Síguenos

PORTADA OFFICIALPRESS

La Fiscalía rechaza que un juzgado de Violencia de Género juzgue a Ángel Hernández

Publicado

en

VALÈNCIA, 23 Abr.- La Fiscalía ha remitido un documento a la jueza de Violencia sobre la Mujer 5 de Madrid en el que se rechaza que se encargue de investigar los hechos ocurridos el pasado día 3, cuando Ángel Hernández ayudó a su esposa, María José Carrasco, a suicidarse.

La Fiscalía ha explicado en el escrito que Ángel Hernández ayudó a su esposa a ingerir una sustancia para terminar con su vida, pero fueron unos «hechos cometidos por petición expresa» de María José Carrasco y «dada la enfermedad que padecía».

En este sentido, el Ministerio Público insiste en que «desde el primer momento existía la constancia de que María José Carrasco, aquejada de una grave, dolorosa e incurable enfermedad que le hacía totalmente dependiente, manifestó repetidamente su deseo de morir de una forma libre, pública y consciente».

La Fiscalía subraya que «Ángel Hernández accedió a la decisión de su mujer, algo totalmente ajeno a la idea de dominación y de relaciones asimétricas».

Para el Ministerio Público «han quedado acreditadas desde el inicio del procedimiento esas coordenadas radicalmente diferentes a las que hace referencia la jurisprudencia y que le alejan del ámbito y del espíritu de la violencia de género y de la competencia de los juzgados de violencia sobre la mujer».

Señala que «se trata de una cooperación al suicidio o, lo que es lo mismo, auxilio a un deseo expreso, manifiesto y patente de la persona fallecida, sin que exista ninguna situación de sometimiento por parte de la misma».

La Fiscalía mantiene que la conducta de Ángel Hernández no supone una manifestación de supremacía ni de subordinación de su mujer y recuerda que se ocupó personalmente de los cuidados personales de María José durante el padecimiento de su grave enfermedad hasta su muerte.

 

 

 

 

PORTADA OFFICIALPRESS

España aprueba la vacunación de niños entre 5 y 11 años a partir del 15 de diciembre

Publicado

en

La Comunitat no retirará las mascarillas en los colegios 'de momento'

La campaña de vacunación de niños entre 5 y 11 años comenzará en España a partir del 15 de diciembre. La Comisión de Salud Pública, en la que están representados en Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, ha aprobado la ampliación de la vacunación contra la covid-19 a los menores entre 5 y 11 años. Los primeros viales del lote previsto de 3,2 millones hasta enero llegan a España el día 13 diciembre y estarán disponibles en las comunidades para que puedan iniciar su administración el día 15.

La de los menores de 12 años era la única franja de edad para la que todavía no había comenzado la campaña de vacunación y es precisamente también la que mayor incidencia de casos acumula: 412 diagnósticos por 100.000 habitantes, casi el doble que la media de España (248) y más del triple que entre adolescentes (133) o mayores de 80 (125). Después de los niños, los siguientes grupos con más casos detectados son los de entre 30 y 50 años, lo que coincide con la edad de la mayoría de los padres de estos niños.

Según los datos disponibles de las países donde ya ha comenzado la vacunación de esta franja de edad muestran que no se están registrando efectos secundarios graves.

Desde Bruselas, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, había avanzado este martes que será cada comunidad autónoma la que establezca la «modalidad» para vacunar a los menores, sin decantarse por hacerlo en los colegios, en vacunódromos o en centros de salud. La opción de los centros educativos, al menos en las primeras semanas con la proximidad de las vacaciones, se antoja más complicada, aunque es la preferida por algunas autonomías, como Andalucía.

Los menores de 12 años son en este momento el grupo de edad que presenta mayor incidencia de contagios por coronavirus. La vacunación, aunque tiene como objetivo principal evitar la enfermedad grave y la muerte, ha mostrado eficacia también para reducir hasta cierto la transmisión del virus. La vacunación de los niños podría no sólo protegerles a ellos sino además ayudar a completar la inmunización de la población española para mitigar las olas de contagios.

Los ensayos realizados muestran que, con las variantes en circulación, la vacuna formulada por Pfizer, que contiene un tercio de la dosis que lleva para los adultos, reduce las probabilidades de que los pequeños contraigan la enfermedad en un 91%. Y minimiza las ya de por sí bajas posibilidades de hospitalizar, ingresar en UCI o morir a prácticamente cero.

 

 

Continuar leyendo