Síguenos

Consumo

Juan Roig dona 70 millones de su sueldo a la economía valenciana y nacional

Publicado

en

El presidente de Mercadona, Juan Roig, reinvertirá este año casi 70 millones de euros, procedentes de su sueldo al frente de la cadena de supermercados y de dividendos, en reactivar la economía valenciana y nacional, así como en labores sociales y de mecenazgo, según han informado a Europa Press en fuentes de la compañía.

En concreto, Roig destinará a la sociedad su retribución de 9,7 millones de euros de 2019 (4,6 millones de euros una vez descontados impuestos), así como el dividendo percibido a cuenta de los resultados de 2018 de la cadena valenciana (65 millones de euros).

Mercadona repartió el pasado año un dividendo de 130 millones de euros con cargo a los resultados de 2018, de los cuales 65 millones de euros corresponden a Roig a través de su sociedad patrimonial Inmo Alameda, que cuenta con una participación del 50,66% de Mercadona, y en la que también renunció al dividendo (2,4 millones de euros).

Tanto Roig como su esposa, la vicepresidenta de Mercadona, Hortensia Herrero, dueños del 80% de Mercadona, dedican parte de su patrimonio a mecenazgo y reinvierten una parte importante de los dividendos y de su patrimonio personal, 50 millones de euros en 2019, a través del ‘Proyecto Legado’ en sus diferentes iniciativas (Emprendimiento, Formación, Deporte, Entretenimiento, Arte y Cultura), con la previsión de alcanzar los 76 millones para este año, de los cuales casi 70 millones de euros corresponden a Roig y el resto a su esposa.

De hecho, las mismas fuentes han indicado que esta cifra podría elevarse, teniendo en cuenta, por ejemplo, la inversión de Roig en el Valencia Arena, cuyas obras arrancarán previsiblemente en junio, o después de conocerse que la Fundación Trinidad Alfonso, entidad presidida por él mismo, ha doblado la ayuda a los integrantes del Proyecto FER 2020 y destinar de su patrimonio personal más de 800.000 euros adicionales para motivar a los deportistas ante el reto del Covid-19.

El compromiso de Roig y su mujer, que se inició hace una década, nace del convencimiento de ambos de que «el verdadero éxito parte de la generosidad de compartir y poner al servicio de los demás los conocimientos y recursos de los que cada uno dispone», señaló el presidente de Mercadona en la rueda de prensa de resultados.

En su caso, lo hace a través de Marina de Empresas, Fundación Trinidad Alfonso, Valencia Basket Club, L’Alqueria del Basket, Licampa 1617 (Valencia Arena) y Fundación Hortensia Herrero, entre otros.

Mercadona destaca en las cuentas remitidas al Registro Mercantil, facilitadas por Infoempresa, que la retribución de Roig «es acorde con su liderazgo y experiencia personal y está en línea con la que se satisface en el mercado para compañías comparables».

En total, el consejo de administración de la cadena de supermercados valenciana percibió una retribución de 15 millones de euros en 2019, frente a los ocho millones de euros repartidos un año antes.

384 MILLONES PARA EMPLEADOS.

Por otro lado, los 90.000 empleados de Mercadona han recibido un total de 384 millones de euros, de los cuales 340 millones de euros proceden del reparto de beneficios de 2019, cuando ganó 623 millones de euros (+5%) y otros 44 millones de euros por la prima con motivo de la crisis sanitaria del Covid-19.

En marzo de este año, Mercadona redujo un 95% sus beneficios debido a que los costes para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia del coronavirus se incrementaron un 25%, con 100 millones de euros más de lo previsto, aunque elevó un 14% la facturación en un contexto marcado por el Covid-19.

La empresa, que reforzó su plantilla con la contratación de 600 nuevas personas, claves para seguir asegurando los procesos logísticos, principalmente, reconoció el esfuerzo de los trabajadores, con una prima del 20% del sueldo (44 millones de euros).

Consumo

La pandemia incrementa un 30% la venta de plantas para balcones y terrazas

Publicado

en

EFE/ David Aguilar/Archivo

València, 5 may (EFE).- La pandemia está desencadenando un ‘boom’ de la jardinería en los balcones y las terrazas de los hogares de la Comunitat Valenciana, según los datos de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) y la Asociación Profesional de Flores, Plantas y Tecnología Hortícola de la Comunidad Valenciana (ASFPLANT), que han apreciado un incremento del 30 % en las ventas del sector verde.

Según han informado ambas entidades en un comunicado, las ventas se sitúan en los niveles previos a la pandemia y «ya se aproximan a los máximos históricos que había antes de la crisis inmobiliaria de 2008″.

Así, constatan “el giro de 180 grados que han experimentado los viveros valencianos a causa de la pandemia. Hace un año, en pleno confinamiento domiciliario y cierre de mercados internacionales, estaban obligados a destruir miles de plantas porque se marchitaban. Ahora, en cambio, no dan abasto a toda la demanda que existe, tanto en canales presenciales como online».

«Por precaución, pero sobre todo por la grave descapitalización que sufría el sector, en otoño no se plantó tanta planta de flor como meses después se ha visto que era necesario para atender los pedidos. Muchas empresas lo han vendido todo de manera extraordinariamente rápida y están replantando nuevo material vegetal”, han señalado.

Las restricciones de movilidad y el teletrabajo están fomentando que cada vez más personas decidan decorar con plantas sus terrazas, balcones, jardines e incluso sus nuevos lugares de trabajo en casa, motivo por el cual AVA-ASAJA y ASFPLANT explican que “el cuidado de las plantas mejora la salud física y mental, disminuye los niveles de fatiga pandémica y contribuye de manera individual a la preservación del medio ambiente».

«Las redes sociales además permiten compartir las experiencias y ampliar conocimientos en este ámbito. Estamos notando que hay mucha demanda en todas las clases de plantas, si bien destacan aquellas mejor adaptadas al interior. Además, la edad media de los clientes ha bajado en unos 10-15 años y ya resulta común en más capas de población».

El sector verde valora de forma positiva las campañas oficiales destinadas a promocionar el consumo de plantas en España, ya que “sería importantísimo que esta no sea únicamente una moda pasajera y se diluya una vez superemos lo peor de la pandemia, sino que, al igual que ocurre en otros países europeos, se mantenga como un hábito que incluye en la cesta de la compra mensual flores y plantas para el hogar. Si finalmente España se incorpora a este comportamiento saludable de mantener una presencia habitual de plantas en el ámbito doméstico, saldrá ganando tanto la sociedad como un sector tan dinámico e importante para la economía valenciana”, han concluido.

Continuar leyendo