Síguenos

Cultura

5 curiosidades de los Reyes Magos que desconocías

Publicado

en

Reyes magos

La noche del 5 de enero es una de las noches más mágicas del año. Esa noche Melchor, Gaspar y Baltasar, montados sobre sus camellos dejan regalos a los niños. El ritual cada año es el mismo, dejar los zapatos fuera para que los llenen de dulces, poner agua para los animales de sus majestades, un poco de leche con galletas y pronto a la cama. Dormir es complicado por los nervios a la espera que nuestros regalos (carbón si no hemos sido del todo buenos) e ilusiones se cumplan. Pero, ¿qué sabemos de los Reyes Magos de Oriente? ¿Quiénes son? ¿De dónde vienen?

1. Los magos de Oriente

«¿Dónde está el niño que ha nacido rey de los judíos? Observamos su estrella al salir y hemos venido a rendirle homenaje» En el Evangelio de Mateo, dentro del Nuevo Testamento, nos encontramos este relato del encuentro de los tres sabios en su encuentro con Herodes I el Grande, Rey de Judea. Guiados por una estrella, los tres reyes llegaron a Belén. Pero, ¿Eran realmente magos? ¿Quiénes son?

Desde pequeño hemos pensado que lo de «magos» guardaba relación con la habilidad que tienen estos monarcas para repartir tantos y tantos juguetes a todos los niños en tan solo una noche. Pero el término «magos» en realidad se refiere al nombre que recibían los sacerdotes eruditos en el Antiguo Oriente. De hecho este término proviene del persa «ma-gu-u-sha«, que significa «sacerdote», término que luego pasaría al griego como «μάγος» (magos, plural: μάγοι, magoi), y que se refería a una casta de sacerdotes, tal vez persas o babilonios, que estudiaban las estrellas con el objetivo de dar con Dios.​ La palabra griega fue adaptada al latín como «magus», plural «magi, /mágui/» y de ahí llegó al español mago.

 

2. ¿Cuál es su origen?

En el evangelio de Mateo realmente en ningún momento indica los nombres de los reyes, ni que fueran tres, ni que fueran reyes. Al principio únicamente se sabía que eran personas con poder económico debido a sus regalos pero nada más. Desde el siglo II, en las pinturas de las catacumbas de Santa Priscila, se les representa como nobles persas, como una casta sacerdotal de Media y Persia, dedicados al estudio de los conocimientos y la sabiduría. Debemos esperar hasta el siglo VIII para verlos plasmados en el arte como reyes.  

En el siglo III, Orígenes, un escritor y teólogo propuso que fueran tres magos en virtud de los tres dones ofrecidos a Jesús. Hasta entonces por las ilustraciones y dibujos se pensaba que tal vez fueran dos, tres o cuatro los magos que fueron a adorar al niño. De hecho la Iglesia ortodoxa siria y la Iglesia apostólica armenia aseguraban que eran doce, con doce nombres distintos, igual que los apóstoles y las doce tribus de Israel.

El papa León I el Magno, en el siglo V, establece de manera oficial que fueron tres los Reyes tal y como ha llegado la tradición a nuestros días.

 

3. Melchor, Gaspar y Baltasar

Conocemos sus nombres de carrerilla, pero ¿desde cuándo se llaman así?

La primera vez que aparecen los nombres de Melchor, Gaspar y Baltasar, es en el conocido mosaico de San Apolinar el Nuevo (Rávena) del siglo VI d. C. En él se puede apreciar a los tres magos vestidos al modo persa y con sus nombres escritos encima de cada imagen.

A partir del siglo VIII, los Reyes Magos recibieron nombres, aunque fueron sufriendo modificaciones a lo largo de los años y siglos como por ejemplo Bithisarea, Melchior y Gathaspa. No es hasta el siglo IX cuando el historiador Agnello, en su obra «Pontificalis Ecclesiae Ravennatis» les da los nombres con los que niños y mayores nos dirigimos a ellos en nuestras cartas.

 

4. Curiosidades

-¿Sabías que en la Edad Media ya eran venerados como santos?

