Síguenos

Consumo

Estas son las enfermedades que se pueden transmitir con un simple saludo de manos

Publicado

en

Cerca del 80% de las enfermedades contagiosas como la gastroenteritis, la gripe, e incluso el ébola, se pueden transmitir por el contacto de las manos con el foco de infección, por lo que la higiene habitual de manos es una medida primordial para disminuir las posibilidades de contagio.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió el pasado mes de julio una “emergencia de salud pública internacional” por el brote de ébola del último año en la República Democrática del Congo. Se estima que más de 3 mil personas se han contagiado y, de éstas, 2 mil han muerto como consecuencia de la enfermedad, caracterizada por síntomas como fiebre, sangrado, vómitos y diarrea.

Aunque el riesgo de llegada y transmisión de la enfermedad en Europa es bajo, según el European Centre for Diseases Prevention and Control (ECDC), la globalización, los viajes y los transportes son un factor de riesgo para la expansión de estas epidemias. Ya en el anterior registro de la epidemia se dieron casos de contagio en Reino Unido, Italia y en España.

Aun con todos los protocolos de actuación respecto a esta enfermedad, activados por parte de las autoridades sanitarias, la prevención y el lavado de manos sigue siendo la medida más eficaz para impedir su contagio. Desde Rentokil Initial, Joaquín Atienza, Director General, añade: “El lavado de manos es una medida fundamental para la prevención de cualquier enfermedad, pero no basta con el agua, son necesarias soluciones antisépticas o un simple jabón y mantener un especial cuidado antes y después de cocinar, comer, o usar el baño”.

Desde la multinacional insisten en que un adecuado lavado de manos debería de durar al menos 20 segundos; se debe mojar toda la superficie de las manos hasta las muñecas, aplicar el jabón y frotar las palmas, el dorso, los dedos y las muñecas para proceder al aclarado con agua y el secar muy bien, ya sea a través de una toalla de un solo uso o de una máquina secadora de alto rendimiento.

Ante los síntomas de una enfermedad contagiosa, se recomienda taparse la nariz y la boca al estornudar y toser con el dorso de la mano o acercando la cara a la parte interior del codo. También es importante usar pañuelos desechables.

¿Y las empresas?
Las oficinas y los espacios públicos de mucho tránsito, como los aeropuertos, deben ofrecer soluciones para garantizar la higienización de manos de sus usuarios y así impedir que se produzcan casos de contaminación cruzada y se creen problemas de salud pública y absentismo laboral. Dispensadores de soluciones en base a hidroalcohol, colocados en puntos estratégicos, han demostrado ser efectivos para impedir el contagio.

Si el producto que se ofrece va a ser compartido por varios clientes -como en las empresas de alquiler de coches, por ejemplo- es importante garantizar a los clientes la posibilidad de higienizarse las manos antes de proceder a su uso. Lo mismo aplica al compartir objetos personales como ordenadores o teléfonos móviles, que suelen acumular gran cantidad de bacterias por su contacto continuo con las manos.

Al usar escaleras mecánicas o frecuentar medios de transporte públicos, como metro y autobuses, además de la higiene habitual, se recomienda reducir al mínimo el contacto con pasamanos y pomos de puertas, que suelen estar expuestos al tráfico de personas.

Consumo

Mercadona dejará de elaborar pan

Publicado

en

Mercadona suma más de 20 proveedores locales para la fabricación de pan
Mapa pan fresco Mercadona

Mercadona, compañía de supermercados físicos y de venta online, ha decidido reforzar la calidad de su categoría de pan y optimizar los procesos de fabricación para generar una mayor eficiencia y rentabilidad.

Con este objetivo, la compañía dejará progresivamente la elaboración de pan, única categoría que fabrica de forma propia, en las diferentes líneas existentes en los almacenes de algunos sus bloques logísticos.

De este modo, Mercadona reforzará su colaboración con proveedores especialistas locales en esta categoría, como en el resto del surtido, para seguir ofreciendo a los “Jefes” (clientes) la máxima calidad al precio más bajo posible.

Esta decisión se toma tras haber iniciado en 2018 un proyecto piloto con la colaboración de varios proveedores especialistas que asumieron inicialmente la producción de más de 20 millones de kilos al año de pan, concretamente de especialidades como el pan de leche, pulguitas o integrales.

Tras esta prueba inicial, la compañía ha incorporado paulatinamente a más proveedores locales a la estrategia, como por ejemplo Valero, que elabora el ‘pan payés’ en Cataluña desde 2021 o PandeCan, que fabrica pan de millo y matalahúva en Canarias desde principios de 2022; o Mondat, proveedor andaluz, que elabora el ‘bocadillo integral’ desde hace unos meses.

Todos ellos han contribuido gracias a su conocimiento más profundo del proceso y a una mejor gestión de las materias primas, a impulsar la competitividad de esta categoría.

Mercadona, que actualmente cuenta con 20 líneas de pan ubicadas en 8 de sus bloques logísticos, seguirá sustituyendo progresivamente su producción propia de pan hasta finalizar con la implantación de los nuevos proveedores especialistas. La medida tomada, no obstante, no afectará en ningún caso a las 650 personas de la plantilla que actualmente trabajan en las líneas de panificación, que se irán reubicando conforme se vaya implementando la estrategia; y así ha sido informada la representación legal de las trabajadoras y trabajadores.

Este movimiento también implicará liberar espacio en los bloques logísticos, lo que conllevará un importante incremento de eficiencia y productividad, y les permitirá centrarse en sus actividades ordinarias de recepción, almacenaje y expedición de productos.

Según Ariana González, directora general de fabricación de pan, “en 2018 optamos por buscar alternativas a la producción propia de pan, única categoría de cuya elaboración se encargaba la compañía, para apostar, como en el resto del surtido, por proveedores especialistas. Tras casi cuatro años de trabajo y colaboración conjunta que han servido para analizar y mejorar esta estrategia, confirmamos las mejoras de calidad y eficiencia previstas y por ello hemos decidido dar continuidad a este proyecto en toda la cadena con el cierre gradual de todas las líneas de pan; lo que nos permitirá reforzar nuestro papel de prescriptores y centrarnos en lo que mejor sabemos hacer: ofrecer un surtido eficaz de la máxima calidad y al precio más bajo posible”.

Continuar leyendo