Síguenos

Valencia

Controlado el incendio de Cullera que había obligado a desalojar a 15 personas

Publicado

en

incendio en Cullera afecta a la Albufera
Imagen del incendio publicada por el alcalde de la localidad.

València, 16 ago (OFFICIAL PRESS-EFE).-

El incendio forestal declarado esta tarde en Cullera que había afectado al Parque Natural de la Albufera y había obligado a desalojar a 15 personas de 5 viviendas se ha dado por controlado.

En el incendio han trabajado tres medios aéreos, tres unidades de Bomberos Forestales de la Generalitat con tres autobombas y cuatro dotaciones del Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia.

El incendio se ha declarado pasadas las 16.00 horas de esta tarde en la zona de la Bassa de Sant Llorenç y la proximidad de las llamas a una zona de viviendas, en el área del primer Collao, donde se han desalojado 5 viviendas.

El alcalde de la localidad, Jordi Mayor ha informado de que no se ha producido ningún daño material ni personal y ha agradecido el «trabajo rápido» de los bomberos y las brigadas forestales que ha permitido controlar el fuego.

Cómo evitar los incendios

No abandonar residuos que puedan provocar un incendio

Abandonar residuos como botellas y objetos de cristal –que actúan como una lupa–, papeles u otro material combustible puede acabar en tragedia. Fumar en el bosque o en sus alrededores es especialmente peligroso: no se deben arrojar colillas o cerillas, ni siquiera a la carretera por la ventanilla del coche. El viento puede transportarlas y activarlas.

No hacer fuego en época de incendios

El 95% de los incendios forestales son provocados por el ser humano, en su gran mayoría por negligencias. Entre el 1 de junio y el 1 de noviembre es la época de mayor riesgo de incendios y sobre todo, el mediodía y el atardecer y los fines de semana de julio y agosto. Cualquier pequeña chispa o llama pueden causar un desastre. Por ello, no hay que hacer fogatas o barbacoas ni quemar rastrojos o demás restos agroforestales.

Cómo prevenir incendios forestales desde la precaución

En las zonas de riesgo de incendio hay que ser muy precavido. Es recomendable que en las viviendas de dichos lugares no se pongan setos de especies que ardan con facilidad (arizónicas, cipreses, etc.), no se construyan barbacoas en sus límites o no utilizarlas en los días de viento y de mayor riesgo, y depositar los residuos en los contenedores o vertederos habilitados.

Una de las medidas para evitar los incendios forestales podría ser que los propietarios de las viviendas que se encuentren en zona de riesgo aprueben un plan de autodefensa. Esto se consistiría en instalar depósitos de agua e hidrantes en las calles, mantener los caminos aledaños despejados de vehículos y vegetación, etc. Las personas que salgan a la naturaleza deberían conocer bien el entorno y los diferentes caminos, no salirse de los lugares señalizados e intentar ir por zonas con visibilidad.

Evitar el uso del coche o aparatos mecánicos

Los coches o cualquier otro vehículo de combustión deberían aparcarse en aparcamientos habilitados. O, al menos, en zonas despejadas de pastos o matorral. El tubo de escape en contacto con matorrales secos podría generar un incendio. Y no hay que utilizar desbrozadoras, motosierras o cualquier otro aparato mecánico que pueda provocar chispas o calor intenso.

Saber reaccionar ante un incendio

Si se ve un incendio o una columna de humo, el tiempo es vital: hay que telefonear de inmediato al 112 de Emergencias o al 062 de la Guardia Civil. Imprescindible dar el mayor número de datos posible. Para que el incendio no nos dañe, es esencial huir lo más deprisa posible en contra de la dirección del viento o por un lateral. Nunca ladera arriba ni hacia barrancos u hondanadas, sino buscar un claro. Si se va en coche, lo mejor es cerrar las ventanillas. Si se colabora en las labores de extinción, no hay que quedarse solo y hacer siempre caso a los expertos o personal autorizado.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Valencia

Las playas de l’Arbre del Gos, el Saler y la Garrofera permanecen cerradas por el vertido de fuel 

Publicado

en

vertido fuel playas valencianas
Una persona contempla el vertido de combustible, que según las primeras estimaciones mide entre 1,5 y dos kilómetros, y que ha obligado a prohibir el baño en las playas de l'Arbre del Gos y El Saler, en València, donde se ha puesto la bandera roja, según fuentes municipales y de la Generalitat. EFE/Ana Escobar

Las playas de l’Arbre del Gos, el Saler y la Garrofera permanecen cerradas durante el día de hoy después de que ayer se detectara un vertido de fuel. Durante el día de hoy, la Policía Local y los Bomberos de València continúan colaborando en el dispositivo de la Generalitat para la limpieza de las playas y el control de la zona afectada. Igualmente, se está trabajando con la Delegación del Gobierno para determinar el origen y los responsables del vertido.  

