Síguenos

PORTADA OFFICIALPRESS

Los expertos lo tienen claro: No toca «gripalizar» la covid, sino evitar el colapso sanitario

Publicado

en

Los expertos lo tienen claro: No toca "gripalizar" la covid, sino evitar el colapso sanitario
Concentración a las puertas de un centro de salud en defensa de la atención primaria. EFE/Kai Försterling/Archivo

València, 17 ene (OFFICIAL PRESS-EFE).- Expertos en epidemiología, inmunología y genética consultados por EFE consideran que no es el momento de «gripalizar» la covid, porque no puede considerarse una enfermedad estacional, y coinciden en la necesidad de buscar fórmulas que aseguren la viabilidad del sistema sanitario y eviten el colapso en Atención Primaria y en Urgencias.

El catedrático de Parasitología de la Universitat de València (UV) y experto en inmunología Rafael Toledo afirma que no le gusta el término «gripalizar» la covid, porque hay otros virus respiratorios, pero sí el de «empezar a normalizar la situación».

«Entiendo que la situación no se normalizara al principio de la pandemia, cuando la mortalidad era mucho más alta que ahora, pero ahora tenemos una cobertura vacunal y un porcentaje de vacunación que es considerable», indica para añadir que hay que partir de la premisa de que «prácticamente nos vamos a contagiar todos».

Según el experto, «considerando que cada vez aparecen menos casos severos en relación al número total de casos, nos estamos aproximando mucho, progresivamente, a la mortalidad de otros virus respiratorios».

«Afortunadamente, ómicron ha llegado en un momento en que con las vacunas y con la inmunidad por infecciones previas no tiene por qué ser nada grave. Lo estamos viendo durante esta última ola», destaca a EFE.

«Hay que normalizar para asegurar la viabilidad del sistema sanitario -añade-, para que no se bloqueen la Atención Primaria y las Urgencias, las que más se están viendo afectadas porque es donde se acude ante cualquier positivo o la mínima sospecha de positividad».

También subraya la «burocracia muy importante» que conlleva cada test que se hace, y destaca que en España hay un sistema de vigilancia importante a través de laboratorios centinela que puede evaluar la evolución de la pandemia.

Por su parte, el investigador de la Fundación de Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunidad Valenciana (Fisabio) y uno de los expertos asesores de la Generalitat en covid, Salvador Peiró, considera que «endemizar» o «gripalizar» la pandemia de covid-19 «no tiene mucho sentido técnico».

Según indica a EFE, puede haber años en los que haya que tratar la gripe como si fuera covid y otros en los que abordar la covid como si fuera un año de gripe estacional.

«Eso depende, simplemente, del numero de casos y de la proporción de casos graves», indica Peiró, que añade que si por «gripalizar» la covid se entiende dejar de hacer diagnóstico etiológico de los casos sospechosos y dejar de aislar los casos confirmados, «diría que aún no es el momento de esto».

A su juicio, «es posible que llegue ese momento, pero no es ahora. La covid todavía nos ocupa la mitad de las camas de UCI disponibles y nos impide tratar a muchos pacientes que lo necesitan».

«Deberíamos buscar formas de reducir las cargas de trabajo que produce el aluvión de casos leves. No tiene sentido colapsar la atención primaria con asintomáticos y personas con congestión nasal», asevera.

También cree que se deberían buscar formas de «covidizar» la gripe (y cualquier otra enfermedad respiratoria), y en personas con síntomas de vías respiratorias altas, «la mascarilla debería quedarse para siempre».

La calidad del aire que respiramos en espacios cerrados debe ser regulada de forma más estricta y también hemos aprendido que la gripe -que cada invierno arrasa los hospitales un par de meses- puede ser mejor controlada, afirma.

A juicio del catedrático de Genética de la Universitat de València (UV) Fernando González Candelas, la covid-19 no es todavía una patología estacional en la que se pueda hacer una previsión sobre los picos, llegan olas pero no se pueden prever.

«Creo que estamos en una fase de la pandemia demasiado temprana como para dar por supuesto que vamos a tomar esas medidas, o para abrir ese debate, porque estamos lejos de considerarlo como una gripe. Otra cosa es que se puedan ir estudiando los escenarios», explica a EFE.

Según indica, «el problema no es que nos contagiemos, sino que no sabemos cuántas reinfecciones vamos a tener aún con el contagio y la vacunación y cómo de grave van a ser esas reinfecciones. No tenemos esa información».

