Síguenos

PORTADA OFFICIAL PRESS

Muere la Reina Isabel II

Publicado

en

Reina Isabel II

Isabel II ha fallecido este jueves a los 96 años, en su residencia de Balmoral y rodeada por toda su familia, según ha anunciado el palacio de Buckingham.

“La Reina ha muerto en paz en Balmoral esta tarde. El Rey [Carlos de Inglaterra] y la Reina Consorte [Camilla Parker-Bowles] permanecerán en Balmoral esta tarde y regresarán mañana a Londres. Jueves. 8 de septiembre de 2022″, ha señalado un sobrio comunicado sobre fondo negro en la página oficial del palacio.

“La muerte de mi querida madre, Su Majestad la Reina, es un momento de enorme tristeza para mí y para todos los miembros de mi familia. Lamentamos profundamente la muerte de una Soberana querida y una madre muy amada”, ha dicho el nuevo rey, Carlos III, en su primer comunicado oficial como monarca.

 

Reina Isabel II

Isabel fue la primera hija del príncipe Alberto, duque de York (más tarde rey Jorge VI) y su esposa Isabel, duquesa de York (más tarde reina Isabel). Su padre era el segundo hijo del rey Jorge V y de la reina María, y su madre era la hija menor del aristócrata escocés Claude Bowes-Lyon, XIV conde de Strathmore y Kinghorne.

Isabel nació por cesárea a las 2:40 GMT el 21 de abril de 1926 en la casa londinense de su abuelo materno en el número 17 de Bruton Street, Mayfair. Luego, residió brevemente en una vivienda adquirida por sus padres poco después de su nacimiento en el número 145 de Piccadilly en Londres y en la residencia White Lodge en Parque Richmond.

El 29 de mayo de 1926, el arzobispo de York, Cosmo Lang, la bautizó bajo la religión anglicana en la capilla privada del Palacio de Buckingham (destruida durante los bombardeos de Londres en la Segunda Guerra Mundial).

Fue nombrada «Isabel» en honor a su madre, «Alexandra» por la madre de Jorge V (su bisabuela paterna), que había fallecido seis meses antes y «Mary» por su abuela paterna.

Lilibet

En la intimidad, era llamada «Lilibet». Jorge V apreció mucho a su nieta y durante su grave enfermedad en 1929, sus visitas periódicas le elevaron el ánimo y le favorecieron en su recuperación, según acreditaron la prensa pública y sus biógrafos posteriores.

Su única hermana fue la princesa Margarita, nacida en 1930. Ambas fueron educadas en su casa bajo supervisión de su madre y Marion Crawford, su institutriz, llamada informalmente «Crawfie». Las clases se concentraban principalmente en historia, lenguaje, literatura y música.

Para consternación de la familia real, Crawford más tarde publicó un libro biográfico sobre los primeros años de Isabel y Margarita titulado The Little Princesses. El libro describe el amor de Isabel por los caballos y los perros, su disciplina y su actitud de responsabilidad.

Otros hicieron eco de tales observaciones: Winston Churchill describió a Isabel cuando tenía dos años como «un personaje. Tiene un aire de autoridad y reflexión sorprendentes para un niño».

Su prima Margaret Rhodes la describió como «una niña alegre, pero, fundamentalmente, sensible y de buen comportamiento».

El matrimonio de Isabel y Felipe en 1950.

Conoció a su futuro esposo, el príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca, en 1934 y lo volvió a ver en 1937. Después de otra reunión en el Britannia Royal Naval College en julio de 1939, —con tan solo trece años— se enamoró de Felipe, hijo de los príncipes Andrés de Grecia y Alicia de Battenberg, y comenzaron a comunicarse por cartas.

Se casaron el 20 de noviembre de 1947 en la Abadía de Westminster. Ambos son sobrina y tío en tercer grado por parte del rey Christian IX de Dinamarca y primos terceros por parte de la reina Victoria.