-Los tres Sabios de Oriente representan  las distintas edades del ser humano: Gaspar, juventud; Baltasar, madurez y Melchor, vejez. Sus nombres equivalen en griego a «Appellicon», «Amerín» y «Damascón» y en hebreo a «Magalath», «Serakin» y «Galgalath»

-Además de representar las edades, los tres reyes representen las tres razas de la Edad Media ( En aquella época todavía no se había descubierto el continente americano)  Así, Melchor representa a los europeos y ofrece al Niño el oro por la realeza de Cristo; Gaspar da rostro a los asiáticos llevando el incienso por la divinidad de Jesús y Baltasar a los africanos portando la mirra, una sustancia que era utilizada para embalsamar cadáveres y es símbolo de la humanidad del Señor.

-Para que el rey Baltasar aparezca con la tez negra debemos esperar hasta el siglo XV d.C.

-Muchos autores barajan la posibilidad que los Reyes Magos, grandes sabios y estudiosos, conocieran las profecías mesiánicas de los judíos y por eso emprendieron su viaje a Jerusalén.

-La tradicional noche de Reyes se instaura en España a partir del siglo XIX. Esta fiesta infantil con regalos para los niños imitaba los homenajes que recibía el santo oriental San Nicolás en otros países el día de Navidad.

-En 1866 se celebró en Alcoy la primera cabalgata de Reyes Magos, tradición que se extendió al resto del país y posteriormente a otros países y culturas especialmente a países de habla hispana.

 

5. La estrella de Belén

Una de los símbolos más representados en las fiestas navideñas es el de la estrella que guió a Melchor, Gaspar y Baltasar hasta el lugar de Belén en el que había nacido el niño Jesús. Este cometa o astro luminoso ha cautivado la mente de muchos durante siglos, y han sido muchas las teorías que han tratado de buscar una expliación a este hecho.

-Para muchos expertos, Mateo en su relato del Evangelio pudo basarse en en algún acontecimiento astronómico que pudo producirse en las fechas del nacimiento de Jesús. Según Michael R. Molnar, astrónomo, la estrella de Belén fue un eclipse de Júpiter dentro de la constelación de Aries.

-¿Tenían conocimientos atronómicos los Reyes Magos? Muchos estudios afirman que sí ya que el hecho de que los guiara una estrella, indica que estaban instruidos en astrología, en la ciencia de la navegación y en el cálculo del tiempo a través de las configuraciones estelares. Los Sabios supieron leer que el Rey de reyes aparecería ese año en Palestina ya que en la antigua astrología, Júpiter era considerado como la estrella del Príncipe del mundo.

-Una de las principales dificultades con las que se encuentran los estudiosos del tema es que no se sabe con exactitud la fecha de nacimiento (si fue en diciembre o abril) incluso el año ya que para muchos hay un margen de error de unos seis años.

-Esta teoría no es nueva a principios del siglo XVII por Johannes Kepler, un astrónomo y matemático alemán afirmó en su estudio que esta misma conjunción planetaria alrededor del 6 a.C. podría haber sido la inspiración de la historia de la estrella de Mateo.

-Entre 1303 y 1305, el artista italiano Giotto pintó en las paredes de la Capilla Scrovegni en Padua, Italia la estrella como un cometa. ¿Era esa la estrella de Mateo? Algunos astrónomos sugieren que Giotto lo hizo como homenaje al cometa Halley que fue visible en 1301.

-¿Fue el cometa Halley tal vez la estrella de Belén? Los astrónomos también han calculado que el cometa Halley pasó por la Tierra alrededor del año 12 a.C., (5 y 10 años antes de que la mayoría de los estudiosos argumentaran que nació Jesús) Pero aunque hubiera sido ese cometa el que recorriera el cielo, para los científicos ninguna estrella puede realizar ese extraño recorrido para detenerse sobre un punto concreto tanto tiempo tal y como lo relata Mateo en su evangelio.

Lo que sí es seguro, es que cada noche del 5 de enero, guiados por esa mágica estrella, los Reyes de Oriente, no faltan a su cita con niños y mayores repartiendo sueños y regalos.

