Síguenos

Comisiones

Los llibrets de las fallas municipales ya se pueden recoger en la libreria del Ayuntamiento

Publicado

en

El Ayuntamiento de València, a través de la Concejalía de Cultura Festiva, vuelve a publicar este año los llibrets explicativos de las fallas municipales grande e infantil con el objetivo de profundizar en la reflexión individual y colectiva que proponen estas fallas. Las publicaciones incorporan ilustraciones, bocetos y fotografías del proceso de construcción de las dos fallas municipales, así como las respectivas explicaciones en verso y artículos de reflexión y divulgación sobre sus temáticas.

En el caso del llibret de la falla grande, «Açò també passarà», los versos que explican el proyecto diseñado por Escif son por primera vez obra de una mujer, Alba Fluixà, artista plástica, gestora cultural y poeta, ganadora del Premio de Poesía Ibn Hafaja de los Premios Ciudad de Alzira en 2018. Del mismo modo que la falla construida por los artistas Manu Martín y José Ramón Espuig, las páginas del llibret proponen una reflexión sobre la sociedad actual y sus problemas desde un punto de vista crítico, a través de las colaboraciones de la periodista Isabel Olmos sobre la velocidad vertiginosa de los cambios, del crítico de arte Álvaro de los Ángeles sobre el arte en el espacio público y de la periodista Raquel Andrés sobre las transformaciones de la ciudad. Como colofón, el estudioso fallero Lluís Fernández repasa precedentes de fallas históricas dotadas de movimiento, como tenía el proyecto original de la meditadora.

Por su parte, el llibret de la falla infantil, «Saps qui soc?» ofrece las ilustraciones de los protagonistas de la falla, a cargo de los artistas falleros José Luis Ceballos y Paco Sanabria, los cuales también han escrito un texto de presentación de su proyecto de este año. Todo esto se completa con las cuartetas que ha elaborado el escritor y maestro Josep Antoni Fluixà para explicar la trayectoria de cada uno de los personajes históricos representados en la falla infantil municipal. Como ya es habitual, para profundizar en el aprovechamiento didáctico y las enseñanzas que se pueden extraer, tanto del llibret como de la falla, la Fundación Bromera para el Fomento de la Lectura ha elaborado una completa guía con muchas propuestas didácticas para que desde el casal, desde la escuela o desde casa, pequeños, pequeñas y grandes jueguen y aprendan con los contenidos de la falla infantil.

Los llibrets de las fallas municipales se pueden conseguir de manera gratuita, hasta agotar las existencias, recogiéndolos en la librería municipal situada en la plaza del Ayuntamiento, en su horario habitual de apertura: de lunes a sábado, de 10 a 14 y de 16 a 19.30 horas, y los domingos, de 10 a 14 y de 16 a 19.00 horas.

Comisiones

La falla Convento Jerusalén lanza una competición de reciclaje entre sus falleros

Publicado

en

En su compromiso con el Medio Ambiente, la Comisión avanza en su proyecto “Convento más Verde” para hacer de las Fallas una Fiesta sostenible. Después de una primera acción en el ejercicio anterior de reforestación de árboles para compensar la totalidad de su huella de carbono de estas Fallas 2020-21, inicia en este año una nueva campaña, en este caso, un programa de reciclado de bebidas cuyo resultado económico donará a Casa Caridad.

 

Estamos viendo durante este verano como el cambio climático deja su impronta como cada año, incluso quizá de una forma más acelerada. Inundaciones en Alemania, China, Turquía; importantes incendios en países del Mediterráneo como Grecia, Francia; temperaturas récord en Canadá, en Europa, en Siberia, donde además se han calcinado más de 2 millones de hectáreas.

 

Si queremos reducir los desastres actuales y, sobre todo que no condicionen el futuro de las próximas generaciones, necesitamos intervenir en cada una de las acciones que realizamos.

 

Quizá por el desconocimiento pensamos que solo se puede actuar desde la empresa para la cual trabajamos, o en lo personal evitando al máximo la movilidad privada y potenciando la pública, a la vez que hacerlo en medios más sostenibles, pero nada más lejos de la realidad, puesto que con cada una de nuestras acciones podemos combatir y ayudar en la lucha contra el cambio climático.

 

Desde la Falla Convento de Jerusalén lo tenemos claro y es por eso por lo que ya en el año 2020 presentamos el proyecto “Convento más Verde”, un proyecto en el cual realizamos acciones que favorecen el cuidado del Medio Ambiente desde el primer momento en que desarrollamos nuestra actividad como Falla.

 

Sabemos que como organización provocamos emisiones de gases de efecto invernadero y, para conocerlas, la primera de las medidas que se tomó en el año 2020 fue realizar el cálculo de nuestra Huella de Carbono para tener conocimiento de las toneladas de CO2 que emitimos durante todo el año, registrándolo en la Oficina Española de Cambio Climático, siendo en aquel momento la primera Fiesta nacional que lo hacía.

 

La primera de las actuaciones del proyecto “Convento más Verde” ha sido compensar y eliminar por completo ese impacto que provocamos, para lo que ya el año pasado reforestamos con más de 500 árboles una zona de montaña de la población de Llíria, donde en 2012 hubo un devastador incendio que sólo en este término calcinó más de 3.000 hectáreas.

 

La segunda de las actuaciones más relevantes que emprende la Falla con su proyecto “Convento más Verde” es el de trabajar por unas Fallas más limpias y donde el impacto que se provoca durante esos días se aminore. Para ello, la Falla ha organizado un sistema de reciclaje de latas que funcionará durante los días de Fallas. En este sentido, gracias a la colaboración de la empresa GreenYng, ha instalado un sistema de contenedores inteligentes que reconocen al usuario que las deposita y que también reconoce el tipo de lata que se está reciclando. Para hacerlo más divertido, la falla ha organizado una competición entre generaciones, creando de esta manera 3 equipos: hasta 20 años, de 21 a 50 años, y de 51 años en adelante. A la vez que se recicla y se conciencia del impacto que se provoca evitando un daño al medioambiente, se consigue desde la Falla concienciar en el día a día a cada uno de sus miembros.

 

La Falla quiere hacer extensible esta competición y por ello invita a todos nuestros visitantes que pasen por la carpa que se instalará del 1 al 5 de septiembre a traer sus latas de bebida de aluminio, a la vez que todos los tapones de plástico que puedan conseguir. Nuestros visitantes serán el cuarto de los equipos y a la vez competirán en igualdad de condiciones y de una forma sana por ganar a todos los falleros en conseguir un número mayor de unidades recicladas.

 

Para hacer ya visible el producto final que podemos conseguir con estos residuos reciclados, ha colaborado con la Falla la empresa valenciana CMplastik aportando al proyecto productos obtenidos del reciclaje de residuos, tales como bancos públicos hechos de tapones de plásticos o paja de arroz, así como de plástico obtenido de las redes de pesca recuperadas de la actividad en el mar. Estos productos se podrán ver en la propia carpa de la Falla, apreciando de primera mano el proceso completo de economía circular.

 

El objetivo de este reciclaje no es sólo concienciación, así como luchar por dos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas que están relacionados -el ODS 12 Producción y Consumo responsable, y el ODS 13, Acción por el clima- sino que se quiere con el beneficio obtenido impulsar el ODS 2, Hambre cero. Para ello, el beneficio de la venta del material recuperado, duplicándose el dinero por la propia Falla como aportación extra, será donado a la ya centenaria Asociación de la ciudad, Casa Caridad.

 

 

Continuar leyendo