990 por mi colega, el Prof. Pellicer y yo, IVI Valencia nació como la primera institución médica en España especializada íntegramente en Reproducción Humana Asistida, y desde entonces hemos abanderado con orgullo la Marca Valencia y España allá donde vamos. 30 años que esta sede celebra con el nacimiento de más de 40.000 bebés, liderando la medicina reproductiva a nivel internacional gracias a nuestra constante innovación y la realización de los tratamientos más novedosos”, comenta el Prof. José Remohí, cofundador de IVI.

Prof. José Remohí, presidente de IVI

Esta plataforma, líder en medicina reproductiva, ha contado en estos años con la labor de más de 500 trabajadores, el 85% de ellos mujeres, como empresa con un fuerte cariz pro mujer. Otro de los pilares que sustentan a IVI es su apuesta por la investigación, gracias a la cual ha recibido más de un centenar de premios de las sociedades científicas más importantes del mundo, situándola como referente en el sector y una de las 15 primeras empresas de la Comunidad Valenciana.

En cuanto a ejes fundamentales del plan estratégico de la compañía, el Prof. Remohí ha señalado hacia la medicina personalizada y preventiva, así como la genética, la innovación tecnológica y la reproducción de alta complejidad como nuevos horizontes de la medicina reproductiva.

Es ineludible un tema que copa todas las esferas de la sociedad desde hace más de un año: La COVID-19. A pesar de las implicaciones de esta pandemia a nivel social, sanitario y económico, el liderazgo de IVI a nivel mundial ha permitido ofrecer alentadoras cifras como el incremento en un 60% de contactos nacionales e internacionales a la sede valenciana, y el aumento en un 46% de tratamientos reproductivos de enero a mayo de 2021 versus 2020 –y a pesar de las restricciones geográficas-.

Durante el evento, el doctor Ernesto Bosch, director de IVI Valencia, ha destacado también que España es uno de los países con menor tasa de natalidad y cuenta con la segunda población más envejecida, por detrás de Malta. En este sentido, el Dr. Bosch ha recordado que “el descenso de la natalidad no depende de un aspecto médico, sino de uno económico y social” y ha resaltado la importancia de atenuar la caída de la natalidad a través de la reproducción asistida que “ya supone un 10% del total de nacimientos en nuestro país”, apuntando además que “técnicas como la preservación suponen hoy en día una gran revolución social y posibilitan que la mujer decida cuándo y cómo ser madre, facilitando así la conciliación laboral y personal”.

IVI Valencia ha situado siempre al paciente en el centro de su actividad, buscando a cada paso la manera de responder a sus necesidades presentes y futuras. En esta línea, el Dr. Bosch ha subrayado su apoyo en la creación de nuevos modelos de familia, cumpliendo el sueño de numerosas madres solteras y parejas de mujeres que deciden afrontar la maternidad con su ayuda.

 

30 años cumpliendo sueños y avanzando en investigación

 

Entre los numerosos hitos médicos de IVI Valencia durante estos 30 años, destacan los primeros niños del mundo nacidos de semen congelado procedente de tejido testicular del propio padre, o el primer nacimiento en el mundo de un bebé sano de padres portadores de linfohistiocitosis (enfermedad que afecta al sistema inmunológico y suele ser mortal), gracias al Test Genético Preimplantacional.

IVI Valencia fue además el primer centro español autorizado por el Ministerio de Sanidad para ayudar a las parejas a gestar un bebé compatible que salvara la vida de su hijo enfermo. Asimismo, ha desarrollado numerosas técnicas y líneas de investigación que han posibilitado el avance en medicina reproductiva como el rejuvenecimiento ovárico, la técnica del co-cultivo embrionario, que mejora la calidad embrionaria y posibilita una mayor tasa de embarazos en los tratamientos o el TCG, un test de compatibilidad genética que evita la transmisión de 600 enfermedades hereditarias, presentes en 1 de cada 300 recién nacidos.

El centro, con unidades de genética, endometriosis, cirugía reproductiva, apoyo emocional, salud del varón, medicina materno-fetal y gestión de congelados, cuenta con un programa gratuito de Preservación de la Fertilidad para pacientes oncológicos del que se han beneficiado 21 pacientes, desde que se pusiera en marcha en 2007.

Sobre IVIRMA Global

IVI nació en 1990 como la primera institución médica en España especializada íntegramente en reproducción humana. Desde entonces ha ayudado a nacer a más de 250.000 niños, gracias a la aplicación de las últimas tecnologías. A principios de 2017, IVI se fusionó con RMA, convirtiéndose en el mayor grupo de reproducción asistida del mundo. Actualmente cuenta con más de 65 clínicas en 9 países y es líder en medicina reproductiva.

