Síguenos

Salud y Bienestar

La Fe reduce la mortalidad por sepsis gracias a un sistema de respuesta rápida

Publicado

en

El servicio de Medicina Intensiva del Hospital Universitari i Politècnic La Fe utiliza actualmente un sistema de respuesta rápida (SRR) o también Servicio Extendido de Medicina Intensiva (SEMI), para la detección precoz del paciente séptico, gestionado por personal de cuidados intensivos en colaboración con personal de las plantas de ingreso.

Actualmente cubre 500 camas de hospitalización de servicios de riesgo y está prevista su extensión paulatina al resto de plantas de hospitalización. El resultado más relevante observado ha sido la disminución de la mortalidad de los pacientes que ingresan en la UCI procedentes de hospitalización en un 30% durante los últimos 5 años.

Los SRR son dispositivos asistenciales hospitalarios de seguridad del paciente cuyos objetivos principales son asegurar cuidados de calidad a todos los pacientes ingresados en las plantas de hospitalización mediante la prevención y la anticipación del deterioro clínico grave. Se pretende que el paso por el hospital sea una experiencia lo menos traumática posible para el enfermo, sus familiares y sus cuidadores sanitarios.

Además, se busca reducir la mortalidad hospitalaria, reducir los acontecimientos clínicos adversos como las paradas cardíacas inesperadas, las muertes inesperadas, los ingresos en la UCI no programados debidos al ingreso en un lugar inadecuado, atención inadecuada o retraso en el reconocimiento de la gravedad.

Estos sistemas también promueven el apoyo y la colaboración multidisciplinar entre los servicios para asegurar la continuidad de cuidados y entrenar a otros profesionales en el reconocimiento y manejo precoz del paciente grave y potencialmente grave.

Composición del sistema de respuesta rápida

El sistema consta de dos brazos, uno aferente y otro eferente:

A) Brazo aferente: la vigilancia y detección del paciente grave hospitalizado en plantas se realiza mediante dos elementos integrados en el sistema de respuesta rápida: el uso generalizado obligatorio de la escala clínica pronóstica denominado ALERTA, compuesta por 7 variables clínicas que se registran rutinariamente por la enfermería cada 12-24 horas y cuya anormalidad se puede reconocer, cuantificar e interpretar fácilmente. La enfermera realiza la toma de constantes clínicas mediante la instrumentación electrónica habitual conectada a monitores portátiles de fácil manejo con lectores de identificación y capacidad de transmitir vía wifi las constantes vitales introducidas en el monitor a la gráfica electrónica de enfermería en el sistema de información clínica del hospital denominado ORION clinic y a una central de monitorización específica del sistema automático del SRR y que puede verse en una pantalla continuamente. A partir de las constantes del paciente se generará una alerta de color, según la puntuación obtenida y el grupo de riesgo asignado de forma automática: amarillo (bajo riesgo), naranja (riesgo intermedio) y roja (alto riesgo).

Los pacientes con riesgo intermedio podrán permanecer en la planta monitorizados a criterio médico. La monitorización se puede realizar con biosensores y otros dispositivos sin cables. El sistema posee alarmas de las variables que se encuentren fuera de rango y alertas de tendencia en la puntuación que indicarán si el paciente ha pasado a pertenecer al grupo de alto riesgo. La monitorización es seguida desde una central situada en la planta, una central situada en Urgencias, una central situada en la UCI y mediante dispositivos móviles (smartphones) que lleva el médico del servicio extendido de medicina intensiva, el médico de guardia de las plantas protegidas por el sistema y el médico de Urgencias.

B) Brazo eferente: la respuesta corre a cargo del servicio extendido de medicina intensiva (SEMI) formado por un médico de plantilla, tras la activación mediante una llamada telefónica o una alerta electrónica, aplicará una intervención precoz (inferior a 15 minutos) e individualizada, que se completará con la decisión de ubicación del paciente en el lugar del hospital más apropiado para su cuidado desde el punto de vista de su seguridad, confort y eficiencia del sistema.

 

Salud y Bienestar

Sanidad pone a disposición de las personas sordas soluciones para ser atendidas de manera no presencial

Publicado

en

EFE

La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, dentro del objetivo de eliminar todo tipo de barreras en la atención sanitaria, pone soluciones a disposición de las personas sordas para que la cita no presencial sea una asistencia sencilla y de calidad también para ese colectivo.

Esta semana se conmemora la Semana Internacional de las Personas Sordas y la Conselleria de Sanidad se suma a esta celebración, con el objetivo de dar una mayor visibilidad a este colectivo de personas, así como potenciar la igualdad de derechos y de oportunidades, en concreto, en el ámbito sanitario.

La comunicación a través del sistema SVisual está dirigida a aquellas personas que necesitan de intérpretes de lengua de signos para comunicarse con el personal sanitario. Con ese sistema, un intérprete se encarga en tiempo real de que la comunicación entre paciente y personal sanitario sea fluida y sin pérdida de información.

La otra manera de recibir atención no presencial es a través de videollamada, dirigida a aquellas personas que bien porque su pérdida auditiva no es total, o bien porque utilizan un implante coclear pueden comunicarse con el personal sanitario sin necesidad de intérprete.

Cada paciente puede comunicar qué sistema prefiere para recibir atención en cualquiera de los dos sistemas a través del Portal del Paciente (consultar aquí) de la página web de la Conselleria de Sanidad. Es un sencillo trámite telemático que se realiza con certificado digital en este enlace: consultar. Si la persona lo prefiere, puede comunicarlo acudiendo a su Centro de Salud.

Las preferencias de comunicación quedarán registradas en la tarjeta SIP y, de ese modo, podrá ser accesible desde cualquier sistema. Hasta este momento un total de 175 pacientes han hecho uso de este trámite.

Tal y como ha indicado secretaria autonómica de Eficiencia y Tecnología Sanitaria, Concha Andrés, «es un paso muy importante el que hemos dado para seguir derribando las barreras con las que se encontraba parte de la ciudadanía en el acceso a la atención sanitaria».

Con cualquiera de los dos sistemas implantados y ya en funcionamiento «podemos evitar desplazamientos innecesarios a las personas sordas para estar en contacto con el personal sanitario y recibir una atención de calidad, sin pérdida de información», ha añadido Concha Andrés.

La Conselleria de Sanidad ha producido, con la colaboración de Fesord y Helix, un audiovisual que puede ser visionado (consultar aquí) y en el que se pueden ver sencillos ejemplos de atención no presencial, ya sea a través del sistema SVisual o de videollamada.

Continuar leyendo