Éstas son las medidas que el Gobierno implantará para reducir los accidentes de tráfico

​El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha presentado este martes un plan de medidas urgentes ante la Comisión sobre Seguridad Vial y Movilidad Sostenible del Congreso de los Diputados.

Durante los últimos años, la evolución de la seguridad vial en España ha permitido al país situarse como uno de los destacados a nivel mundial habiendo alcanzado mínimos históricos en las cifras de accidentalidad. Las consecuencias fatales de la accidentalidad exigen que todas las partes con responsabilidad en la materia desarrollen y exploren medidas y acciones que permitan seguir mejorando la seguridad vial.

En esta tarea, debe tenerse en cuenta el contexto actual, que se caracteriza por un incremento sostenido de la movilidad (y por tanto de la exposición al riesgo) y por tener un parque de vehículos con una antigüedad media superior a los 10 años.

Algunas de estas medidas supondrán un gasto extraordinario de 11,7 millones de euros, aunque otras no tendrán un coste directo si no que se encuadran dentro de los planes ya previstos.

Éstas son las principales medidas que se recogen en el plan urgente:

Refuerzo de seguridad en zonas de adelantamiento con mayor siniestralidad: 

Se trata de mejorar la seguridad de las carreteras convencionales con actuaciones que den mayor  certidumbre al conductor para realizar las maniobras de adelantamiento.  Para ello, se llevará a cabo un análisis de las zonas de adelantamiento de aquellos tramos de carretera convencional con mayor siniestralidad, para a continuación realizar un repintado y reubicación de señales verticales en las zonas de adelantamiento en función del análisis y estudio de los tramos. Así como un refuerzo mediante marca vial doble y/o elementos de balizamiento o separación de determinados tramos con prohibición de adelantamiento.

Esta intervención se realizará en 1.000 kilómetros de vías, con un presupuesto de 800.000 euros. Esta medida ya se ha implantado en un tramo de 30km. de la N-232 entre las localidades de Figueruelas y Mallén (Zaragoza) con una reducción de fallecidos del 80%.

Cruces inteligentes:

Para mejorar la seguridad en los cruces más peligrosos en carreteras convencionales, se instalarán sistemas de señalización dinámica avisando de la presencia de vehículos en cruces. Cuando el sistema detecta un vehículo en uno de los ramales de acceso al cruce se activa un panel luminoso, alertando al conductor que circula por la vía con preferencia de la presencia de vehículos en el cruce, llamando su atención y facilitando que modere la velocidad en la aproximación al cruce. Esta medida se implementará en 45 cruces con un presupuesto de 2,4 millones de euros.

Avisadores de velocidad:

Con esta medida se trata de mejorar la seguridad en los trazados más críticos en carreteras convencionales, como curvas de radio reducido,  proximidad a poblado, etc… con lo que se pueden prevenir los accidentes causados por la circulación a velocidad excesiva en tramos viarios específicos como Puntos Negros. Esta medida se ejecutará en 250 puntos, con un presupuesto de 1 millón de euros.

Nueva metodología para determinación de puntos negros:

Se trata de mejorar la identificación y metodología de análisis y propuesta de mejora de puntos negros empleada por la Dirección General de Tráfico, con el fin de reducir la accidentalidad grave en los tramos identificados. Se optimizará la fórmula empleada aumentando el plazo temporal (ahora es de un año), la separación máxima entre accidentes, y la gravedad de los accidentes ocurridos.

Nueva instrucción de vigilancia a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC) y Plan Operativo:

Tras el análisis y evolución de la accidentalidad registrada se establecerán las prioridades de actuación para intensificar el control sobre las infracciones más frecuentes, sobre todo en las vías con mayor accidentalidad y peligrosidad objetiva.

Se reforzará la vigilancia en los periodos horarios y días con mayor accidentalidad, según se desprenda del análisis de la accidentalidad. Se intensificará la vigilancia de las principales infracciones de mayor riesgo para la seguridad vial: drogas, alcohol, velocidad, cinturón, distracciones, maniobras antirreglamentarias,…

Especial atención a colectivos vulnerables (peatones, ciclistas y motoristas) y vehículos específicos (furgonetas, buses, vehículos en tránsito transfronterizo,…)

Nuevos criterios para la ubicación y gestión de radares:

Se dará prioridad a la ubicación de radares en los tramos con elevado INVIVE (índice que evalúa la presencia del binomio exceso de velocidad y accidentalidad).

