Síguenos

Valencia

El PP de València denuncia ante Justicia la Cabalgata de Reyes, que costó 40.000 €

Publicado

en

València, 7 ene (EFE).- El grupo popular municipal de València ha denunciado ante la Conselleria de Justicia la «imprudente e irresponsable» Cabalgata de Reyes por incumplimiento de las normas anticovid y ha asegurado que costó más de 40.000 euros en cuatro contratos menores fraccionados y adjudicados «a dedo».

La portavoz del PP, María José Catalá, ha criticado que el gobierno de Joan Ribó y el PSPV-PSOE se saltó toda la normativa sanitaria con la llegada de los tres autobuses de los Reyes Magos a la plaza del Ayuntamiento que provocó la aglomeración de cientos de familias.

En un comunicado ha anunciado la presentación de esta denuncia por incumplimiento del Decreto Ley 11/2020 de 24 de julio de régimen sancionador que regula el número máximo de personas que pueden concentrarse al aire libre debido a la pandemia de COVID.

«No se cumplieron las medidas sanitarias decretadas por el Consell durante la pandemia para evitar la aglomeraciones de personas en el recorrido de la cabalgata», ha asegurado y ha reclamado explicaciones y responsabilidades al gobierno local y al president de la Generalitat, Ximo Puig.

Ha exigido que se aperciba a los organizadores de la cabalgata, el alcalde y su equipo de gobierno, «por incumplir la normativa COVID sobre eventos navideños vigente en la Comunitat Valenciana y por no velar por la salud de las personas» como se hace con cualquier ciudadano que incumple las normas y ha considerado una «imprudencia» no planificar medidas de protección al final del trayecto.

«Tan grave y temeraria es la dejación de funciones del gobierno del Ayuntamiento como la permisividad del Consell de Puig, que no debería haber autorizado la cabalgata sin contar con las garantías sanitarias que exige la pandemia», ha aseverado.

Ha recordado que la normativa vigente permitía la celebración de cabalgata de Reyes estáticas siempre que se guardaran las medidas de distanciamiento interpersonal, uso de mascarillas y control riguroso de aforo y que, a su juicio, en València «brillaron por su ausencia».

En un segundo comunicado, el PP ha explicado que la cabalgata se organizó a través las concejalías de Cultura Festiva que dirige Carlos Galiana y que firmó tres contratos, dos de ellos, «al límite» de lo permitido legalmente para ser contrato menor, y de Servicios Centrales, con Luisa Notario a la cabeza.

«El despropósito es mayor porque además se adjudicaron el día antes de la celebración, el 4 de enero», ha añadido.

Catalá ha criticado que el alcalde, Joan Ribó, sigue «guardando silencio y está escondido sin asumir responsabilidades por la pésima gestión de una cabalgata donde no se cumplieron las medidas sanitarias para evitar aglomeraciones».

«En vez de estar ya trabajando para ayudar a autónomos, pymes, comercios y hosteleros se dedicaron a organizar saraos como la cabalgata de Reyes donde no se tomó ninguna medida para evitar las aglomeraciones», ha añadido.

Ha detallado que el contrato de los autobuses de dos pisos descapotables costó 17.908 euros y ha sido adjudicado a Producciones Metrónomo, mientras que los servicios de animación con actores se adjudicaron a La Fam teatre con un gasto de 17.545 euros.

El tercero de los contratos era de más de 3.500 euros para adornos e infraestructura necesaria para preparar el Ayuntamiento para la llegada de los Reyes Magos y fue contratado por la concejala de Servicios Generales, mientras que el cuarto es un contrato menor de 1.633,50 euros para alquiler de trajes de los Reyes.

Según el PP, en los tres contratos primeros contratos se presentó otra empresa y en estos casos, es la «propia Concejalía la que invita a las mercantiles, es decir a dedo».

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Valencia

El Ayuntamiento ‘fríe’ a multas de la ORA a los valencianos

Publicado

en

multas de la ora

Las multas de la ORA a los valencianos se han disparado en los últimos nueve meses hasta el punto que el Ayuntamiento ingresará cerca más de un millón de euros y más de 4 millones de euros por el pago por el estacionamiento en zona de la ORA, tanto azul como naranja.

Los distritos de Exposición y el Ensanche, los más multados

En total en menos de un año, sólo nueve meses, se han interpuesto 184.238 sanciones por aparcar sin pagar en la ORA, y son los distritos de Exposición y Ensanche donde más multas se han puesto, 11.742 sanciones y 10.766, respectivamente.

Estas multas han supuesto la recaudación de 175.553 euros en Exposición y 133.544 euros en el Ensache.

El Partido Popular de València ha denunciado esta situación y han recordado que en junio de 2021 el Gobierno de Ribó y PSOE aprobó la nueva ordenanza de la ORA, a la que el PP se opuso, para ampliar las franjas de pago por estacionar en las calle en las conocidas zona azul y naranja.

Más horas de pago

Ahora se paga tanto de 14 a 16 horas, antes era libre, y de 20 a 21 horas. Son tres horas más de pago, que muchos vecinos aún desconocen.

La portavoz del PP, María José Catalá, ha alertado que el gobierno de Compromís y PSOE sigue con su política de hacer caja  pedimos que rectifique y que no se cobre a los vecinos por estacionar en la calle desde las 14 horas hasta las 16 horas y que finalice el cobro a las 20 horas»

Aseguran que «está perjudicando a las personas con menos recursos y que no disponen de plaza de aparcamiento y que si quieren comer en su casa tienen que pagar por estacionar”, explicó hoy la portavoz del PP, María José Catalá.

Multas de la ORA e impuestos

Catalá afirma que “el afán recaudatorio de Ribó no ayuda a la familias valencianas a salir de la crisis, hay que bajar impuestos y tasas municipales. El cambio de criterios para estacionar en la calle sólo responde a una política que no piensa en las necesidades de los vecinos, les suben los impuestos y aumentan las franjas de pago por estacionar”.

Con la nueva ORA del gobierno de Ribó hay 45 zonas de la ciudad donde no se pagaba y ahora sí. “La nueva regulación es un sablazo fiscal a la clase trabajadora en toda regla. Además de ampliar 3 horas de pago, con las zonas de comida, hay nuevas zonas en la ciudad donde antes no se pagaba y ahora los  vecinos tienen que pagar por aparcar”, ha señalado Catalá.

 

Continuar leyendo