Sociedad

Las relaciones de pareja son la tercera causa más frecuente de visita al psicólogo

El departamento de psicología del Centre Emai, perteneciente al Grupo ASPY, afirma que la demanda de terapias de pareja ha aumentado considerablemente durante los últimos años. “Los conflictos en las relaciones de pareja son la tercera causa más frecuente de visita al psicólogo seguida de la depresión y la ansiedad. Las parejas acuden a profesionales cuando su relación llega a un punto en el que ninguno ve una posible solución a sus problemas y nuestro trabajo consiste en buscar el camino que creemos más correcto para ambos. No todos los casos se resuelven con una reconciliación pero intentamos que sí de forma amistosa porque, sobre todo si hay hijos en común, quizás la pareja se haya acabado, pero el vínculo será para siempre”, afirma la psicóloga Valeria Duarte de Centre Emai.

No existe un perfil genérico de parejas que demanden estos servicios, aunque sí que hay una edad clave que diferencia los tipos de problema que tienen que afrontar. “Las parejas menores de 35 de años presentan sobretodo problemas de comunicación y también son muy frecuentes los temas de celos. Por el contrario, parejas mayores de 35 años acuden a profesionales con problemas más complejos de tratar y generalmente cuando el conflicto ya está muy avanzado, por lo que es más complicado solucionarlo. La presencia de hijos en la pareja retrasa la toma de decisiones, aguantado más tiempo en una relación que no funciona con el propósito de mantener la felicidad de sus hijos”, asegura Valeria.

“Muchas veces, la pareja sigue conviviendo, e incluso junta, después del nacimiento de un hijo, pero este hecho, por la dificultad que suele representar en nuestras vidas, suele ser un punto de inflexión que no todas las parejas pueden superar. Algo crítico ocurre con la llegada del hijo. Muchas mujeres dicen que, con el nacimiento del hijo común, encontraron a otro hijo, el propio padre, que no puede asumir su función paterna de la forma que ellas esperan”, explica.

Infidelidades, problemas sexuales o diferencias en la educación de los hijos son algunos de los principales conflictos que llevan a las parejas a acudir a terapia. “La convivencia diaria puede llegar a erosionar mucho una relación. El cansancio, el estrés, problemas laborales o económicos son algunos factores que influyen directamente en el día a día de las parejas y si no existe comunicación y voluntad positiva por ambas partes, puede derivar en una sucesión de silencios y situaciones tensas y desagradables. Además, los meses de octubre y noviembre es cuando más demanda de terapias de pareja hay debido a que ambos utilizan el periodo vacacional para pensar y darse cuenta de los problemas que existen entre ellos”, concluye la psicóloga.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close