Síguenos

Fallas

GALERÍA| Las lágrimas de Carmen Martín y Galiana en la cremà de la falla municipal

Publicado

en

cremà falla municipal 2022
Foto: Toni Cortés

València, 19 mar (OFFICIAL PRESS- EFE).- Las lágrimas de Carmen Martín y Carlos Galiana en la Cremà de la falla municipal simbolizan y representan el triunfo de los miles de falleros que ante la lluvia y el frío, que también amenazaron la última noche de fallas, no pudieron con la magia de esta fiesta. La tradición de quemar el arte satírico y de fantasía de unas fiestas que este año volvían con ilusión y esperanza a una relativa normalidad tras la pandemia pero que han quedado condicionadas y afectadas por la borrasca Celia.

Y han sido precisamente dos fallas dedicadas a las consecuencias del cambio climático, a las advertencias del calentamiento global y la necesidad de avanzar hacia un desarrollo sostenible, la municipal de la plaza del Ayuntamiento y la cercana de Convento Jerusalén, las que han concitado más atención a la hora de someterse al ritual del fuego purificador que anuncia la llegada de la primavera.

La Cremà ha estado protagonizada por el mal tiempo que ha dominado la semana fallera y ha dejado estas fiestas declaradas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad como las más lluviosas y con menos horas de sol en 84 años, lo que se ha traducido también en cancelaciones de reservas hoteleras y hosteleras para un fin de semana que prometía volver a cifras económicas prepandemia.

Y a las once de la nochellegaba la hora de quemar la falla municipal, en plena plaza del Ayuntamiento -el «kilómetro cero» del paseo fallero y donde se disparan las mascletaes más multitudinarias- y que este año, con un presupuesto de 205.000 euros (sufragados por el Ayuntamiento) y obra de Alejandro Santaeulalia y el artista urbano Dulk, llevaba por lema medioambiental la frase «Protegix allò que estimes» (protege lo que amas) que inmortalizó Jacques Cousteau.

El monumento era un canto a la Naturaleza repleto de animales en peligro de extinción y construida con materiales sostenibles para alertar del riesgo de que desaparezcan muchas especies de flora y fauna, como el enorme oso polar con mirada triste e incierta que se ha convertido en uno de los emblemas de estas Fallas.

Bajo la lluvia y ante la emoción de la fallera mayor, Carmen Martín, y su corte de honor, junto a autoridades como el president de la Generalitat, Ximo Puig, la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, y el alcalde de València, Joan Ribó, la falla ha ardido sin problema y en cinco minutos se ha convertido en una pira ante la mirada de miles de personas que abarrotaban la plaza y sus calles aledañas.

 

Seis meses después de las últimas Fallas -las de septiembre de 2021 que quemaron los monumentos que no pudieron arder en marzo de 2020 por el confinamiento ni en marzo del año siguiente por las restricciones de la pandemia-, miles de personas han salido a la calle, con paraguas y abrigo, para ver arder las 766 fallas -entre grandes e infantiles- diseminadas por la ciudad y alrededores, que este año sumaban un presupuesto total de 12,5 millones de euros.

Tras la Cremà infantil -que ha dejado para el recuerdo la agonía de la falla municipal, que no lograba prender a causa de la lluvia y el viento-, las fallas grandes han comenzado a quemarse por cada barrio a las diez de la noche, a los sones de las bandas de música y entre castillos de fuegos artificiales, y media hora más tarde ha sido el turno del elegido como mejor monumento de 2022, el de Convento Jerusalén con el lema «2030» y obra de Pere Baenas.

Con un presupuesto de 315.000 euros, esa falla hacía una alegoría, imponente y llena de riqueza cromática y simbólica, sobre los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de la ONU para salvar el planeta de los excesos humanos, y ha vuelto a ser una de las fallas más visitadas, como las del resto de la sección Especial, las de mayor inversión y espectacularidad.

Entre estas últimas se encontraba otra de las más admiradas, el «Jaque» de la falla del Pilar (segundo premio) que albergaba uno de los ninots más virales de este año por la guerra en Ucrania, el de Vladímir Putin jugando a los bolos con Joe Biden y Xi Jinping, y que como el resto ha sido pasto de las llamas.

Este año se han salvado del fuego, por votación popular, los grupos «Fantástica indumentaria» (de Carlos Carsí para l’Antiga de Campanar) y «Mare mòbil» (de José Gallego para Convento Jerusalén), que pasarán a formar parte del Museo Fallero de València.

La Cremà fue  vigilada y atendida por un dispositivo reforzado de bomberos que presta atención especial a los efectos del viento para evitar daños en fachadas o mobiliario urbano.

Después llegaba el turno de los 1.400 trabajadores del servicio extraordinario de limpieza que ha montado el Ayuntamiento para que durante toda la madrugada se recojan los residuos de las fallas quemadas y de la intensa vida de calle que se ha hecho estos días, a pesar del tiempo tan desapacible que ha hecho y que ha obligado a suspender actos festivos y pirotécnicos.

