El Levante afronta el último fin de semana de pretemporada pendiente de los refuerzos

Pedro López, el capitán del Levante, estará ausente en el último fin de semana previo al inicio de la liga, que el cuadro de Juan Ramón López Muñiz se enfrentará en Orriols al Villarreal CF, uno de los rivales de pretemporada. La plantilla ha tenido este viernes la penúltima sesión de la semana en la que el de Torrent ha realizado parte del trabajo con el grupo, pero después se ha ejercitado en solitario. A pesar del partido, Muñiz ha convocado a sus jugadores a un última sesión en Buñol para la matinal del sábado.

Y el Levante tenía previstos dos últimos amistosos anunciados, ambos ante dos equipos que fueron rivales la temporada en la Liga123, y que han sufrido circunstancias diferentes: el Elche, también con la vitola de equipo a subir, se fue a Segunda División B tras un desastroso final de temporada, y el del el Rayo, que sufrió para salvarse del descenso cuando se le preveía como candidato al ascenso, pero que no se va a poder disputar, según un comunicado del club a última hora del viernes en que anunciaban el aplazamiento del encuentro ante la imposibilidad del conjunto vallecano de jugar con su primer equipo.

Así que al Levante le queda el partido que jugará este sábado ante el Elche en el ‘Trofeu Festa D’Elx’ en el Martínez Valero, un campo en donde el pasado domingo ya se enfrentó al Alavés (1-1). La ausencia de un segundo encuentro es probable que cambie los planes del técnico que solía repartir minutos a partes iguales en los dos partidos, aunque de esta manera podría optar por hacer un ‘ensayo general’ del debut liguero.

Pendiente de refuerzos

Muñiz contará con nuevo mimbres más rodados (Pier, Ivi y Doukouré), pero ninguna cara nueva en una semana inédita de novedades en forma de fichajes. Y más cuando a la plantilla todavía le restan muchos movimientos, sobre todo en entradas. Uno o dos delanteros, un centrocampista más (tras la espantada de Larsson) y un central ‘top’, según dijo el propio Tito en la presentación de Ivi son los puestos a reforzar.

No obstante, el propio Tito ya ha anunciado durante toda la pretemporada que el Levante es un club que deberá esperar a la finalización del mercado, previsto para el 1 de septiembre, para incorporar a los últimos refuerzos, habida cuenta que no puede competir con otros clubes y ha de esperar a las últimas oportunidades. En el capítulo de salidas, la de Verza es la principal de ellas. Su alta ficha y la falta de nuevos refuerzos hacen que, de momento, el alicantino —con el que no cuenta Muñiz aunque sí lo ha hecho partícipe del juego en pretemporada— está en la plantilla y, si no es necesaria su ficha para dejar hueco a otro futbolista, no se moverá.