Síguenos

Sucesos

La manada de Callosa reconoce la violación grupal a la joven de 19 años

Publicado

en

La manada de Callosa reconoce la violación grupal a la joven de 19 años
Alicante, 5 jul (EFE).- Los cuatro integrantes de la conocida como manada de Callosa, acusados de una violación grupal a una joven de 19 años en 2019, han reconocido íntegramente los hechos y han pedido perdón ante el tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia de Alicante, en la que ha comenzado este lunes el juicio.

Los acusados, de entre 19 y 24 años, también se han mostrado arrepentidos, aunque alegan que no eran conscientes de lo que estaban haciendo, debido a la gran ingesta de drogas y alcohol que habían consumido previamente, según ha dicho a los periodistas el abogado de la víctima, Francisco González, al acabar la primera sesión del proceso.

De esta forma, han querido evidenciar que «sus facultades estaban mermadas», hecho que, en opinión de González, no está probado.

«Al contrario, las pruebas realizadas demuestran que eran grandes consumidores» de sustancias estupefacientes, lo que, a su juicio, incide en que estaban acostumbrados a ellas y sí podían seguir conscientes de la agresión.

El representante de la acusación particular ha señalado también que la víctima, que tendrá que declarar mañana, «se siente resarcida económicamente» con la sanción económica fijada inicialmente en el juicio.

Esta primera sesión, que se ha limitado a la lectura íntegra de los hechos y a su asunción por parte de los acusados, ha tenido lugar después de que el Ministerio Fiscal haya rechazado el acuerdo al que habían llegado la acusación particular y las defensas para «evitar una revictimización de la víctima» y que «tuviera que pasar otra vez por todo esto», ha explicado González.

El letrado ha detallado que ambas partes habían acordado solicitar penas de 18 años de cárcel para el presunto líder del grupo y entre 14 y 16 años para el resto de los componentes.

Sin embargo, ha continuado González, «el ministerio fiscal se ha desvinculado del acuerdo», por lo que los abogados del caso se han mostrado «sorprendidos y disgustados».

«No tenemos constancia de la motivación» ni de los «argumentos» esgrimidos por la Fiscalía, que «no ha contado con la víctima», según este abogado.

Tras la ruptura del acuerdo previo, los acusados se enfrentan a 200 años de prisión en total, según la petición de la Fiscalía.

González ha adelantado que confía en que el proceso se reduzca, ya que, a su juicio, el reconocimiento de los hechos convierte en «innecesarias» las pruebas testificales.

Mañana tendrá lugar la comparecencia de la víctima, tras la cual, su abogado espera que concluyan las sesiones inicialmente previstas.

Los hechos que se dirimen ocurrieron el día de Año Nuevo de 2019. Los cuatro procesados convencieron durante una fiesta en Benidorm a la víctima, una joven de 19 años, para que les acompañara al domicilio de uno de ellos, situado en el municipio vecino de Callosa d’En Sarrià, donde se produjo la violación grupal, que fue grabada con sus móviles, según han reconocido los procesados.

Al finalizar la primera sesión del proceso, el defensor de uno de los cuatro acusados, José Luis Sánchez Calvo, ha manifestado a los periodistas: «Que yo recuerde, es la primera supuesta manada que reconoce los hechos y pide perdón».

Este letrado ha ratificado que la vista de hoy se ha limitado a «la lectura íntegra de los hechos» por parte de la Fiscalía. «Los acusados han reconocido los hechos íntegramente y después han pedido perdón», ha relatado.

También ha indicado que los cuatro acusados han alegado que, «sin la intoxicación» generada por las grandes cantidades de «alcohol y drogas» que habían consumido previamente, la agresión «no habría pasado». «No eran conscientes de lo que estaba sucediendo», ha asegurado el abogado de uno de los acusados.

Tras la comparecencia ante el tribunal, «lo razonable, a la vista de lo ocurrido», ha continuado Sánchez Calvo, «es que se acorten las sesiones y que la Fiscalía rebaje las penas» solicitadas inicialmente, que suman en total 200 años de prisión.

«Es la primera vez en la historia que una supuesta manada pide perdón», ha sostenido Sánchez Calvo.

En cuanto al acuerdo entre partes al que habían llegado la acusación particular y las defensas, Sánchez Calvo ha eludido comentar nada.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sucesos

Cae banda de narcos liderada por una anciana que introducía cocaína en España

Publicado

en

Archivo/ EFE/Policia Nacional

Madrid, 3 ago (EFE).- La Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía de Portugal han desarticulado una banda de narcotraficantes liderada por una mujer de 79 años cuyos miembros introducían cocaína en España utilizando una empresa legal dedicada a la importación de piedra coralina de la República Dominicana.

En esta operación conjunta, las fuerzas de seguridad han detenido a tres personas: una mujer de 79 años, vecina de Tarragona, y dos hombres de 26 y 60 años de Alicante y Girona. Se les acusa de cometer presuntamente de un delito de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

Este grupo recorría diferentes puntos de España, especialmente Andalucía, buscando financiación para su actividad criminal relacionada con el tráfico de cocaína procedente de Suramérica, según han informado este martes la Policía y la Guardia Civil.

Estos contactos para obtener recursos económicos los mantenían con otros grupos de narcotraficantes, lo que resultó llamativo a los investigadores ya que no es usual entre las organizaciones criminales.

Los tres miembros de la banda operaban bajo la apariencia de la legalidad que les proporcionaba una empresa que habían constituido con sede fiscal y social en una localidad del norte de Portugal.

La financiación de los otros narcotraficantes se encaminaba a sufragar los gastos legales que originaba la empresa «pantalla», derivados de la importación del producto legal, que era piedra coralina procedente de la República Dominicana. Este material era transportado en contenedores en cuyo chasis viajaba oculta la cocaína.

Los investigadores inspeccionaron la sede de la empresa, en Portugal, cuando uno de los contenedores importados había sido depositado allí.

Esa inspección permitió descubrir que la estructura del contenedor había sido modificada realizando un agujero rectangular, con herramientas de corte de alta profesionalidad, para ocultar la cocaína.

Así los agentes registraron el domicilio donde residían en ese momento los tres integrantes del grupo y descubrieron en el interior de la vivienda una bolsa de deportes que contenía unos bloques cilíndricos que pesaban 15 kilogramos y en cuyo interior escondían la cocaína.

El grupo estaba liderado por la anciana que además era la cabeza visible y propietaria de la empresa creada como pantalla para la que realizaba los trámites de importación y gestión mercantil.

Otro de sus integrantes era el manipulador de las herramientas y el encargado de la extracción de la droga del contenedor.

El otro hombre realizaba gestiones de coordinación y fiscalización de sus actividades para ratificar que la operativa permitía introducir la droga según lo previsto.

La investigación sobre las actividades de esta organización continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Continuar leyendo