Síguenos

Sucesos

Cinco policías arriesgan su vida para salvar a una mujer en una acequia

Publicado

en

Orihuela (Alicante), 7 jul (EFE).- Cinco agentes de la Policía Nacional de Orihuela (Alicante) han arriesgado su vida para salvar a una mujer, de 65 años, que estaba en peligro de morir ahogada en una acequia de regadío, de más tres metros de profundidad, con una gran corriente.

Los hechos, de los que han informado este miércoles fuentes de la Comisaría Provincial, ocurrieron la tarde del pasado día 3.

Los agentes, alertados por el 091, se dirigieron hasta un domicilio de la ciudad tras el aviso de un ciudadano que no encontraba a un familiar. Sospechaba que podría haberse arrojado a una acequia de gran peligrosidad cercana a la vivienda.

Inmediatamente, los policías organizaron un dispositivo de localización y hallaron a la mujer a unos trescientos metros del domicilio en el sentido de la corriente. Se trataba de una acequia de regadío de más de tres metros de profundidad, con una gran corriente.

Cuando la encontraron, la mujer estaba siendo sujetada con una escalera por unos vecinos que la vieron al pasar.

Sin dudarlo, tres de los agentes se arrojaron al torrente de agua y consiguieron conducirla hasta un desvío secundario, en el cual le esperaban los otros dos policías dentro del agua, que les ayudaron a sacar a la mujer en un lugar de muy difícil acceso, pero el único viable para tal maniobra.

Los agentes protegieron en todo momento a la mujer, manteniendo su cabeza constantemente fuera del agua.

Para lograrlo, los policías recibieron golpes y rozaduras. Uno de ellos sufrió lesiones en uno de sus brazos debido a la braveza del torrente de agua y los golpes contra paredes de la acequia y objetos dentro del caudal.

La mujer finalmente fue rescatada en buen estado de salud y atendida por hipotermia en el lugar de los hechos, antes de ser trasladada a un centro de salud para su valoración.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sucesos

Prisión sin fianza para el detenido por la muerte de la joven Florina

Publicado

en

València, 30 jul (EFE).- El Juzgado de Instrucción número 4 de Alzira, en funciones de guardia, ha acordado este viernes la prisión provisional, comunicada y sin fianza para el detenido en relación con la muerte de una mujer cuyo cadáver fue localizado en Silla el pasado mes de enero.

Según informa el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, el hombre queda investigado en una causa abierta por un delito de homicidio/asesinato.

La Guardia Civil detuvo este miércoles en su domicilio de Carcaixent a un hombre de 60 años y nacionalidad española como sospechoso de haber estrangulado a Florina Gogos, la chica de 19 años que desapareció cuando ejercía la prostitución en Silla, y haber arrojado su cadáver a una acequia, en la que fue encontrado el cuerpo el pasado 30 de enero.

Según la Guardia Civil, el detenido trabajaba como comercial de Lejías Javi en la zona donde Florina Gogos, la víctima, fue vista por última vez, el área de la pista de Silla, donde la joven rumana ejercía la prostitución, en las cercanías del término municipal de Albal.

La detención de este hombre, viudo de 60 años, se produjo a las 7.50 horas y seguidamente los agentes procedieron a registrar tres locales de su propiedad.

El cuerpo de Florina Gogos apareció finalmente en un canal de riego conocido como el Camino de la Fuente de Mariano, perteneciente al término municipal de Silla. El canal reseñado está muy próximo a la zona donde se vio por última vez con vida a la joven. La autopsia reveló que la víctima había sido estrangulada y, posteriormente, arrojada al canal.

Varias de las chicas que ejercían la prostitución en la Pista de Silla, autovía de salida de València hacia el sur, hicieron saber a los investigadores que el sospechoso acudía frecuentemente a esa zona para pagar a cambio de sexo.

La compañera de piso de la víctima acudió al cuartel de la Guardia Civil de Alfafar para denunciar su desaparición el 10 de enero y, desde entonces, comenzó una investigación a cargo del Grupo de Homicidios de la Guardia Civil.

El grupo basó sus investigacionesen una grabación del último coche, un vehículo blanco, al que se subió la chica ejerciendo la prostitución, recogido por una cámara de seguridad próxima, en la tarde del 8 de enero pasado.

El detenido no tenía antecedentes policiales ni judiciales.

Continuar leyendo