Síguenos

Cultura

Máximo Huerta: No le pasan más cosas al que más vive sino al que mejor lo cuenta

Publicado

en

Máximo Huerta
El escritor Máximo Huerta presenta su última novela "Adiós, pequeño" en Madrid. EFE/Luis Millán
Madrid, 15 jun (OFFICIAL PRESS- EFE).- El escritor y periodista valenciano Máximo Huerta asegura que su «gran fracaso» no fue el Ministerio de Cultura y Deporte, al frente del que estuvo solo una semana en 2018, sino un episodio «infinitamente peor para la autoestima»: que un cuadro que hizo a su abuela fuera sustituido por otro de su prima Amparín.

Así lo relata en el libro «Adiós, pequeño» (Planeta), con el que Máximo Huerta (Utiel, Valencia, 1971) ganó el premio de novela Fernando Lara 2022 y donde relata episodios personales y la historia de una familia, la suya, que «guarda demasiados secretos para intentar ser feliz».

Máximo Huerta

El escritor, de 51 años, ha explicado en un encuentro con periodistas que no fue muy consciente en su niñez de lo que ese cuadro significaba, pero «la memoria, que es muy novelera, lo que hace es ficcionarlo todo, y en esta novela, que es mezcla de memoria y de ficción, ese momento en el que el cuadro es sustituido por otro» le ha hecho ver que «nadie es tan importante».

Lo del Ministerio de Cultura «lo recuerdan mucho más los demás que yo», insiste Huerta, que asegura que ese época, en la que se convirtió en la persona que menos tiempo ha estado al frente de una responsabilidad ministerial en España en la etapa democrática, solo sale «de pasada» en su novela.

«Los fracasos vienen ya desde niño y ser consciente de que cuando toda la ilusión estaba en ese cuadrito colgado en un clavo, al día siguiente cabe otro clavo, y ya te hace ser consciente de que a todos nos van a sustituir», ya sea como pareja, como amigo o como compañero de trabajo, recalca.

«Adiós, pequeño»

En su novela, que califica como «literatura de proximidad», recupera la mirada curiosa del chaval de pueblo que es, porque el entorno rural «hace mirar la vida de otra manera», más lenta, dice.

Una novela en la que no sabe si se despide de una parte de su historia, porque, asegura, «la vida es un despedirse continuamente».

«Siempre hay una serie de despedidas», dice Huerta, que cree que en su novela no aparecen de una forma negativa, ni nostálgica o melancólica. Y también señala que vuelve a su pasado no con la mirada de hoy, sino con la de entonces.

«Somos escritores de nuestra vida»

Pasados que «siempre se edulcoran», recalca el escritor y periodista, que cree que «la memoria siempre juega a favor» de uno mismo, «endulzándolo todo»: «Edulcoramos los 80, los 70, la Navidad cuando tu padre llegaba con la caja de Navidad…, porque somos escritores de nuestra vida. No le pasan más cosas al que más vive sino al que mejor lo cuenta», sostiene.

Temas como la maternidad, la muerte o la infancia vuelven a salir en «Adiós, pequeño», como en otras de sus ocho anteriores novelas, porque forman parte de su mundo propio: «Para mí lo importante es tener mi mundo propio en la literatura».

Cree que esta es su mejor novela, «que es verídica y profundamente sincera», aunque reconoce que no quería escribirla ni publicarla. Y para una persona tan «insegura» como él, dice, haberla publicado y que haya recibido el premio Fernando Lara le ha dado mucha seguridad.

Su madre

Así, explica, encara su madurez reflexionando sobre el paso del tiempo y su identidad personal y con la serenidad «de haber perdido algunas batallas, un padre muerto con el que quedaron todas las conversaciones pendientes y una madre que se despide poco a poco«.

Su vinculación con su madre, que tiene ahora 84 años y a la que cuidó desde niño, le hizo ser «muy maduro de pequeño», rememora el autor, que también recuerda a su abuela Irene, que utilizó el genérico femenino en lugar del masculino mucho antes de que apareciera el lenguaje inclusivo, recuerda.

También recuerda sus lecturas de niño y cómo «Platero y yo» le abrió una puerta a «otra literatura», de tal forma que se ha convertido en coleccionista de diferentes ediciones de este clásico de Juan Ramón Jiménez.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cultura

¿Quién representará a España en Eurovisión Junior 2024?

Publicado

en

Representante eurovision junior España 2024

España Ya Tiene Representante para el Festival de Eurovisión Junior 2024

España ha elegido a su representante para el próximo Festival de Eurovisión Junior 2024, que se celebrará el 16 de noviembre en la Caja Mágica de Madrid. Este año, por primera vez en la historia, España será el país anfitrión tras la renuncia de Francia a organizar el certamen por tercer año consecutivo.

La representante española será Chloe DelaRosa, una talentosa joven de tan solo 9 años, seleccionada entre más de 300 candidaturas, casi triplicando el número de inscripciones que registró RTVE el año pasado. Según TVE, este es el mayor número de participantes desde que España regresara al certamen en 2019.

Chloe DelaRosa ha tenido una carrera meteórica. Originaria de Guareña (Badajoz), esta extremeña comenzó a bailar a los 3 años en los conciertos de su padre, el cantante gaditano y productor musical David de la Rosa, quien ha sido el principal impulsor de su carrera. Subía al escenario con naturalidad y encanto, mostrando su talento sin reservas. En 2020, su padre comenzó a publicar vídeos de Chloe en redes sociales, dándole una plataforma para exhibir su arte. En 2021, su versión del tema «Cómo me gustaría contarte» de Dani Martín se volvió viral, superando los 3 millones de reproducciones después de que el propio artista compartiera el vídeo. Rosario Flores también la invitó a bailar en uno de sus conciertos.

A diferencia de otros representantes, Chloe DelaRosa no ha participado en programas de talentos como «La Voz Kids» o «Idol Kids», aunque ha aparecido en programas de Canal Extremadura y Canal Sur.

Chloe tiene dos hermanos, Joel y Alexander, quienes están involucrados en el mundo de la interpretación. Ambos han participado en «Romancero» de Prime Video y más recientemente en «El Marqués» de Telecinco. Joel también ha trabajado en la película «Se acabó la fiesta», dirigida por Elena Manrique.

El año pasado, en Niza, la valenciana Sandra Valero consiguió la mejor posición para España en Eurovisión Junior desde 2005, quedando en segunda posición con 201 puntos, solo 27 puntos detrás de Francia. Valero y su equipo de baile realizaron una brillante actuación con la canción «Loviu», acompañados de Marcos Pelado, Elia Cobo, Juan Diego Álvarez y Evelyn Castañeda. España fue el único país que logró entrar en el podio actuando en primera posición.

Madrid está preparada para acoger el Festival de Eurovisión Junior 2024, prometiendo una emocionante competencia y la oportunidad de mostrar el talento joven de Europa.


Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram y también puedes suscribirte a nuestro canal de WhatsApp.

Continuar leyendo