Síguenos

Valencia

Quién es quién en el ‘Caso Imelsa’: Políticos, brigadistas, «zombis» y un futbolista

Publicado

en

Caso Imelsa
El expresidente de la Diputación de Valencia con el PP Alfonso Rus (en la imagen,a la izq , entre otros, en el banquillo de los acusados) se enfrenta a su primer juicio por las diferentes piezas del caso Imelsa, en el que la Fiscalía Anticorrupción reclama para él una condena de 12 años de prisión por pertenencia a organización criminal, malversación, prevaricación y falsedad.EFE/ Ana Escobar
València, 23 ene (OFFICIAL PRESS- EFE).- El juicio de la pieza del caso Imelsa que ha comenzado este lunes en la Audiencia de Valencia presenta un banquillo de los acusados formado por veintiséis personas que proceden de diferentes ámbitos, sectores, partidos políticos y hasta del mundo del fútbol. ¿Quién es quién en esa nómina de procesados?

Hay cargos políticos del PP y del PSPV-PSOE en la Diputación de Valencia y en las empresas públicas Imelsa y Ciegsa, también está el autodenominado «yonqui del dinero» junto a un futbolista del Olímpic de Xàtiva, así como un empresario del sector de la comunicación y varios «zombis» contratados como asesores o brigadistas forestales.

Todos ellos comienzan a ser juzgados en la pieza que investiga la contratación irregular de trabajadores en estas organizaciones.

CASO IMELSA

POLÍTICOS DEL PP EN LA DIPUTACIÓN E IMELSA

El primero de los acusados es el expresidente de la Diputación de Valencia entre 2007 y 2015, Alfonso Rus, también alcalde de Xàtiva entre 1995 y 2015, presidente del PP provincial entre 2004​ y 2015, del Consejo de Administración de Imelsa y del Club Olímpic de Xàtiva.

Asimismo, está acusado el autodenominado «yonqui del dinero», Marcos Benavent, exgerente de Imelsa y antes concejal del PP en Xàtiva que, según el escrito de acusación de la Fiscalía, tenía en Imelsa funciones de «intermediario recaudador».

Por su parte, Emilio Llopis fue durante este periodo jefe de gabinete de Rus y consejero de Imelsa, además de responsable de Coordinación de las Comarcas en el PP provincial.

También está acusada la entonces jefa de personal de Ciegsa, María Escrihuela, nombrada por Benavent y que el Ministerio Fiscal entiende que se encargaba de encuadrar las contrataciones ficticias con las categorías laborales de la empresa.

En este sentido, el exdirector de servicios financieros de Ciegsa, José Enrique Montblanch, se encargaba, según la Fiscalía, de que hubiese dinero disponible para abonar las nóminas de los presuntos «zombis».

Otro de los acusados vinculado al PP es el ex diputado provincial Salvador Enguix, que incorporó a una de las «zombis» como su asesora y que pudo emitir contratos falsos.

«ZOMBIS» DEL PP EN IMELSA: AMIGOS DE RUS, UN FUTBOLISTA Y FALSOS BRIGADISTAS

Según el escrito de acusación del fiscal, en Imelsa fue contratado el futbolista del Olímpic de Xàtiva -club presidido entonces por Alfonso Rus- Miguel Angel Mullor, que fue eventual en la empresa entre 2008 y 2009 e indefinido entre 2009 y 2010.

Amigos o conocidos del propio Rus también fueron incorporados por esta vía a la compañía pública, como la vecina de Xàtiva Eva Luisa Sarrión, en paro y con problemas económicos, que fue contratada como asesora del diputado Salvador Enguix.

También era amigo personal de Rus Ángel Ramón Sanchís, en ese momento desempleado, a quien se hizo un contrato supuestamente ficticio entre 2012 y 2015 como asesor de Emilio Llopis, mientras que otro de los acusados como «zombi» de Imelsa es José Estarlich.

