Síguenos

Valencia

Compromís pide prohibir reuniones de no convivientes y cerrar la hostelería

Publicado

en

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra y el alcalde de València, Joan Ribó. EFE/Biel Aliño/Archivo

València, 12 ene (EFE).- Compromís ha reclamado un confinamiento parcial, que incluya la prohibición de las reuniones de grupos de personas no convivientes, toque de queda a las ocho de la tarde y la suspensión la actividad de la hostelería, de los establecimientos hoteleros y de los centros comerciales de más de 800 metros cuadrados.

El Consell de Coordinació Institucional de Compromís ha acordado trasladar al Consell y al Gobierno de España la necesidad de adoptar medidas más duras para hacer frente a la pandemia de coronavirus ante las «preocupantes cifras» de los últimos días.

Los portavoces de Compromís, Mónica Oltra, Àgueda Micó, Joan Ribó y Juan Ponce, han señalado en un comunicado que hay que tomar medidas «contundentes y valientes» para frenar los contagios, preservar vidas, evitar el colapso del sistema sanitario y garantizar el proceso de vacunación, como vienen proponiendo desde octubre.

Compromís pide un confinamiento parcial, en el que se mantenga la actividad de los servicios públicos, de la educación y de la economía, así como la práctica deportiva saludable y segura, y se promueva el teletrabajo en las actividades donde sea posible.

También pide que se suspenda la actividad de la hostelería, los establecimientos turísticos, hoteleros y de ocio, los centros comerciales y establecimientos comerciales no esenciales de más de 800 metros cuadrados, y se limite su actividad en espacios de igual o inferior tamaño.

Además, reclama suspender espectáculos y actividades sin programación estable que impliquen acumulación de personas a la entrada y a la salida; prohibir las reuniones de no convivientes, exceptuando los cuidados y la crianza, y el confinamiento nocturno a las 20:00 horas, con las excepciones que marca la actual normativa.

La coalición reclama estas medidas al Gobierno central, si bien destaca que la Generalitat puede mientras tanto adoptar las mismas limitaciones de actividades dentro del marco que da el actual estado de alarma y mantener las que están actualmente vigentes y que no son incompatibles, como el cierre perimetral.

Ante la gravedad de estas restricciones, Compromís pide la creación de un fondo de emergencia covid estatal y otro autonómico para paliar los efectos económicos del cierre en estos sectores mencionados, vinculados al mantenimiento de los puestos de trabajo, los derechos laborales y el trabajo autónomo.

«Sin salud no hay economía, pero no podemos dejar a miles de personas sin ingresos de sus negocios, es necesario que el Gobierno estatal actúe para no dejar a nadie atrás», afirman los portavoces de la coalición, que aseguran que es «falsa» la «dicotomía salud versus economía», porque «sin salud no hay economía «.

Respecto a las vacunas, proponen que el Gobierno envíe las dosis en función del ritmo de vacunación, de forma que las comunidades autónomas que las tengan almacenadas no reciban la siguiente remesa hasta que no hayan terminado la administración de la anterior, para que se prime «la inmunización ante la acumulación».

Finalmente, la coalición valencianista trasladará la necesidad de aumentar y acelerar la realización de pruebas diagnósticas, confirmación de PCR positivas y rastreo.

Valencia

Atascos y playas concurridas en el primer fin de semana sin estado de alarma

Publicado

en

Madrid, 15 may (EFE).- El arranque del primer fin de semana sin restricciones a la movilidad ha dejado este sábado imágenes de cierta normalidad previa a la pandemia con complicaciones en el tráfico, especialmente en las salidas de Madrid, playas concurridas y reencuentros familiares.

Mientras, los datos facilitados este sábado sobre la evolución de la pandemia por las distintas autoridades sanitarias de las comunidades autónomas -el Ministerio de Sanidad no ofrece datos los fines de semana- siguen reflejando una tendencia generalizada de descenso en la incidencia acumulada.

Tras una madrugada de sábado sin grandes incidentes ni aglomeraciones como las registradas el pasado día 9, la mañana arrancaba en Madrid -donde es festivo local por San Isidro- con complicaciones prácticamente en todas las salidas, especialmente las autovías de Burgos (A-1), Valencia (A-3) y Extremadura (A-5).

Una situación atípica en los últimos meses al igual que la de las playas, en especial las de la costa mediterránea, que han comenzado a registrar la llegada de los bañistas con ganas de disfrutar del mar tras meses sin poder hacerlo.

Es lo que ha ocurrido, por ejemplo, en Murcia y la Comunidad Valenciana donde muchos llegaron este viernes, cuando ya se registraron aumentos en los desplazamientos de hasta el 53 % entre las tres y las siete de la tarde respecto a la misma franja horaria de la semana anterior.

«Desde que nos cerraron…trabajando sin parar y ahora tenemos unos ahorros y tenemos tiempo, sobre todo, viernes, sábado y domingo que venimos», comentaba a Efe un turista.

Precisamente será esta recuperación de la movilidad nacional la que empiece a dar un poco de oxigeno al castigado sector turístico, mientras las autoridades insisten en la necesidad de mantener las medidas en paralelo al avance de la vacunación y la inmunidad de grupo.

EFE / Manuel Lorenzo

BAJADA DE LA INCIDENCIA CON EXCEPCIONES

En cuanto a los datos de evolución de la pandemia, las comunidades han facilitado balances de mejora, especialmente en la evolución de la tasa de incidencia acumulada, aunque con algunas excepciones.

Así, la Comunidad de Madrid ha comunicado que ha bajado la incidencia acumulada por debajo del riesgo extremo de los 250 casos por cada cien mil habitantes, algo que no sucedía desde finales del pasado mes de marzo.

En Andalucía, la tasa de incidencia también ha recuperado su línea descendente, al situarse en 165,9 por cada cien mil habitantes, 5,6 puntos menos que la víspera.

En Cataluña se ha notificado en las últimas 24 horas la muerte de una persona y 1.030 contagiados, en una evolución a la baja que confirman otros datos epidemiológicos, como el riesgo de rebrote, que se sitúa en 167, trece puntos menor que el viernes.

En Baleares la incidencia acumulada es de 46,5 casos por cada cien mil habitantes, con lo que vuelve a «riesgo bajo» por la pandemia, situación que no se daba en las islas desde el 24 de marzo.

En otras comunidades también se han reducido otras variables como los contagios, como en Aragón con 198 nuevos contagios, 35 menos que un día antes; mientras que en Castilla y León la pandemia ha dejado cuatro muertos y 262 nuevos contagios notificados, 19 casos menos.

En Extremadura, por el contrario, se ha registrado en las últimas 24 horas un nuevo incremento de casos positivos con un total de 93, aunque la incidencia acumulada también sigue a la baja y se sitúa en 82,89 casos por cada cien mil habitantes.

En Navarra, se detectaron este viernes 75 casos, con una tasa de positividad que se ha reducido en tres décimas, y 111 pacientes ingresados, siete menos que el día anterior.

En La Rioja, por el contrario, había 17 casos activos más, hasta los 442, mientras que en Asturias los contagios han seguido estables y en Murcia se han registrado 59 nuevos positivos, once menos que el día anterior sin ningún fallecido.

En el País Vasco la tasa de positividad se ha mantenido por quinto día consecutivo por debajo del 5 %, y en Cantabria se ha registrado un fallecimiento después de seis días sin notificar decesos.

En Ceuta se han alcanzado datos de nueva normalidad con un promedio de 24,94 casos por cada cien mil habitantes.

Continuar leyendo