Síguenos

Consumo

Los madrileños, los españoles más estresados y los cántabros los más relajados

Publicado

en

Un estudio de Groupon analizando la venta de cupones de spas y masajes durante los años 2015 y 2016 ha permitido completar el mapa de la relajación en España. En este sentido, los madrileños son los que más han utilizado estos servicios, seguidos de andaluces y catalanes. En el otro polo se sitúan los ciudadanos de Cantabria, que aparecen como los más relajados ya que son los que menos utilizaron los cupones de la empresa para relajarse. Lógicamente, son también las zonas más pobladas.

El estrés laboral, la rutina, el ruido de la ciudad y toda la lista de cosas pendientes que tenemos que hacer, ocupan nuestra cabeza día a día. A menudo nos sentimos saturados por nuestras obligaciones y son muchos los españoles que deciden buscar actividades de relajación que les ayuden a cargar las pilas para volver con fuerza a la rutina.

Madrileños, andaluces y catalanes, los ciudadanos más estresados
La capital y sus prisas del día a día parecen repercutir en su población en gran medida. El análisis de las ventas conjuntas de spas y masajes durante los dos últimos años concluye que los madrileños son los ciudadanos que más invierten en este tipo de actividades relajantes. Tanto es así que acumulan un 25% del total de las compras de estos cupones.Le siguen los andaluces, responsables del 23% de las compras totales de los cupones de spas y masajes vendidos en el país y los catalanes, con una tasa del 13% sobre el total

Cántabros y gallegos, los más relajados
Por otro lado, el norte del país cuenta con los ciudadanos más relajados. Los cántabros fueron los que menos necesitaron comprar este tipo de servicios. Tanto es así, que sus compras solo representan el 1% del total.
Tras ellos, se encuentran los gallegos, cuyas compras tanto de spas como de masajes simbolizan el 2% del total.

Los españoles prefieren los masajes a los spas
Ante la decisión sobre si escoger spas o masajes para desconectar y liberar el estrés acumulado, el 59% de los españoles eligen recibir un masaje a la hora de disfrutar una actividad relajante. Madrileños, gallegos, catalanes, valencianos, cántabros, canarios, extremeños, riojanos, murcianos y aragoneses prefieren elegir entre la variedad de masajes relajantes, tailandeses o en pareja que ofrece Groupon para desconectar.
Por otro lado, el 41%, formado por andaluces, asturianos, y castellano-leoneses eligen los spas, sus circuitos y saunas para cargar las pilas.

 

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Consumo

Este es el nuevo sabor con el que Mercadona amplía el surtido de Mochis Helados

Publicado

en

Mercadona, compañía de supermercados físicos y de venta online, suma a su surtido de Mochis Helados una nueva variedad con sabor a pistacho, de la que ya vende 8.300 paquetes al día. Los Mochis, que cuentan con una gran aceptación por parte de los “Jefes” (clientes), entraron en el surtido hace tres años hasta vender hoy 26.000 paquetes diarios en sus distintos sabores.

El Mochi Helado de Pistacho, al igual que el de coco y el de mango, se vende en un paquete de 6 unidades y es fabricado bajo la marca Hacendado por el Proveedor Totaler Helados Estiu en sus instalaciones de Riba-roja de Túria (Valencia).

Se trata de un dulce de origen japonés elaborado con masa blanda de arroz y relleno de helado. Para consumirlo en óptimas condiciones, se recomienda dejarlo a temperatura ambiente entre dos o tres minutos antes de servir.

Calidad contundente a precios imbatibles

En 1993, Mercadona puso en marcha la estrategia SPB (Siempre Precios Bajos), tras haber observado y constatado que los productos que más se vendían eran los que tenían una calidad contundente a un precio imbatible, siempre por ese orden, y no cambiaban constantemente de precio. Durante todos estos años, la compañía no ha dejado de apostar por la calidad, que es uno de los retos principales a los que a diario se enfrentan todos los departamentos de la cadena y cuyo impulso representa una clara oportunidad para poder seguir ofreciendo a “El Jefe” (cliente) productos, uno a uno, diferenciales.

Y todo a través de una estrategia que fomenta el consumo consciente y crítico, que se guía por criterios sociales y medioambientales, y que persigue un objetivo claro: garantizar un consumo de productos de la máxima calidad con el menor impacto posible y ayudar así a mejorar la calidad de vida de las personas que habitan este planeta y de las generaciones futuras.

Continuar leyendo