 

El concejal de Protección Civil, Juan Carlos Caballero, quien ha visitado hoy la zona afectada, ha afirmado que el Ayuntamiento trabaja “para poder ayudar y colaborar y dar todo el apoyo que sea necesario en las tareas para la vuelta a la normalidad de las playas, que es el objetivo número 1 del Ayuntamiento, que es que las playas del sur vuelven a estar en condiciones de seguridad y que podamos volver a abrir las playas a los ciudadanos y a los turistas que nos visitan pero esto lo haremos cuando tengamos la seguridad de que las playas están limpias”.  

 En este sentido, Caballero ha afirmado que “los drones de Bomberos sobrevuelan el litoral para determinar los kilómetros de playa afectados para que puedan actuar los servicios de playa. La prioridad es que se puedan retirar los residuos” 

 Caballero ha solicitado igualmente “la máxima celeridad a la Delegación del Gobierno, que es la encargada de delimitar los responsables del vertido y estaremos a su lado para pedir la máxima contundencia a los responsables”. 

La mancha se detectó a 600 metros de la costa

El vertido fue detectado a unos 600 metros de la costa a primera hora de la mañana del martes y enseguida se pusieron en marcha todos los mecanismos para confirmar la presencia de la mancha.

Ya por la tarde los medios aéreos y marítimos de Capitanía Marítima y Salvamento Marítimo, tras una revisión de la zona afectada, constataron que no se apreciaba contaminación en el agua, por lo que se entiende que prácticamente toda la sustancia se encuentra en las playas del Saler, la Garrofera y l’Arbre del Gos.

Este miércoles se continúa inspeccionado la zona con medios marítimos y a lo largo del día volverá a revisarse por parte de los medios aéreos para ver si ha habido algún desplazamiento hacia el sur, ha concretado Bernabé.

«De momento toda la zona donde se detectó la mancha está libre de contaminación según todas las inspecciones que hemos realizado tanto ayer por la tarde a última hora como ahora mismo por la mañana, tanto desde la parte aérea como también desde la marítima, y entendemos que efectivamente está ya toda prácticamente en la costa», ha manifestado.

El vertido, de 2 kilómetros de longitud y dos metros de ancho, llegó a las playas, donde equipos de limpieza están recogiendo la arena contaminada de manera manual.

Todavía quedan restos por recoger y la delegada del Gobierno ha pedido prudencia a los ciudadanos porque se ha visto a bañistas en la zona. «Por favor, que cumplan las normas, con las indicaciones de la Guardia Civil y Policía Local que advierten a las personas de que no se acerquen a las playas», ha dicho dirigiéndose a posibles bañistas y a «observadores», puesto que se debe facilitar la labor de quienes están trabajando en la recogida y de las fuerzas y cuerpos de seguridad que están vigilando y protegiendo a las personas.

En las tres playas cerradas al público se ha colocado la bandera roja, según fuentes municipales.

Varias líneas de investigación sobre la procedencia

Capitanía Marítima investiga el origen y la causa del vertido de hidrocarburos y mantiene abiertas varias líneas de investigación.

En colaboración con la Autoridad Portuaria, se están revisando todos los buques que han salido del Puerto de València y han pasado por la zona afectada, y algunos de ellos ya se pueden descartar, así como los barcos que están en la zona portuaria, y el puerto alertaría en caso de detectar manchas, ha dicho la delegada.

La coordinación es «total» y «todos los medios de la Capitanía Marítima y de Salvamento Marítimo están en ello y por supuesto vigilando e investigando toda la zona para comprobar que efectivamente ya no hay más contaminación en el mar», ha insistido para añadir que el Gobierno de España, a través de Capitanía Marítima y Salvamento Marítimo, la Guardia Civil, la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de València están trabajando de forma coordinada.

Según las últimas revisiones efectuadas por Salvamento Marítimo, la mancha no se ve en el mar, si bien podrían seguir llegando a la costa algunos restos de forma diseminada, ha informado la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé, tras visitar junto a la capitana marítima de la Dirección General de la Marina Mercante, Elena Delgado, y miembros de Salvamento Marítimo las playas afectadas por el vertido.