Antes del matrimonio, Felipe renunció a sus títulos griegos y daneses, se convirtió de la ortodoxia griega al anglicanismo y adoptó la denominación de teniente Felipe Mountbatten, tomando el apellido de la familia británica de su madre. Justo antes de la boda, fue designado duque de Edimburgo y recibió el tratamiento de Su Alteza Real.

El matrimonio no estuvo exento de polémicas: Felipe no poseía capacidad financiera, provenía del extranjero (a través de un súbdito británico) y tenía hermanas que se habían casado con nobles alemanes relacionados con los nazis.

Marion Crawford escribió: «Algunos de los consejeros del rey no lo creían suficientemente bueno para ella. Era un príncipe sin hogar ni reino…».Si bien la madre de Isabel se opuso inicialmente a la relación, más tarde le dijo al biógrafo Tim Heald que Felipe era un «caballero inglés».

Isabel II y el duque de Edimburgo.

Recibieron 2500 regalos de boda provenientes de todo el mundo, aunque Gran Bretaña aún no se había recuperado de la devastación de la guerra. Isabel, incluso, necesitó de cupones de racionamiento para adquirir los materiales para su vestido de novia, diseñado por el modisto Norman Hartnell​ en satén de color marfil y decorado con hilo de plata, bordados de tul y 10 000 perlas blancas importadas directamente de América.

Su ramo de orquídeas blancas y de mirto, extraído del arbusto que había plantado la reina Victoria tras su boda, fue depositado en la tumba del soldado desconocido, acto que su madre había realizado también en 1923.Tras la ceremonia religiosa, se ofreció una comida a los invitados en el Palacio de Buckingham.

En la Gran Bretaña de posguerra, no era aceptable que las relaciones alemanas de la familia del duque de Edimburgo fueran invitadas a la boda, incluyéndose a sus tres hermanas.

Una de las notables ausencias fue Eduardo, el antiguo rey, que no fue invitado, mientras que su hermana, la princesa María, se ausentó por problemas de salud. Ronald Storrs afirmó que no concurrió en protesta por la exclusión de su hermano.

La ceremonia estuvo oficiada por el arzobispo de Canterbury y el de York. Se contó con la presencia de ocho damas de honor, entre ellas la prima de Isabel, Margaret Rhodes. La boda tuvo más de 2000 invitados y la radio BBC transmitió en vivo la celebración.

El primer ministro Winston Churchill definió el festejo como «un toque de color en el duro camino que debemos recorrer». Michael Parker, amigo y secretario privado de Felipe, declaró que «[Felipe] se aburría terriblemente con todas las obligaciones de la realeza, todos esos compromisos formales y apretones de manos… No era lo suyo».

Isabel dio a luz a su primer hijo, el príncipe Carlos, el 14 de noviembre de 1948, menos de un mes después de que Jorge VI emitiera una patente real, la cual permitía a sus hijos utilizar el tratamiento y título de príncipe o princesa. La pareja tuvo una hija en 1950, la princesa Ana.

Después de la boda, la pareja real residió en Windlesham Moor cerca del castillo de Windsor, hasta el 4 de julio de 1949, cuando se instalaron en Clarence House, en Londres. Durante repetidas ocasiones entre 1949 y 1951, el duque de Edimburgo fue destinado al protectorado británico de Malta como oficial de la Marina Real.

Tanto él como su esposa, vivieron de forma intercalada, durante varios meses, en la aldea maltesa de Gwardamangia, en Villa Gwardamangia y en la casa alquilada del tío de Felipe, lord Mountbatten. Sin embargo, sus hijos permanecieron en el Reino Unido

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PORTADA OFFICIAL PRESS

El Gobierno baja impuestos a las rentas bajas y se los sube a ricos y grandes empresas

Publicado

en

El Gobierno baja impuestos a las rentas bajas y se los sube a ricos y grandes empresas

Valencia/Bolonia (Italia), 29 sep (OFFICIAL PRESS/EFE). La ministra de Hacienda ha presentado una batería de cambios fiscales para generar unos ingresos extra de 3.144 millones de euros en los próximos dos años. Entre las medidas se incluye un nuevo impuesto a las grandes fortunas, subida en el IRPF para rendimientos del ahorro y cambios en sociedades para aumentar la tributación de las grandes empresas.