Con la incertidumbre ante la irrupción de la crisis económica que se deriva ya de la invasión rusa de Ucrania, el mundo fallero, que había cogido aire con estas fiestas para intentar volver a la normalidad prepandemia, afronta las Fallas de 2023 con la previsión de reducir su inversión, lo que puede afectar a todos los sectores que dependen, a lo largo de todo el año, de esta fiesta universal.

Carlos Bazarra

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Fallas

Besamanos a la Virgen de los Desamparados 2022

Publicado

en

Besamanos a la Virgen de los Desamparados 2022

El Besamanos a la Virgen de los Desamparados 2022 se ha vivido con mucha emoción y fervor. Muchos valencianos y devotos tenían marcado en el calendario este día, miércoles 18 de mayo, para no faltar a su cita con la Virgen. Un acontecimiento doblemente especial porque es el primer Besamanos después de la pandemia, sin limitaciones de aforo ni restricciones, y porque se  celebra el Año Jubilar del Centenario de la Coronación Pontificia.

“Valencia siempre es fiel a esta cita con la Mare de Déu, diez días después de su Fiesta, por eso cuando hemos abierto las puertas de la Basílica esta mañana ya había una cola con alrededor de 500 personas esperando desde la madrugada para entrar y participar en el Besamanos que se está desarrollando con normalidad y sin incidentes, en un día precioso en el que los fieles pueden estar más cerca de la Virgen, en un momento de intimidad, presentando oraciones y súplicas a los pies de nuestra Patrona”, destaca Álvaro Almenar, vicerrector de la Basílica.

Besamanos a la Virgen de los Desamparados 2022

 

Además, “todos los donativos que se recojan este año, también hoy, en el Besamanos, se destinarán a la ‘Corona de Caridad’ para la Patrona, en favor de los más desamparados porque este título que Ella lleva, Virgen de los Desamparados, sólo tiene sentido si atendemos y acompañamos a las personas que más lo necesitan: los enfermos mentales graves y en riesgo de exclusión, a través de la Fundación MAIDES; a madres gestantes, a través de Provida; y a mujeres excluidas, a través de Villa Teresita, entre otros proyectos de la Basílica y su obra social”, subraya el vicerrector, que añade que “esta ‘Corona de Caridad’ será la joya más bonita que podrá lucir nuestra Madre”.

Emoción ante la imagen de la Patrona

La mirada de todas las personas que pasaban esta mañana frente a la imagen peregrina de la Virgen, instalada frente al altar para este Besamanos, se iluminaba con emoción y devoción. Muchos son habituales en esta cita y para otros era la primera vez, pero a todos les une el mismo sentimiento: “es algo que no se puede explicar, muy emocionante y especial, este día me recarga las pilas”, explica Amparo Simó, responsable del Centro de Educación Infantil Veo Veo de Torrent, que participa todos los años en el Besamanos, este año con 40 niños pequeños.

David, seminarista de segundo curso en el Seminario de Moncada, ha participado por primera vez en el Besamanos en mayo y lo ha vivido como “un acto muy bonito y emocionante al poder encontrarme con mi Madre y poder tener un momento de oración delante de la Virgen de los Desamparados que tan importante es para mí, y también para mi familia, que siempre ha tenido mucha devoción porque, además, mi abuela se llamaba Amparo”, señala.

Miles de valencianos acuden al Besamanos

La afluencia de público desde la apertura de las puertas de la Basílica, a las 6:45 horas de la mañana, ha sido “constante, a pesar del sol y el calor que hace hoy y que intentamos aplacar con el reparto de botellines de agua, pero la gente ha venido preparada con paraguas y sombreros y contamos con la colaboración de Cruz Roja por si hubiera alguna atención necesaria”, precisa José Luis Albiach, presidente de los Seguidores de la Virgen de los Desamparados, que colabora en la organización y control de acceso en el Besamanos, al igual que la Corte de Honor y los Eixidors del Trasllat.

“Es un día muy bonito para todos los valencianos y está transcurriendo con tranquilidad, con una afluencia maravillosa porque los valencianos siempre responden a la llamada de la Mare de Déu. Para muchas personas era muy importante poder venir a dar las gracias a la Virgen, sobre todo después de estos años tan difíciles de la pandemia”, concluye Albiach.

Un manto nuevo para un día especial

El manto que lleva hoy la imagen procesional de la Mare de Déu “es nuevo, lo estrena en este día tan especial”. Es de color claro con flores estampadas, con seda natural de estilo florentino renacentista y ha sido realizado por el artista Pedro Arrue por encargo de Mª Dolores Alfonso, Camarera de la Virgen, que ha querido, con este regalo, “agradecer a la Mare de Déu el privilegio tan grande que tengo al ser su Camarera”.

En este Besamanos, la imagen de la Patrona, que también estrena pendientes y collar de plata y piedras preciosas, “está preciosa, como siempre, y siempre triunfa en todos los actos, y estamos viendo las ganas que tenía la gente de tener cerca a su Madre en este acto que entre todos en la Basílica hemos organizado con todo el cariño del mundo”, indica Dolores Alfonso.

 

Continuar leyendo