Síguenos

Salud y Bienestar

Así es el simulador de pandemias que ayuda a prever futuras epidemias

Publicado

en

València, 3 nov (EFE).- La Universitat de València (UV), la Universitat Politècnica de València(UPV) y la empresa Biotechvana del Parc Científic han participado en el desarrollo de Loimos, un simulador de pandemias que ayuda a prever su evolución en diferentes escenarios epidemiológicos y que se ha realizado en el contexto de la covid-19, con unos resultados que se ciñen al virus SARS-CoV-2.

El trabajo, publicado en la revista microLife, se ha desarrollado junto a otros equipos de investigación, como la Fundación Fisabio o el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y pretende «dibujar múltiples escenarios, plantear todas las preguntas e hipótesis que queramos y predecir sus efectos», ha explicado el investigador de la UPV José M. Sempere en un comunicado de la UPV.

«Esto ayuda muchísimo a decidir qué medidas tomar, a establecer aquellas que resulten más efectivas para evitar o, al menos, para limitar la propagación del virus», ha destacado Sempere, quien ha afirmado que los modelos del simulador «reproducen los virus y sus interacciones con un nivel de detalle sin precedentes».

El sistema se basa en modelos de computación con membranas que permiten diseñar de forma virtual el comportamiento de virus en diversos entornos, condiciones y niveles de gravedad, y que, entre otras variables, incorpora el tipo de infecciones, el grado de inmunidad adquirida o el periodo e índices de contagio.

El catedrático de Genética de la Universitat de València Andrés Moya ha señalado que estos escenarios «se simulan bajo determinados supuestos –por ejemplo, diversos tipos de medidas preventivas– y se evalúa la tasa de infección y su variación con el tiempo en la población».

Para su validación, el equipo de investigadores aplicó Loimos en una ciudad tipo europea –ficticia– de poco más de 10.000 habitantes, y reprodujo la dinámica de la epidemia y los efectos de la inmunidad sobre la transmisión del virus SARS-CoV-2 en diferentes franjas de edad.

El modelo predijo las consecuencias de retrasar la adopción de intervenciones no farmacéuticas entre 15 y 45 días después de los primeros casos notificados y el efecto de esas intervenciones sobre las tasas de infección y mortalidad.

Una de las conclusiones más relevantes del estudio, según los propios investigadores, fue la comprobación de la importancia de centrar los primeros esfuerzos en la gente más sensible y de mayor edad.

«Si nada más empiezan los contagios se aísla a la gente más sensible y de mayor edad, se consiguen frenar un poco, pero donde más se nota es en los recursos sanitarios utilizados y en la mortalidad, pues estas personas son las que tiene una mayor probabilidad de padecer peores síntomas al estar infectados», ha añadido el investigador de la UPV Marcelino Campos.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Salud y Bienestar

¿Corren peligro las comidas y cenas de Navidad?

Publicado

en

Por segundo año consecutivo, el covid nos puede amargar las fiestas. Cuando la vacunación y los datos de contagios parecían presagiar una navidades ‘tranquilas’ o por lo menos más normales, llegó noviembre con unas cifras que han vuelto a hacer saltar las alarmas y con la variante ómicron como nueva amenaza.

Y claro, con este panorama muchos se plantean qué hacer en Navidad, si mantener o no tanto las cenas y comidas de empresa, como las cenas familiares. ¿Qué debemos hacer? Esa es la gran pregunta que se están planteando muchos ante estos encuentros multitudinarias, de no convivientes, y el consejo de los epidemiólogos en este sentido es clarísimo: ni se nos ocurra. Los expertos lo tienen claro: durante estas fechas previas a las navidades es más que recomendable reducir bastante los contactos y desaconsejan celebrar estos eventos en espacios cerrados y limitarse este tipo de encuentros a lo estrictamente necesario.

Los que finalmente realicen estas cenas deben recordar que en la Comunitat está limitado a grupos de diez personas y que deberán llevar el pasaporte COVID-19. Los expertos recomiendan, además del uso de las mascarillas, otras herramientas que pueden ayudar como hacernos un test de antígenos el mismo día. Una herramienta objetiva que disminuye el riesgo e incrementa los niveles de seguridad, aunque no es una solución al 100% eficaz.

El Ministerio de Sanidad ya recomendó este martes la puesta en marcha de medidas para evitar el aumento de contagios y en concreto, pidió «establecer límites en el número de participantes en eventos públicos y sociales, especialmente durante las celebraciones de las fiestas navideñas», aunque sin dar todavía cifras concretas sobre cuáles deben ser esos «límites».

El Consell descarta por el momento volver a las restricciones de cara a las Navidades y confía en la efectividad que pueda aportar el pasaporte Covid, según fuentes del Gobierno valenciano. Ximo Puig considera que la situación actualmente no es tan grave para adoptar restricciones como los cierres perimetrales, restricción del número de comensales por casa en Nochebuena o la Navidad, toque de queda para toda la población como sucedió el pasado año ya que en aquella ocasión las cifras eran mucho peores con 800 personas por Covid ingresadas en la UCI en la Comunitat y cerca de 10.000 casos diarios.

De todas formas deberemos esperar a ver cómo evolucionan las cosas durante los próximos días y las posibles nuevas medidas que se puedan dar. ¿Habrá comidas y cenas de empresa? ¿Podremos reunirnos con la familia estas Navidades? ¿Será necesario con el pasaporte Covid.19?  Por ahora todo puede pasar. Hasta que veamos la evolución de los datos y las cifras deberemos usar el sentido común.

 

Continuar leyendo