No obstante se va a continuar analizando y vigilando la situación mientras se certifica con exactitud el tipo de sustancia. «Podríamos decir que puede ser combustible, pero vamos a esperar a lo que determinen los análisis», ha precisado Bernabé.

La Comissió Ciutat-Port señala «el peligro real» del Puerto y «la amenaza» para patrimonio

València, 17 jul (OFFICIAL PRESS-EFE).-La Comissió Ciutat-Port ha denunciado el desastre ecológico producido por el vertido de hidrocarburos que ha llegado a las playas del parque natural de la Albufera y señala al Puerto de València como «peligro real» y la ampliación de sus instalaciones como «una amenaza potencial» para la salud y el patrimonio natural.

Desde este martes «una descomunal capa de hidrocarburo, de color negro y penetrante olor a gasoil» se está extendiendo por la costa, «en el mismo corazón» de las playas del Parque Natural de la Albufera, a lo largo de varios kilómetros de longitud y unos 20 a 30 metros de anchura, señala la plataforma en un comunicado.

«Una franja de espesa sopa negra, con grumos como de plastilina chafada que se está desplazando por nuestras playas del Sur: Pinedo, Arbre del Gos, y resto de playas del Saler, hasta la Kasbah», según define la plataforma, que considera que la Fiscalía de Medio Ambiente debería abrir una investigación para determinar las causas y los responsables del vertido.

Señala al Puerto y las actividades de tránsito marítimo como «responsables de la destrucción» de las playas del sur de València y alerta del «riesgo real» que supone la ampliación del Puerto por el incremento del tráfico de buques por la zona «con el consecuente aumento de riesgo de accidentes, negligencias y delitos ambientales de consecuencias irreparables para nuestra salud y para el frágil ecosistema del parque de la Albufera».

La Comissió asegura que con sus «limitados medios materiales» hará un seguimiento del episodio y vigilará «cualquier tropelía». EFE

Alerta ambiental: Empiezan a limpiar manualmente el vertido de la playa de Valencia, de 2 km de longitud y 2 m de ancho

La mancha de hidrocarburos que afecta a las playas del sur de Valencia tiene 2 kilómetros de longitud y 2 metros de ancho, y se ha procedido durante la tarde de este martes a la limpieza manual de los restos de la playa.

Los trabajos de limpieza han comenzado el día de qyer a las 18 horas y se han prolongado hasta las ocho de la tarde, y continuarán mañana miércoles a primera hora con el mismo procedimiento manual y únicamente usando la maquinaria en las zonas exteriores, según ha explicado el subdirector de Emergencias de la Generalitat, Jorge Suárez, desde el puesto de mando avanzado instalado en el Saler.

La retirada manual de los restos de hidrocarburo se ha decidido por la importancia del espacio natural de la Devesa, y los empleados de Tragsa que se encargan de estas labores han utilizado capazos para recoger la menor porción de arena contaminada con el vertido y vaciarlos en los puntos de acopio que se han habilitado para ello.

Desde esos puntos serán supervisados por un gestor autorizado de residuos, según el subdirector de Emergencias.

Vertido de fuel en las playas valencianas

El vertido ha afectado a las playas del sur de Valencia desde la de l’Arbre de Gos, en Pinedo, hasta la del Sidi Saler que están cerradas al público, no solo para el baño, sino para acceder a las mismas.

En una extensión aproximada de dos kilómetros lineales de playa, parte del vertido está varado en la arena y en la orilla, y se ha puesto la bandera roja para prohibir el baño en la zona.

Las primeras llamadas del avistamiento de la mancha se han recibido de testigos que se han puesto con contacto con el teléfono 112, y todas las administraciones competentes han actuado de forma rápida y coordinada, ha indicado Suárez.

El Centro de Emergencias ha activado el Plan Territorial de Emergencias, primero en la fase 0 y después en la 1, que ha permitido activar los recursos necesarios.

El subdirector de Emergencias ha avanzado que a partir de las siete horas de mañana se retomarán los trabajos y habrá grupos completos de trabajadores de Tragsa, una vez valorada la situación en que se encuentre la mancha y el vertido en las zonas de costa afectadas.

Según Suárez, no se esperan grandes cambios durante la noche por condiciones meteorológicas pero es pronto para saber cuándo concluirán los trabajos de limpieza y, sobre el vertido en el agua, ha señalado que las competencias de la Generalitat solo incluyen actuar en el dominio de la costa.

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram y también puedes suscribirte a nuestro canal de WhatsApp.

Continuar leyendo