Síguenos

Otros Temas

La nueva medida de la DGT que perjudica a los conductores mayores de 65 años

Publicado

en

Si sufres alguna de estas enfermedades no podrás renovar el carné de conducir

La Dirección General de Tráfico (DGT) para aumentar la seguridad vial y reducir el número de muertes al volante ha puesto sobre la mesa nuevas medidas. Para ello, una de las últimas que ha adoptado afecta de manera directa a los conductores mayores de 65 años. ¿El motivo? Que uno de cada tres accidentes tiene como protagonista a una persona mayor, siendo solo el 10% de la población con carné de conducir.

Por este motivo la Dirección General de Tráfico (DGT) reducirá los periodos de vigencia del carnet de conducir de las personas mayores. La DGT establece que hasta los 65 años las renovaciones del carnet de conducir son cada 10 años. Este período se reduce a 5 años para aquellos conductores que superen esa edad y pasa a ser de dos años cuando se superan los 70. Las personas mayores tienen que realizar una serie de pruebas para renovar el carnet.

Todos estos trámites, conllevan que tengan que realizar una serie de pruebas de aptitud visual, reflejos, capacidad de audición, entre otras.

«El 30% de los fallecidos en accidentes de tráfico en la Unión Europea son mayores de 65 años. En España en 2019, el 28% de los fallecidos en accidente de tráfico eran mayores de 65 años. Estas cifras se van a agravar, si no hacemos nada, por el envejecimiento de la población», señaló a varios medios María José Aparicio, subdirectora de Educación y Formación Vial de la DGT que también apuntó que la DGT revisará el tiempo de vigencia del carné de conducir para todos los colectivos. «Hay que proteger a las personas mayores, pero siempre fomentando su movilidad, seguridad y libertad», dijo Aparicio.

Pérdida de facultades

El secretario general de la Asociación Española de Centros Médicos Psicoténicos (ASECEMP), Bonifacio Martín, ha dicho que «la edad es un factor que influye notablemente en la pérdida de facultadesa más edad, más denegaciones y condiciones restrictivas» y ha señalado que «la vista es el órgano de mayor relevancia en el aporte de información en la conducción y es también el que mayor cantidad de denegaciones y condiciones restrictivas aporta».

«Es frecuente la polémica de si debe haber o no una edad límite para conducir. Lo que debe haber son unas condiciones psicofísicas adecuadas, si se reúnen se puede conducir y si no, no, cualquiera que sea la edad que se tenga», declaró Martín.

Por otro lado, el director de proyectos de Fesvial, José Ignacio Lijarcio, aseguró que «la esperanza de vida ha aumentado y los mayores de 65 se mueven de forma distinta. Además, no son nativos tecnológicos, pero nos tenemos que dirigir a ellos, por eso es importante el aprendizaje social y generacional. Tenemos que acompañarlos en esa transición, porque tienen que seguir aprendiendo». Lijarcio explicó que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se calcula que la población mundial de 60 años alcanzará los 2.000 millones en 2050 y que la Unión Europea estima que, en el año 2040, el 27% de la población europea tendrá más de 65 años.

Otros Temas

Consejos para poner las luces en el árbol de Navidad

Publicado

en

Con la llegada del mes de diciembre es momento de poner el tradicional árbol de Navidad.

Porque, ¿qué sería de la Navidad sin luces? Las hay de todos los colores, formas y tamaños, fijas o que parpadean. Todas cumplen la misma función alegrar las fiestas e iluminar la Navidad.

Sin duda el montar el árbol es una bonita tradición. ser la pieza principal de la decoración navideña, sobre todo, las luces del árbol de Navidad.

Las calles se iluminan y las ciudades respiran el ambiente especial de estas fechas. Esta pasión por las luces se traslada a los hogares, donde es ya toda una tradición decorar el árbol de Navidad con su estrella en todo lo alto y sus luces.

¿Cómo poner las luces?

Estas bombillas iluminan las fechas navideñas y, desde la calle, se puede apreciar un espectáculo de luces a través de los cristales.

Pero no siempre resulta fácil. Debemos armarnos de paciencia y con estos pasos colocar bien las luces.

Lo primero que hay que hacer es poner las luces, antes de las bolas y los otros adornos

Al sacarlas de su caja hay que tener cuidado porque las luces se suelen enredar y se pierde mucho tiempo desenredando el cable en el que vienen insertadas las bombillas. Un truco para evitar este lío de cables, de un año para otro, es enrollar las luces en un trozo de cartón, de este modo, para sacarlas tan solo hay que desarrollarlas del cartón y no se lía el cable.

Elegir cantidad de luces

La cantidad de luces deberá depender de la altura del árbol. A la hora de escoger las luces del árbol, ten en cuenta el resto de adornos del árbol de Navidad para seleccionarlas a conjunto con la decoración.

Comprobar el estado de las luces

Muy importante es tener las luces en buen estado para evitar posibles daños. Para ello, conecta el cable a la corriente y asegúrate de que todas las bombillas se encienden y de que no hay ninguna en mal estado ni rota. Presta atención, también, a los cables, vigila que no estén dañados.

Hace algunos años, las luces del árbol de Navidad se tenían que enchufar a la electricidad por lo que el árbol de Navidad había que situarlo al lado de un enchufe o toma de corriente. Ahora, la mayoría de las luces de Navidad que se venden funcionan con pilas. Aún así hay que comprobar todo bien.

Colocar las luces

Empieza siempre desde arriba. Así, ata el extremo del cable a la punta del árbol y empieza a bajarlo rodeando el árbol, como en forma de espiral.

Para dar volumen al árbol, coloca las luces de dentro hacia afuera, para que queden en las puntas de las ramas y den una sensación de grandeza. Si quedan dentro de las ramas quedará el efecto contrario.

Un buen truco para que las luces queden bien puestas en el árbol es solo ponerlas en la parte delantera del árbol, haciendo movimientos en zig zag, siempre de abajo hacia arriba.

Otro truco para poner las luces en el árbol de Navidad es ponerlas de arriba hacia abajo, haciendo también movimientos en zig zag, por todo el abeto.

Lo mejor es que el cable de las luces sea del mismo color que las ramas del árbol para que queden totalmente integradas.

Con las luces, es el turno de colocar todas las bolas del árbol, espumillón y, finalmente, la estrella que corona el árbol de Navidad.

¡Feliz Navidad!

Continuar leyendo