Síguenos

Valencia

La Comunitat podría sufrir terremotos de grado 6 de Richter, según un experto

Publicado

en

València, 20 sep (EFE).- La Comunitat Valenciana podría registrar algún terremoto de grado 6 o mayor en la escala de Ritcher si se atiende a los sismos históricos y carácter catastrófico que ha sufrido a lo largo de la historia y que podrían repetirse aunque «no se sabe cuándo».

Así lo indica a EFE el catedrático del departamento de Ingeniería Sismica y Geodesia de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Paco García, que ha incidido en que en general «la sismicidad en la Comunitat Valenciana es moderada o baja» y el territorio está «totalmente monitorizado con sismógrafos y acelerógrafos».

La zona con un riesgo sísmico «importante» en la Comunitat abarca desde el sur de la provincia de Valencia y toda la provincia de Alicante, especialmente la comarca de la Vega Baja, en el extremo sur, y todas ellas hay fallas activas del cuaternario que son «las que preocupan».

Ha recordado que el territorio ha sufrido tres sismos históricos que «han sido muy catastróficos», uno en Tavernes de Valldigna, otro en la zona de Montesa-Enguera y el más reciente, en el siglo XIX, en Torrevieja.

«Fueron de intensidad 10 que mide los daños. La magnitud de los terremotos se refiere a la energía y no empezó a medirse hasta el siglo XX», aclara.

Sostiene que, además de la magnitud, ahora todavía se utiliza la intensidad porque lo que preocupa son los daños que causan los terremotos en la naturaleza -si cambian cursos de ríos o tiran montañas-, en las edificaciones -si destruyen casa, naves o monumentos- y en los humanos -muertos y heridos-.

«Ya han sucedido terremotos catastróficos y podrían volver a suceder pero nadie sabe cuándo», defiende y reitera que, de los tres dominios geológicos de la Comunitat Valenciana, «el más propenso y más activo» es el denominado Bético (sur de Valencia y Alicante) -los otros son el Ibérico y el Costero-Catalán-

«Esperamos terremotos de magnitudes grandes, de 6 para arriba en la escala de Richter. Si los anteriores han sido de gran cantidad destructiva, por qué no podrían repetirse si son las mismas fallas», apunta comenta que «las fallas activas del cuaternario son las que preocupan».

Reconoce que en predicción de terremotos, están «en pañales» porque «sí se sabe dónde ocurrirán, en las zonas donde hay más probabilidad, pero no cuándo, el día y hora«.

«En La Palma se había informado de un enjambre de terremotos y que cabría la posibilidad (de una erupción) pero en ningún momento se dijo se iba a producir ayer», señala y advierte: «Una cosa es el riesgo sísmico con mayor probabilidad y otra el decir el día y la hora».

«Por eso la Comunitat Valenciana está en alerta sísmica 24 horas. Está monitorizada al cien por cien con estaciones sísmicas y acelerógrafos de la red nacional del Instituto Geográfico Nacional», apunta y recuerda que para vigilar «nuestra zona» hay también medidores en Murcia, Castilla la Mancha, Cataluña, Aragón e Islas Baleares porque «los sismos no atienden a fronteras políticas».

Defiende que se hagan estudios y planes de riesgo sísmico, al tiempo que valora que la construcción de edificios, puentes o cualquier infraestructura «se rija desde hace ya un tiempo por la norma de sismorresistencia».

Lo que ha descartado por completo es que la costa valenciana pueda sufrir un tsunami, pese a que se puedan registrarse terremotos en el mar.

«Tsunamis aquí nunca se van a dar. Se tienen que dar dos condiciones, la magnitud de ese terremoto no va a alcanzar un sismo de 6 o 7 y tenemos una plataforma continental muy desarrollada y la profundidad es muy pequeña de 200 o 300 metros», a diferencia de lo que se da en el Golfo de Cádiz o la costa de Málaga, Ceuta, Melilla y la costa marroquí y argelina.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sucesos

Convocan un minuto de silencio este jueves en memoria de Cristina, asesinada por su pareja en Valencia

Publicado

en

Conmoción en el mundo fallero por el asesinato de la chica de 30 años asesinada por su pareja

El crimen de la joven Cristina Blanch el pasado fin de semana en la calle Conde Altea ha provocado una indignación absoluta en la sociedad valenciana. La falla Maestro Gozalbo-Conde de Altea, comisión a la que pertenecía la chica ha anunciado a través de las redes sociales que a petición de la familia de la víctima «este jueves 9 a las 12:00 guardaremos 1 minuto de silencio en nombre de Cristina en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia. Pedimos a todos los valencianos que se unan a nosotros por ella y por todas las mujeres. Que se haga justicia. En honor a Cristina os pedimos que llevéis todos una rosa blanca. Que este silencio sea el mayor ruido, por Cris, por todas»

La comisión ha pedido a los usuarios que difundan «este mensaje, que llegue a toda valencia, que la sociedad valenciana se levante y condene lo ocurrido para que no vuelva a pasar» y también hacen hincapié en que «es un minuto para honrar a Cristina y respetar a la familia, no es una manifestación, es una muestra de unión«.

El pasado fin de semana agentes de la Policía Nacional hallaron el cuerpo sin vida de la mujer en una vivienda de la calle Conde de Altea, en el barrio de l’Eixample de València, y detuvieron a su pareja sentimental, un hombre de 35 años de edad.

El juzgado de guardia de Violencia sobre la Mujer de Valencia se hizo cargo de la instrucción del caso, y según fuentes policiales no había constancia de denuncias previas por malos tratos.

La joven, Cristina, de 30 años e hija de un empresario de la comunicación fallecido en 2012 en un accidente de tráfico, trabajaba en la empresa Ad Infinitum, dedicada a la adquisición, explotación y enajenación de fincas rústicas y urbanas, así como a la adquisición y venta de titulares de valores de renta fija y variable. La joven contaba con un currículum brillante, hablaba tres idiomas y era una mujer de éxito profesional.

Continuar leyendo