Por otra parte, fueron contratadas en Imelsa varias personas como falsos brigadistas forestales, según la Fiscalía, por orden de Emilio Llopis, como Juan Antonio Sanz, Francisco José Antequera o Raúl Mateo Ángel.

Todos ellos fueron asignados ficticiamente como asesores de diputados provinciales, aunque en algunos casos ni siquiera acudieron nunca a Imelsa más allá de para firmar el contrato.

EL PSPV EN LA DIPUTACIÓN E IMELSA

«Aprovechando la situación creada, y lejos de denunciar la situación», según la Fiscalía, el entonces consejero de Imelsa Rafael Rubio, del PSPV-PSOE, «solicitó el favor» a Benavent de que contratara a dos personas allegadas a su partido, María Teresa Gimeno y Carolina de Miguel, a quienes incorporó como sus asesoras.

También por la parte socialista se encuentra acusado el ex diputado provincial Raúl Pardos, que al parecer emitió certificados de contratación falsos.

«ZOMBIS» DEL PSPV EN IMELSA

Otros acusados fueron contratados a instancias del PSPV en la empresa pública, como Francisco Javier Cañizares, que, según ha reconocido en la primera jornada del juicio, trabajaba como personal de mantenimiento en el Partido Socialista y no en Imelsa, donde fue contratado como consejero del entonces diputado socialista Toni Gaspar -actual presidente de la Diputación- y donde, según defienden las acusaciones, nunca acudió.

Contratadas por mediación de Rafael Rubio, por su parte, ni María Teresa Gimeno Ibáñez, ama de casa, ni Carolina de Miguel, ambas vinculadas al Partido Socialista, realizaron ningún trabajo real para la empresa pública.

VEDRI: «ZOMBIS» DE ‘LA GRÁFICA’

Por otra parte, el empresario del sector de la comunicación y amigo de Benavent José Adolfo Vedri pidió al exgerente de Imelsa que, con cargo a fondos públicos, se hiciese cargo la empresa pública de los sueldos de dos trabajadores de su empresa ‘La Gráfica’.

Se trata de Óscar Pavon y Salvador Tormo, que firmaron dos contratos con puesto simulado de auxiliar administrativo mientras seguían trabajando en la empresa de Vedri, que ha reconocido los hechos.

CARGOS DEL PP EN CIEGSA

También están acusadas personas relacionadas con Ciegsa, la empresa pública de la Generalitat dedicada a la construcción de centros educativos.

Es el caso del ex secretario autonómico de Educación de la Consellería de Cultura, Educación y Deportes y consejero delegado de Ciegsa desde 2003 hasta 2007, Máximo Caturla, quien, según la Fiscalía, contrató en esta empresa pública al menos a cuatro personas que no desempeñaban ninguna función, además de alquilarles un piso en el centro de València con fondos públicos.

«ZOMBIES» DE CATURLA EN CIEGSA

En la causa están acusadas personas contratadas en la empresa pública Ciegsa, que no desarrollaron labor alguna para la compañía, sino para el PP, como Antonio Gil, al que Caturla le creó un puesto de jefe de planificación, seguimiento y coordinación del programa de infraestructuras educativas, con un contrato de alta dirección.

También es el caso de Juan Sanchís, contratado como jefe de planificación, seguimiento, y coordinación de las Infraestructuras Excepcionales, con un contrato de alta dirección y que permaneció contratado hasta su jubilación.

Por su parte, María Clara Sáez fue contratada en Ciegsa por Caturla con contrato de alta dirección como jefa de relaciones entre la sociedad y la Consellería de Cultura, Educación y Deporte, e incluso, una vez de baja de la empresa, se la volvió a contratar con un salario superior como oficial administrativa.

En la misma situación se encuentra Manuel Gómez Pérez, concejal del Ayuntamiento de Requena de 1987 a 1995, y teniente de alcalde hasta el año 2003 por el PP, contratado como oficial administrativo hasta que se jubiló.

