Síguenos

Valencia

Bonig califica de «atropello» imponer asignaturas troncales en valenciano

Publicado

en

Albatera (Alicante), 6 abr (EFE).- La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha señalado hoy en Albatera que «imponer a todos los alumnos asignaturas troncales en valenciano es un atropello al derecho a la libertad de elección».

Bonig se ha reunido hoy en Albatera con la alcaldesa, Ana Serna, del PP, acompañada del presidente de la Diputación de Alicante, el también Carlos Mazón, y posteriormente ha visitado Crevillent donde se ha reunido con el grupo municipal popular, según un comunicado del PPCV.

Respecto a la enseñanza, Bonig ha indicado que «el 28 de febrero, en plena pandemia, (el conseller de Educación, Vicent) Marzà ha exigido a todos los colegios que les mandasen los proyectos lingüísticos donde se establecen los alumnos escolarizados en castellano y que, al menos, el 25% de las asignaturas troncales sea en valenciano con un claro detrimento de la calidad educativa y del respeto a sus derechos».

Bonig ha manifestado que el PPCV pone a disposición de las AMPAS y padres que quieran recurrir la imposición lingüística para el próximo curso los servicios jurídicos del partido.

«Es un proceso en el que no ha habido participación y se ha engañado a las familias a las que prometieron que no se les exigiría el valenciano», por lo que les ha brindado la ayuda del PPCV para que interpongan recurso ante la conselleria y, si es desestimado, acudir al Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJCV).

«No sería la primera vez. En la pasada legislatura desde la Diputación de Alicante y el PPCV recurrimos el decreto del chantaje lingüístico que fue frenada en los tribunales», ha indicado Bonig, quien ha añadido que «Puig acumula más de 40 sentencias condenatorias contra su política lingüística y su manera de educar es contraria a la libertad, a la Constitución y al Estatuto de autonomía».

«El PP es el partido de la libertad y queremos que los padres decidan si quieren que sus hijos estudien en líneas en castellano o en valenciano, que se conserve la exención del valenciano recogida en la Llei d’ús», ha defendido la presidenta del PPCV, quien ha insistido en que está «en contra de la imposición obligatoria de la enseñanza en valenciano del 25% de las asignaturas troncales en primaria, secundaria, bachillerato y FP».

Bonig ha hecho estas declaraciones desde Albatera, «una zona castellano hablante, que siente su valencianía como el que más», donde ha indicado que si llega al Consell derogará la Ley de Función Pública Valenciana donde el PSPV-PSOE, «en connivencia con los nacionalistas de Compromís y Podemos», «impone por primera vez en la historia el requisito del valenciano para todos los funcionarios, no solo de la Generalitat sino también de los ayuntamientos, en una clara desventaja de las zonas castellano hablantes».

Por su parte, según el comunicado del PPCV, el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, ha señalado que la institución provincial está haciendo una inversión histórica para luchar contra los efectos sociales y económicos de la pandemia mientras la Generalitat se está dedicando «a marear a los ayuntamientos».

Respecto al trasvase Tajo Segura ha apuntado que se está «en un momento crucial» tras «el anuncio del Gobierno de España, vía decretazo, de tratar de apuntalar de manera definitiva y dar el último cuchillazo al trasvase».

«Es la inversión más solidaria, más ecológicamente sostenible con más de 40 millones de árboles que sobreviven gracias al trasvase que es mucho más sostenible que la desalación masiva que es la ruina y el desastre económico y medioambientaql y el mayor insulto a la solidaridad dentro de una nación», en opinión de Mazón.

Por ello, ha proseguido que no tolerará «que la huerta de Europa se convierta en el primer desierto artificial» del continente.

Valencia

El Consell anuncia un Plan de 50 millones para la defensa del litoral valenciano

Publicado

en

EFE/Kai Försterling/Archivo

València, 22 abr (EFE).- El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha abogado por un puerto de València más sostenible y abierto a la ciudad y ha mostrado la voluntad de poner en marcha un plan «extraordinario de defensa del litoral y adaptación al cambio climático».

Durante la sesión de control en el pleno de Les Corts, Puig ha asegurado que este plan contará con un mínimo de 50 millones de euros, 15 de ellos aportados por el puerto de València.

Puig ha respondido a una pregunta del síndic de Compromís, Fran Ferri, sobre si es compatible «la macroexpansión» del puerto con la situación de emergencia climática decretada por el Consell en 2019, la protección del entorno y la salud de los valencianos.

El president ha defendido que el puerto de València es «un motor imprescindible para la economía y el empleo» de la Comunitat pero ha considerado necesario que éste sea «más sostenible y abierto a la ciudad».

Así, ha señalado que es necesario exigir al Ministerio de Transición Ecológica y al puerto una actuación «fundamental y rápida» para la protección de las playa del sur, que sufren «un proceso de erosión desde hace tiempo».

En este sentido, ha dicho que quieren poner en marcha un plan «extraordinario de defensa del litoral y adaptación al cambio climático, con un mínimo de 50 millones, 15 de ellos aportados por el puerto».

También ha defendido que deben ser los servicios jurídicos del Estado y no los políticos los que avalen la vigencia de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto de ampliación, y ha abogado por integrar la ciudad y el área metropolitana y por avanzar en el Corredor Mediterráneo.

Continuar leyendo