Síguenos

Valencia

València se tiñe de violeta: «Estamos hartas de todas las violencias machistas»

Publicado

en

València se tiñe de violeta: "Estamos hartas de todas las violencias machistas"
EFE/Ana Escobar

València, 25 nov (EFE).- El Moviment Feminista de València ha exigido este jueves en una manifestación que se reconozcan todas las violencias que sufren las mujeres y han denunciado estar «hartas» de que no se dote de recursos y servicios necesarios para hacer efectivas las leyes de igualdad y contra la violencia machista.

Desde la céntrica Porta de la Mar, iluminada de violeta por el 25N, la marcha ha salido a ritmo de batukada pasadas las siete de la tarde con una pancarta de cabecera que decía «Estamos hartas de todas las violencias machistas», portada por víctimas de la violencia machista ataviadas con petos morados y pegatinas con el lema en valenciano (#Fartes), para dirigirse por las calles Colón, Xàtiva, Marqués de Sotelo y finalmente la plaza del Ayuntamiento.

En la marcha han participado la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, así como concejales y concejales de Compromís y del PSPV del Ayuntamiento rodeados por cientos de mujeres, así como entidades sociales, feministas y abolicionistas.

Detrás de una pancarta con el lema de la campaña de la Generalitat para este 25N «Veure, escoltar i parlar» han ido Oltra junto al vicepresidente segundo del Consell, Héctor Illueca, los consellers Ana Barceló, Gabriela Bravo, Rosa Pérez Garijo, Vicent Soler y Arcadi España, el presidente de Les Corts, Enric Morera, y la delegada del Gobierno en la Comunitat, Gloria Calero.

Antes de iniciarse la marcha, Oltra ha señalado a los medios que este año se quiere remarcar la importancia de que el entorno de las víctimas de violencia machista se decida a denunciar lo que está pasando, pues actualmente solo el 10 % de las denuncias procede de las personas que están junto a esas mujeres y la sociedad y las instituciones públicas deben ayudarlas a que no sean solo ellas quienes carguen con esa responsabilidad de denunciar el caso.

Este año el manifiesto del Moviment Feminista por el Día para la eliminación de la violencia contra las mujeres asegura que la violencia machista contra las mujeres y las niñas es la violación de derechos humanos más generalizada en el planeta, y la manifestación más brutal de desigualdad estructural, con unas dimensiones de pandemia, pero sigue siendo una cuestión «normalizada» por la sociedad.

También expone los «hartazgos» por las situaciones que las mujeres sufren a diario y reclama que las mujeres sean consultadas y tengan voz en las modificaciones para ampliar el marco de protección y ayuda a las víctimas de la violencia de género.

El Moviment Feminista asegura que están «hartas» de sufrir las consecuencias del sistema capitalista y patriarcal; del aumento de los feminicidios -cifran en 1.274 las mujeres asesinadas desde 2004 por hombres- y de todo tipo de violencias, así como de «la inacción de instituciones que vulneran los derechos humanos de las mujeres y las niñas».

También piden expresar en las calles el «hartazgo» por la normalización de la violencia sexual y de todo tipo de discriminaciones que se sufren en todos los ámbitos de la vida y de una ley de extranjería que violenta «de manera especial» a las mujeres migrantes.

Exigen que se reconozcan todas las violencias: la prostitución, los vientres de alquiler, la pornografía y todas las formas de mercantilización de las mujeres, la mutilación genital femenina, la violencia obstétrica y los matrimonios forzados; y que se garanticen los derechos de las víctimas de violencia machista facilitando la protección y ayuda suficiente para cubrir todas sus necesidades.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Valencia

La Conselleria de Sanidad ya prepara el proceso para vacunar a los niños

Publicado

en

Madrid/València, 7 dic (EFE).- La Conselleria de Sanidad ya está preparando el proceso de vacunación contra la covid-19 de los niños de 5 a 11 años, una vez que la Comisión de Salud Pública ha aprobado este martes la vacuna infantil para este grupo de edad, la franja con una mayor incidencia de contagios.

Sanidad ha indicado a EFE que se está trabajando en la mejor fórmula para vacunar a los niños, de una manera rápida, ágil y con la menor molestia para todos.

España empezará a vacunar a los niños de 5 a 11 años contra la covid-19 a partir del 15 de diciembre con dos dosis separadas por ocho semanas y no 21 días como ocurre con los adultos por dos motivos: una mejor calidad de su protección y para evitar el parón de las vacaciones escolares.

En declaraciones a Efe, el presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), Amós García Rojas, ha recordado que cada país de la UE puede adaptar la ficha técnica de estos medicamentos «a los intervalos que considere oportunos en función de su situación epidemiológica».

A propuesta de los expertos de la ponencia de vacunas, los directores generales del Ministerio de Sanidad han decidido que el intervalo entre pinchazos no será de 21 días, como reguló recientemente la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés), sino de 8 semanas.

Una propuesta que «se fundamenta en la evidencia desarrollada en un país como Reino Unido, que ha implementado esta pauta» en adolescentes y que «va a generar una mejor calidad en la respuesta protectora que vamos a conseguir con la vacuna», asegura el presidente de los vacunólogos.

Y también en la logística, porque este intervalo «no se traduciría en una dificultad para seguir el proceso de vacunación» en aquellas comunidades que opten por vacunar a sus menores en los centros educativos.

La pauta de la vacuna infantil ha «sorprendido un poco» al pediatra y epidemiólogo del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), Quique Bassat, quien ha recordado que desde el principio se habló de una separación entre dosis de 21 días y que así lo recomendó la EMA.

Aunque dice «no entender muy bien por qué España ha hecho esta recomendación y que este cambio «confunde más que ayuda», el experto tranquiliza afirmando que «es cierto que cuanto más amplio es el intervalo, mejor es la respuesta inmune», pero también lo es que en la práctica se traducirá en un tiempo mucho mayor para tener a la población pediátrica correctamente vacunada.

No obstante, señala que «no hay urgencia y esto se puede hacer». «Ahora lo que nos interesa es vacunar rápido y tener a muchos niños protegidos porque de esa manera podremos controlar más rápidamente la transmisión», concluye.

Continuar leyendo