Marta Rojo y Jordi Ferrer

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Valencia

VÍDEO| Campanar llora a sus vecinos con un emotivo minuto de silencio

Publicado

en

Campanar minuto de silencio
Numerosas personas se han acercado a las doce del mediodía de este domingo hasta la plaza de la Iglesia del barrio de Campanar para guardar un minuto de silencio en memoria de las diez víctimas mortales registradas en el incendio de un edificio en este barrio de València. EFE/Manuel Bruque

València, 25 feb (OFFICIAL PRESS-EFE).- Vecinos del barrio valenciano de Campanar, donde se erigían los dos edificios calcinados el pasado jueves, han rendido este domingo homenaje a los diez fallecidos en el siniestro guardando un minuto de silencio por ellos, mientras tratan de recuperar la normalidad tras «un mal sueño» del que les costará despertar.

Convocados por tres plataformas -La tabla por la Partida, la Asociación de Jóvenes Campanar Poble y la Asociación de Vecinos de Campanar-, cientos de personas se han congregado en la plaza de la iglesia situada a pocos minutos a pie de los inmuebles siniestrados, que les hacen imposible olvidar lo que sucedió el jueves 22 de febrero.

«Nosotras estábamos con nuestros tres hijos en el parque justo cuando empezó», comenta a EFE Alejandra, acompañada de otras dos amigas a las que el ‘shock’ les hace imposible rememorar esa tarde.

Desde allí presenciaron como el incendio que se originó en un piso pasó a devorar más de la mitad del inmueble en lo que les pareció «cinco minutos». «Los niños salieron corriendo, chillando ‘¡Hay fuego!’. Lloraban y gritaban».

Incluso a uno de los pequeños, de 9 años todos y compañeros del mismo colegio, el miedo le generó un ataque de ansiedad. «No podía respirar. Está tan traumatizado que no quiere dormir en su habitación porque su ventana da a la finca, así que duerme en el salón».

Ahora teme las luces de los coches porque le recuerdan las llamaradas que se comieron la finca.

Los vecinos homenajean a los muertos con un minuto de silencio: «Es un mal sueño»

«Es que lo vieron todo, escucharon a la gente chillar», lamenta. Han tratado de decirles que los bomberos rescataron a todas las personas, «pero claro, luego van al cole y dicen que hay 10 víctimas fallecidas». «Mi hija no quiere pasar por la puerta, así que damos toda la vuelta para llegar», explica.

La zona está formada por urbanizaciones que al final «son como pequeños pueblos». «Todos hacemos vida social, vamos al club social, al gimnasio, a la piscina. Conocemos prácticamente a todos, entonces siempre nos toca de alguna manera de cerca».

Traumas infantiles entre los más pequeños

El viernes, en clase, la profesora trató de hablar con los niños sobre lo sucedido; los psicólogos les aconsejan «normalizar la vida y no dejar de hacer» lo que hacían porque «es la mejor cura, el tiempo y que ellos vean que todo en la vida continúa», aunque a veces sea «un mal sueño» como este, del que van a tardar en despertarse.

Desde la Asociación de Vecinos, Pep Belloch verbaliza a EFE su emoción por el comportamiento de los valencianos, que se han volcado con los afectados con muestras infinitas de solidaridad.

De hecho, pensaban montar este domingo una recolecta de productos de primera necesidad pero ha sido tal la cantidad que han recibido estos días que la han paralizado y sustituido por este homenaje «más íntimo y más cercano.

También han puesto en marcha un ‘crowdfunding’ para recoger dinero para los damnificados.

Ramón Vila pertenece a la misma asociación y también él manifiesta, en nombre de los vecinos, la pesadilla que están viviendo: «Estamos muy afligidos, aunque se ha volcado toda Valencia, los bomberos, la Cruz Roja, los hoteles, y eso da a entender la gran conciencia que tenemos los valencianos».

«Hay que vivirlo, pero cómo lo habrán vivido las 10 personas que se quedaron dentro y que hoy, desgraciadamente, no pueden estar con nosotros», concluye, emocionado, Ramón.

Continuar leyendo