Valencia

El «yonqui del dinero»dice ahora que manipuló las grabaciones que abrieron el caso Imelsa

Publicado

en

El "yonqui del dinero"dice ahora que manipuló las grabaciones que abrieron el caso Imelsa

València, 27 oct (EFE).- El exgerente de la empresa pública Imelsa y autodenominado «yonqui del dinero», Marcos Benavent, ha declarado ante el juez que él y su suegro manipularon y editaron las grabaciones que abrieron la investigación policial y judicial del caso Imelsa sobre supuesta corrupción en varias Administraciones controladas por el PP.

Benavent ha comparecido este miércoles a petición propia junto a su nuevo abogado, Juan Carlos Navarro, ante el titular del Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia y ha respondido únicamente a sus preguntas, rechazando cualquier interpelación del juez o el fiscal.

Según han explicado a EFE fuentes judiciales conocedoras de la declaración, el «yonqui del dinero» ha cambiado su versión sobre las grabaciones que dieron origen a esta macrocausa y ha afirmado que él y su suegro «cortaban y pegaban» esas grabaciones donde se aludía a la manipulación de expedientes o al cobro y reparto de mordidas.

Benavent, que ha declarado durante una media hora, mantiene que fue él quien realizó esas grabaciones, pero dice ahora que las provocó de forma malintencionada, es decir, provocando determinadas expresiones en sus interlocutores.

Otras fuentes, conocedoras igualmente del contenido de la declaración, han matizado que los cortes a los que ha aludido Benavent en su declaración hacen referencia a partes que consideraron, tanto él como su suegro, «intrascendentes».

Estas mismas fuentes han insistido en que, en su declaración, Benavent no ha puesto en duda la veracidad de las conversaciones y su objeto, y han recordado que Benavent ya dijo que consideraba esas grabaciones un «seguro de vida por si le pasaba algo», y que la «mala intención» con la que fueron realizadas ya se conocía.

Insisten además en que las grabaciones, en efecto, son fragmentos, pero que estos extractos no se encuentran editados ni presentan cortes.

En consecuencia, observan poco recorrido judicial a esta declaración e insisten en que no propiciará ninguna instrucción adicional o paralela, sino que la validez de estas pruebas se traducirá en unas cuestiones previas sobre las que se deberá pronunciar un tribunal.

El cambio de estrategia se cimienta, además, en el escrito presentado por su letrado, Juan Carlos Navarro, en el Juzgado de Instrucción número 18, en el que cuestiona toda la prueba documental obtenida a partir de unas grabaciones que califica como «sustraídas», además de «no íntegras, manipuladas y alteradas».

A juicio de este letrado, tras la denuncia presentada ante la Fiscalía Provincial por la entonces diputada de Esquerra Unida -actualmente consellera- Rosa Pérez Garijo «se privó al órgano enjuiciador del control» y se practicaron diligencias que «supusieron una restricción de los derechos fundamentales».

En dicha denuncia, Pérez Garijo aportó un lápiz de memoria que contenía las grabaciones cuya veracidad ahora niega Benavent.

Otro de los aspectos clave de la impugnación formulada por Juan Carlos Navarro es la diligencia de entrada y registro practicada en el despacho del anterior abogado de Marcos Benavent, Ramiro Blasco, por haberse hecho, supuestamente, sin las preceptivas autorizaciones.

En ese registro, efectuado por la UCO de la Guardia Civil, se hallaron los conocidos como «papeles del sirio», que llegaron a manos de Benavent a través de un tercero y que incriminan al exministro y expresident de la Generalitat Eduardo Zaplana en supuestas prácticas corruptas relacionadas con la privatización de las ITV valencianas y del plan eólico, y que han dado pie al conocido como caso Erial.

En referencia a este registro, el exgerente de Imelsa ha explicado este miércoles ante el juez que desconoce qué documentación se llevó la UCO del despacho de su exabogado, porque «tenía mucha».

Por último, el nuevo abogado de Benavent advierte sobre la «ruptura de la cadena de custodia» de las pruebas obtenidas, y alude expresamente al citado lápiz de memoria con las grabaciones, los documentos obtenidos en el despacho de Ramiro Blasco y la obtenida a partir del volcado de los ordenadores y el material informático analizado por la UCO.

El autodenominado «yonqui del dinero» se ha presentado en el juzgado con la misma estética que en sus últimas comparecencias públicas aunque sin el desparpajo ni la expresividad de otras ocasiones, más bien al contrario: ha desfilado ante la prensa cabizbajo y sin detenerse ni realizar comentario alguno.

Dentro del juzgado, tras declarar, se ha limitado a apuntar a los periodistas que había sido «amable» durante estos últimos cinco años, pero que eso se ha terminado, puesto que «no va a decir nada más».

Continuar leyendo