«Sabemos que las infecciones con gripe estacionales producen toda una serie de alteraciones en el sistema sanitario que nos lleva al colapso anualmente, pero el nivel de colapso que provoca la gripe es claramente inferior al que está provocando el coronavirus», señala.

Sin embargo, «no sabemos cómo la inmunidad creciente va a ir contrarrestando si no se mantienen campañas de vacunación, si es que son necesarias», y concluye: «No toca todavía pensar en la estacionalidad de la covid».

Por su parte, el presidente de la Federación Mundial de Medicina Tropical y experto de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Santiago Mas-Coma, considera que «gripalizar» la covid-19 es un «craso error» porque la gripe «es un virus estacional porque depende del clima, y el coronavirus no».

«La aparición de variantes de la covid-19 no tiene nada que ver con la estacionalidad ni con el clima». afirma Más-Coma, quien considera que en España se puede producir una «falsa meseta debido a que los casos han subido muy rápido en Navidad y lo lógico es que la cifra se desacelere».

PORTADA OFFICIALPRESS

El Cuco y su madre admiten que mintieron en el juicio por el asesinato de Marta del Castillo

Publicado

en

Marta del Castillo

Giro inesperado en el caso de Marta del Castillo. Francisco Javier García Marín, conocido como el Cuco, y su madre, Rosalía García Marín, han reconocido ante la jueza que mintieron durante el proceso celebrado en el año 2011 por el asesinato de la joven sevillana. Cabe recordar que en el juicio en el que Miguel Carcaño fue condenado a 20 años de prisión por el crimen.

El Ministerio Público pide para ellos ocho meses de cárcel y multas de 1.500 euros para cada uno, mientras que la familia de Marta reclama dos años de prisión y multas de 1.800 euros.

Mienten

El Cuco y su madre han admitido en sus declaraciones los hechos contenidos en los escritos de acusación, lo que significa que no dijeron la verdad en el proceso celebrado en 2011.

En 13 años, por primera vez Francisco Javier García Marín ha reconocido que sí estuvo en el piso de la calle León XIII donde se cometió el asesinato, en contra de la versión que siempre ha mantenido: que la tarde noche del 24 de enero de 2009, cuando se cometió el asesinato, no estuvo en el mencionado piso; que ese día había estado con unos amigos; que sobre las 23.30 horas de ese día 24 se encontró en las inmediaciones de su casa con el que entonces era la pareja de su madre, Ángel Manuel R.C., que «había ido a tirar la basura»; y que después subió a su domicilio y no volvió a salir.

Rosalía, la madre del Cuco, declaró en 2011 que ese día salió con su pareja a tomar una copa, que fueron al bar La Portada, que ambos volvieron a su domicilio sobre las 1.30 o 2.00 de la madrugada ya del día 25 y que, una vez allí, «entró en el dormitorio de su hijo, lo vio acostado y le dio un beso». Ahora, en su declaración de esta mañana, Rosalía también ha reconocido que mintió.

Solo han admitido esto de la parte del delito del que se les acusa. Ni el Cuco ni su madre han respondido a más preguntas del tribunal.

La jueza ha desestimado el resto de las pruebas testificales, entre ellas, la declaración de Miguel Carcaño, que estaba prevista para el próximo martes 31.

Se mantiene eso sí la declaración de los padres de Marta, Antonio del Castillo y Eva Casanueva, para determinar el posible daño moral a su familia.

Decenas de personas se han concentrado a las puertas del juzgado esta mañana, sobre todo vecinos de la familia de Marta que han querido arroparlos ante la celebración del nuevo proceso judicial.

Rosalía y el Cuco han llegado al juzgado recibidos por los gritos de las personas concentradas, que han clamado pidiendo «Justicia para Marta».

En la actualidad el Cuco tiene 29 años y ha llegado completamente cubierto para evitar ser reconocido, con una amplia sudadera, la capucha puesta, un pasamontañas, gafas de sol y hasta unos guantes, que podrían haberle servido para ocultar alguna marca o tatuaje.

Por su parte la madre tan solo llevaba unas gafas de sol, mascarilla y un pañuelo en la cabeza, que apenas le cubría.

Ya en la sala se ha podido ver al Cuco descubierto, llevando tan solo una mascarilla, y con el pelo corto, una imagen diferente a la melena que lucía en 2011 cuando se celebró el juicio por el asesinato de Marta.

 

Continuar leyendo