El Ejecutivo ha propuesto un nuevo impuesto de solidaridad de grandes fortunas. Será un tributo temporal que estará en vigor en 2023 y 2024 y lo abonarán «los contribuyentes con una riqueza superior a los tres millones de euros». El potencial recaudatorio de esta medida, según los cálculos del Gobierno, ascenderá a 1.500 millones procedentes de 23.000 grandes contribuyentes, el 0,1% del total.

Esta medida establece tres tramos:

  • 1.500 millones de potencial recaudatorio.
  • 23.000 contribuyentes, 0,1% de los contribuyentes.
  • Lo que paguen del Impuesto de Patrimonio en sus comunidades autónomas se podrá deducir de la cuota de este nuevo tributo.

Cambios en el IRPF. Uno de los puntos del pacto de coalición entre PSOE y Podemos era elevar el tipo al que se grava el ahorro y acercarlo al que se aplica a las rentas del trabajo.

  • A partir de 200.000 euros de rendimientos del capital sube el tipo del 26% al 27%.
  • Para más de 300.000 euros de ingresos del ahorro sube dos puntos hasta el 28%.

En ellas se incluye un aumento de la reducción por rendimientos del trabajo en las rentas entre 18.000 y 21.000 euros, lo que beneficiará al 50% de los empleados.

Además, el mínimo de tributación subirá de 14.000 a 15.000 euros.

Autónomos: también aumentan las reducciones equivalentes a lo que se hace para los trabajadores por cuenta ajena.

  • El cambio afectará a 576.000 autónomos y supondrá un ahorro medio de 68 euros al año.
  • Se incrementa en un 7% las cantidades deducibles del impuesto para reducir la factura fiscal y beneficiará a un millón de autónomos.
  • Y se prorrogará un año más los limites de tributación por módulos: 124 millones de euros de ahorro.

En el impuesto de Sociedades, la ministra ha detallado que se va a rebajar el tipo nominal del 25% al 23% para empresas que facturen menos de un millón de euros.

Puig apoyará el paquete fiscal del Gobierno si ayuda a quien tiene dificultad

El president de la Generalitat, Ximo Puig ha asegurado que si las nuevas medidas fiscales anunciadas por el Gobierno central van en la línea de ayudar a las familias y personas con mayores dificultades contarán con su «apoyo siempre».

Puig ha hecho estas declaraciones durante una visita a la feria italiana del sector azulejero Cersaie, en la que ha acudido al expositor de varias empresas españolas del sector y se ha reunido con el presidente de la patronal azulejera Ascer, Vicente Nomdedeu.

Preguntado por las nuevas medidas fiscales presentadas por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, el president ha manifestado: «todo lo que sea apoyar a las personas y familias con menos recursos y con problemas económicos en estos momentos contará con la Comunitat Valenciana siempre».

«Lo que hemos querido con nuestro ajuste fiscal ha sido precisamente eso: intentar ayudar a las familias y personas que están en una situación peor ante el peor impuesto posible que es la inflación», ha agregado.

Así, ha mostrado su deseo de que estas medidas «vayan en esa dirección» y ha asegurado que «contarán, por supuesto», con su «apoyo».

Sobre si las medidas anunciadas por Montero pueden afectar a las propuestas el pasado martes en Les Corts, el jefe del Consell ha dicho: «los parámetros de la propuesta valenciana se presentaron en el debate». Puig ha agregado: en cualquier caso, «estamos dispuestos a escuchar a los grupos políticos».

Volviendo a las nuevas ayudas del Gobierno, Puig ha dicho que, si hay deducciones que van a «ayudar a las familias y a las clases medias y con más dificultad, contará con nuestro apoyo porque van en la misma dirección que las nuestras».

«Lo que hemos intentado es hacer política social a través de un instrumento que es la fiscalidad», ha finalizado.

Continuar leyendo