Síguenos

Valencia

Juan Roig invertirá 146 millones de euros en mecenazgo deportivo y emprendimiento

Publicado

en

Juan Roig mecenazgo deportivo y emprendimiento
Juan Roig, durante un acto. EFE/Archivo

Juan Roig, presidente de Mercadona, prevé invertir 146 M€, un 46 % más que el año pasado cuando destinó 100 M€, a las distintas iniciativas que lleva a cabo en el ámbito del Emprendimiento, la Formación, el Mecenazgo Deportivo y el Entretenimiento, y que canaliza a través de su Proyecto Legado.

De esta manera, un año más Juan Roig, con el objetivo compartido con miles de personas de impulsar el cambio y la transformación para lograr un impacto social más positivo en la Comunitat Valenciana y en España, ha destinado de su patrimonio personal la mencionada cantidad al desarrollo del Proyecto Legado.

Más de una década invirtiendo en la Comunitat Valenciana y en España

Su compromiso por reinvertir en la sociedad una parte importante de su patrimonio personal, se inició hace más de una década y nace del convencimiento de que “el conocimiento y el dinero dan la felicidad… si los compartes”.

En detalle, el proyecto Legado de Juan Roig lo conforman distintos proyectos sostenibles y solidarios, como son Marina de Empresas, ecosistema emprendedor conocido como la fábrica de empresas con un centro destinado a la formación empresarial; la Fundación Trinidad Alfonso, que organiza y promueve eventos y proyectos deportivos; el Valencia Basket Club; L’Alqueria del Basket, academia de formación de baloncesto; y Licampa 1617 (Roig Arena), recinto multiusos que albergará actos deportivos, culturales y de entretenimiento.

Juan Roig y su mecenazgo deportivo y de emprendimiento

Juan Roig es un empresario español nacido el 8 de octubre de 1949 en Valencia, España. Es conocido principalmente por ser el presidente y máximo accionista de Mercadona, una de las mayores cadenas de supermercados en España.

Roig proviene de una familia con tradición empresarial en el sector de la alimentación. Estudió económicas en la Universidad de Valencia y comenzó a trabajar en la empresa familiar, fundada por su padre, a una edad temprana. En 1981, asumió el control total de Mercadona y desde entonces ha liderado su transformación en una de las empresas más exitosas del país.

Un líder único

Bajo el liderazgo de Roig, Mercadona ha destacado por su enfoque en la calidad, la eficiencia operativa y la atención al cliente. Ha implementado un modelo de negocio centrado en la distribución eficiente, la gestión de inventario y la optimización de costos, lo que ha llevado a un crecimiento significativo y a una expansión geográfica a lo largo de los años.

Juan Roig es reconocido por su estilo de gestión innovador y orientado al detalle. Ha promovido iniciativas como la formación constante de empleados, la mejora continua de los procesos y la inversión en tecnología para mejorar la experiencia del cliente. También ha impulsado programas de responsabilidad social corporativa enfocados en la sostenibilidad y la comunidad.

Inversión constante

Además de su actividad empresarial, Juan Roig es conocido por su filantropía y por su apoyo al emprendimiento. Ha respaldado varias iniciativas educativas y sociales a través de la Fundación Trinidad Alfonso. Roig también ha invertido en startups y proyectos que fomentan la innovación y el desarrollo económico en España.

En resumen, Juan Roig es un destacado empresario que está dejando una huella significativa en el mundo de los negocios en España, especialmente a través de su papel en Mercadona, así como por su compromiso con el desarrollo social y económico de su país.

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

 

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Valencia

Este es el ingenioso método para librarse de los flamencos en la Albufera

Publicado

en

flamencos en la Albufera cocodrilos
Un grupo de flamencos se alimenta en uno de los pocos campos de arroz que aún permanece con una pequeña cantidad de agua en el entorno del Parque Natural de La Albufera. Archivo/ EFE/Manuel Bruque

¿Cocodrilos en la Albufera de Valencia? Suena extraño, pero sí. Desde hace un tiempo en l´Albufera pueden verse ejemplares de cocodrilos descansando bajo el sol, aunque unos muy especiales: hinchables, con asas y cuerda, fabricados con plástico y que pueden comprarse en la mayoría de bazares por 10 o 15 euros.

¿Resultan efectivos? Los caimanes hinchables son un intento a la desesperada por blindar sus arrozales. Que resulten más o menos efectivos es algo que todavía está por comprobar. La Cadena COPE explica que el año pasado ya se instalaron dos muñecos de plástico a modo de prueba y que, aparentemente, las zonas en las que estaban sufrieron menos pérdidas causadas por los flamencos.

Para salir de dudas y saber si los buenos resultados se repetirán habrá que esperar a que lleguen las bandadas de aves, que en diciembre dejaron imágenes fascinantes en el parque valenciano, con casi 30.000 ejemplares anidados en el humedal.

 

Los flamencos en la Albufera

Los arroceros han reclamado medidas ante la multiplicación de flamencos en la Albufera, y han advertido de que si no se toman medidas antes de la próxima campaña del arroz, los flamencos van a hacer «un daño terrible» a las cosechas y al sector.

«Estamos asustados», ha asegurado en un comunicado el responsable de la sectorial del arroz de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), José Pascual Fortea.

La organización agraria ha recordado que las bandadas de flamencos han ocasionado graves daños en los últimos años, que se suman a los perjuicios que ya venían provocando los patos, pero ha destacado de que la cría y multiplicación de ejemplares en el paraje amenazan con incrementar las pérdidas en el sector.

Ha señalado que en primavera, los flamencos «pisotean los campos recién sembrados con tal virulencia que los agricultores no sólo pierden esas plantas, sino que, en muchos casos, no resiembran porque no vale la pena, ya que la producción recolectada en la siega resulta tan exigua que no compensa los costes de producción».

Por ello, AVA-ASAJA ha reclamado a las administraciones que tomen cartas en el asunto, y o reducen la población de flamencos «a unos niveles razonables que permitan compatibilizarla con la actividad arrocera» o establecen «una línea de compensaciones con una suficiente cuantía económica para cubrir los daños totales en el cultivo».

«La situación es muy preocupante y quedarse de brazos cruzados no es una opción si queremos seguir produciendo arroz, un cultivo que contribuye de manera decisiva al mantenimiento del parque natural», ha manifestado.

Las consecuencias en los arrozales

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, ha añadido que la sociedad «está muy contenta de que haya miles y miles de flamencos en nuestro territorio, pero ha de saber que eso tiene unas consecuencias en los campos de cultivo, que es donde van a comer».

«En aquellos arrozales que los flamencos invaden, los agricultores posiblemente pierden toda la cosecha de un año, lo que supone una auténtica ruina», ha afirmado Aguado, quien ha defendido que «más vale prevenir que curar».

En este sentido, ha instado a las administraciones a «mostrarse conscientes y responsables, adelantarse al problema y preparar los planes que sean necesarios para garantizar todas las actividades que preservan este tesoro medioambiental que es la Albufera».

 

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Continuar leyendo