Puesta en funcionamiento de las cámaras de control de cinturón:

Estas cámaras tienen el objetivo de mejorar las tasas de uso del cinturón de seguridad y reforzar el carácter preventivo del control. Tras una primera fase en que se ha evaluado el correcto funcionamiento de estas nuevas cámaras de control, se está en disposición de iniciar su uso. Están ubicadas en más de 200 puntos distribuidos por todas las Comunidades Autónomas donde la DGT tiene competencias para la vigilancia y control del tráfico.

Tramos con avisadores de velocidad mostrando matrícula:

Mediante el uso de lectores de matrícula situados en los pórticos de las carreteras, se calcula la velocidad media de los vehículos que circulan por esa sección de la vía. Y en caso de que esta velocidad media calculada exceda el límite permitido se avisa al conductor del vehículo en el panel de mensaje variable siguiente mostrando junto al mensaje “modere su velocidad” la matrícula del vehículo. Esta medida se realizará en 15 tramos. El coste será de 100.000 euros.

Instalación de puntos de control de velocidad y de cinturón de seguridad en tramos de especial peligrosidad:

Así, se instalarán más de 60 nuevos puntos de control fijos de velocidad que previamente estarán señalizados con un panel informativo en la carretera y su ubicación se publicará en la página web de la DGT. El presupuesto para esta actuación es de 1,5 millones de euros.

Refuerzo de la señalización de los tramos INVIVE:

De esta manera se refuerza el carácter preventivo de los controles de velocidad móviles que de manera intensiva se realizan en estos tramos de vías. Se señalizarán 1.200 tramos, con un presupuesto de 600.000 euros.

Guía de buenas prácticas en travesías y tramos urbanos:

Se editará una guía para facilitar y promover buenas prácticas técnicas en el ámbito de la infraestructura desde el punto de vista de la seguridad vial, tales como el calmado del tráfico, mediante la moderación de la velocidad, para reducir la accidentalidad en las travesías y vías urbanas y lograr la homogeneidad de las actuaciones.

Señalización de nuevas rutas ciclistas seguras:

Esta señalización incluirá limitaciones de velocidad durante días y periodos horarios concretos, de carácter temporal en los tramos de vías interurbanas  definidos. Dónde se llevará a cabo esta medida se decide de forma conjunta y consensuada por la federación de ciclismo provincial, el titular de la vía y la Dirección General de Tráfico (DGT). Se señalizarán en 2017, 49 tramos con una inversión de 200.000 euros.

Guías sonoras longitudinales:

Su instalación tiene como objetivo evitar salidas de la vía e invasiones del carril de sentido contrario en carreteras convencionales. Según algunos estudios, esta medida puede reducir las salidas de vía un 67% y un 29% las colisiones frontales. Se implementará en 3.000 km. de tramos calificados como especialmente peligrosos identificados por la DGT que invertirá un presupuesto de 5 millones de euros.

Medidas de comunicación sobre distracciones:

Se han previsto una serie de actuaciones, en ese sentido:

  • Lanzamiento de anuncios a través de redes sociales y medios digitales para transmitir a la sociedad el peligro de las distracciones al volante, sobre todo del teléfono móvil.
  • Se emitirán tres piezas audiovisuales para concienciar a los conductores de que el uso del teléfono móvil es una de las principales distracciones que producen accidentes, incidiendo en el máximo riesgo que puede provocar una pequeña distracción y las consecuencias fatales que se derivan de un despiste.

Testimonios reales de víctimas de accidentes de tráfico:

Se grabarán y difundirán, con el fin de sensibilizar a la sociedad,  testimonios reales de víctimas sobre las consecuencias de las distracciones al volante. La distracción tiene consecuencias y con esta medida se pone rostro y voz a las víctimas que incidirán en las secuelas que pueden producir los accidentes.

Se producirán y distribuirán, a través de redes sociales y medios digitales,  varias piezas audiovisuales que recojan, con realismo, el testimonio de las víctimas.  Esta acción se realizará con la colaboración de asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico. En estas medidas se invertirá un presupuesto de 150.000 €.

Plan Estatal de Educación Vial:

Elaboración de un Plan Estatal de Educación Vial en el seno del Consejo Superior de Tráfico con la participación de todas las entidades competentes en esta materia, así como la implicación de fundaciones y asociaciones de víctimas.