 

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cultura

La «fantasía lírica» de «Les contes d’Hoffmann» debuta en el Palau Les Arts

Publicado

en

opera

València, 20 ene (EFE).- El Palau de les Arts de València estrena este domingo «Les contes d’Hoffmann», la «fantasía lírica» de Jacques Offenbach, uno de los títulos imprescindibles en los grandes teatros de ópera pero inédito en el coliseo valenciano, bajo la dirección musical de Marc Minkowski y puesta en escena de Johannes Erath.

Así lo ha señalado este jueves el director artístico de Les Arts, Jesús Iglesias Noriega, durante la presentación de esta ópera, que abrirá la programación de 2022 dentro de la apuesta de Les Arts por ofrecer al público valenciano las obras esenciales del repertorio operístico.

Dicha propuesta continuará con títulos como «Wozzeck» de Berg -la primera obra de Bernstein en Les Arts- o el regreso del barroco a la Sala Principal con «Ariodante», según ha indicado Iglesias.

«Les contes d’Hoffmann» reunirá en València a grandes figuras de la lírica internacional, con el tenor estadounidense John Osborn en el papel principal, la soprano sudafricana Pretty Yende -que canta por primera vez los cuatro papeles protagonistas- y el bajo barítono italiano Alex Esposito encabezan el reparto de la producción, según la Generalitat.

A la presentación han asistido también el director musical de la ópera Marc Minkowski y Johannes Erath, quien firma la dirección escénica de esta producción de la Semperoper de Dresde, con escenografía de Heike Scheele, vestuario de Gesine Völl, iluminación de Fabio Antoci, vídeo de Alexander Scherpink y dramaturgia de Anne Gerber.

El reconocido ‘regista’ alemán plantea un montaje con Hoffmann como único personaje real, que recrea las vivencias reales y oníricas que experimenta el poeta.

Aplaudido en sus estrenos en Dresde y Helsinki, crítica y público han destacado el ejercicio teatral poderoso del director alemán, abundante en momentos visualmente llamativos que estimulan la imaginación del espectador, añaden las fuentes.

Por su parte, Marc Minkowski, tras su aplaudido debut con Les Musiciens du Louvre en 2020 con «Mitridate», de Mozart, se pone al frente de los cuerpos estables de la ópera valenciana, el Cor de la Generalitat y la Orquestra de la Comunitat Valenciana, para dirigir la completísima versión que él mismo preparó en 2012 con su propia orquesta.

El consagrado intérprete de Offenbach ofrecerá una versión basada en la edición crítica de los musicólogos Michael Kaye y Jean-Christophe Keck, cuya principal preocupación ha sido recrear de la manera más fidedigna posible las condiciones originales en que fue compuesta la ópera.

Les Arts reúne además, para esta ocasión, a grandes figuras de la lírica internacional, que cantarán por primera vez en la ópera valenciana, con el tenor estadounidense John Osborn en el papel principal.

Aclamado como uno de los intérpretes más relevantes de su generación, el tenor de Iowa se pone en la piel del poeta E.T.A. Hoffmann, considerado uno de sus papeles fetiche en su prolífica trayectoria.

La soprano sudafricana Pretty Yende aborda en Les Arts uno de los retos artísticos más importantes en su imparable carrera internacional como es interpretar a las cuatro heroínas de la obra de Offenbach: Olympia, Antonia, Giulietta y Stella.

El bajo barítono italiano Alex Esposito, cotizado intérprete de la obra de Mozart y Rossini, cierra la terna protagonista como la encarnación de las cuatro personalidades demoníacas, Lindorf, Coppélius, Miracle y Dapertutto, que ejercen de antagonistas del escritor.

El reparto de la producción se completa con las voces de Paula Murrihy, Eva Kroon, Moisés Marín, Tomislav Lavoie, Isaac Galán, Marcel Beekman, Roger Padullés y Tomeu Bibiloni.

La primera función de «Les contes d’Hoffmann» tendrá lugar el día 23 de enero (18 horas), tras su aplazamiento de este jueves por razones relacionadas con la pandemia, mientras que el resto de representaciones, previstas para el miércoles 26, el viernes 28 y el lunes 31, comenzará a las siete de la tarde.

Continuar leyendo