Síguenos

PORTADA OFFICIALPRESS

«Me puso el cuchillo en el corazón y me dijo que si chillaba me mataba»

Publicado

en

La joven de 22 años a la que presuntamente hirió el ex compañero sentimental de su madre, detenido además por matar al padre de esta, en Castellón, ha asegurado que «el héroe de todo esto» ha sido su abuelo. «Si no llega a ser por él, estamos todos muertos. Él ha dado la vida por nosotros», ha asegurado.

Así se ha expresado la joven ante los medios antes de abandonar el Hospital General en el que ha estado ingresada desde el suceso para recuperarse de las heridas que presentaba.

Llorando y muy afectada, la chica ha relatado cómo sucedieron los hechos, señalando que la expareja de su madre entró en la casa de sus abuelos con un cuchillo y la obligó a desnudarse. «Me puso el cuchillo en el corazón y me dijo que si chillaba me mataba, que solo tenía que hacer un movimiento para traspasarme el corazón», ha indicado la joven.

La víctima ha explicado que cuando el presunto agresor se abalanzó hacia ella, su abuelo consiguió arrebatarle el cuchillo y, cuando ambos estaban forcejeando, ella pudo salir corriendo a pedir ayuda. «Y ya no sé nada más, se quedaron mis abuelos dentro de la casa», ha dicho.

«NO TIENE SENTIMIENTOS»
«Es un asesino, ha matado más veces», ha subrayado la joven, quien ha pedido que cumpla la prisión máxima. «Esa persona no puede salir de la cárcel, lo va a volver a hacer, es una persona que no tiene sentimientos», ha añadido.

«Iba a matar a un niño de 8 años, pues antes subió a Cabanes donde vive mi hermano a buscarlo, no tiene ningún tipo de remordimientos», ha apuntado la joven, quien ha destacado que el presunto agresor «solo busca él, él y él, y si no haces lo que él te dice, estás muerta, como nos dijo a todos».

Así, la chica ha indicado que su madre lo quiso echar de casa, la «secuestró» esperándola en el portal y le dijo que «si ella no accedía a hacer lo que él pedía, iba a hacer daño a su familia». «Lo acabó cumpliendo», ha lamentado.

Según ha explicado, su madre y ella el lunes fueron a denunciar y pusieron protección a su hermano en el colegio, en la entrada y en la salida, y en su casa, mientras que llevaron a su madre a un centro de la mujer. «Y los únicos que no estábamos protegidos éramos mis abuelos y yo, pero no imaginábamos que iba a venir aquí».

Preguntada por los antecedentes por homicidio doloso en 1994 del presunto agresor, la joven ha señalado que él les dijo que había tenido una reyerta en la salida de una puerta de una discoteca, «que vio cómo estaban abusando dos hombres de otro y que él se metió y que todo fue en defensa propia, pero no es verdad». Según la chica, él cometió un asesinato en la calle e, incluso, ha asegurado que cometió otros dos más en la cárcel.

La joven ha manifestado que su madre está bien, «dentro de lo que cabe», y «poco a poco va tirando», y que su abuela es «la que peor está».

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PORTADA OFFICIALPRESS

El Cuco y su madre admiten que mintieron en el juicio por el asesinato de Marta del Castillo

Publicado

en

el cuco marta del castillo

Giro inesperado en el caso de Marta del Castillo. Francisco Javier García Marín, conocido como el Cuco, y su madre, Rosalía García Marín, han reconocido ante la jueza que mintieron durante el proceso celebrado en el año 2011 por el asesinato de la joven sevillana. Cabe recordar que en el juicio en el que Miguel Carcaño fue condenado a 20 años de prisión por el crimen.

El Ministerio Público pide para ellos ocho meses de cárcel y multas de 1.500 euros para cada uno, mientras que la familia de Marta reclama dos años de prisión y multas de 1.800 euros.

El Cuco y su madre mienten

El Cuco y su madre han admitido en sus declaraciones los hechos contenidos en los escritos de acusación, lo que significa que no dijeron la verdad en el proceso celebrado en 2011.

En 13 años, por primera vez Francisco Javier García Marín ha reconocido que sí estuvo en el piso de la calle León XIII donde se cometió el asesinato, en contra de la versión que siempre ha mantenido: que la tarde noche del 24 de enero de 2009, cuando se cometió el asesinato, no estuvo en el mencionado piso; que ese día había estado con unos amigos; que sobre las 23.30 horas de ese día 24 se encontró en las inmediaciones de su casa con el que entonces era la pareja de su madre, Ángel Manuel R.C., que «había ido a tirar la basura»; y que después subió a su domicilio y no volvió a salir.

Rosalía, la madre del Cuco, declaró en 2011 que ese día salió con su pareja a tomar una copa, que fueron al bar La Portada, que ambos volvieron a su domicilio sobre las 1.30 o 2.00 de la madrugada ya del día 25 y que, una vez allí, «entró en el dormitorio de su hijo, lo vio acostado y le dio un beso». Ahora, en su declaración de esta mañana, Rosalía también ha reconocido que mintió.

Solo han admitido esto de la parte del delito del que se les acusa. Ni el Cuco ni su madre han respondido a más preguntas del tribunal.

La jueza ha desestimado el resto de las pruebas testificales, entre ellas, la declaración de Miguel Carcaño, que estaba prevista para el próximo martes 31.

Se mantiene eso sí la declaración de los padres de Marta, Antonio del Castillo y Eva Casanueva, para determinar el posible daño moral a su familia.

Decenas de personas se han concentrado a las puertas del juzgado esta mañana, sobre todo vecinos de la familia de Marta que han querido arroparlos ante la celebración del nuevo proceso judicial.

Rosalía y el Cuco han llegado al juzgado recibidos por los gritos de las personas concentradas, que han clamado pidiendo «Justicia para Marta».

En la actualidad el Cuco tiene 29 años y ha llegado completamente cubierto para evitar ser reconocido, con una amplia sudadera, la capucha puesta, un pasamontañas, gafas de sol y hasta unos guantes, que podrían haberle servido para ocultar alguna marca o tatuaje.

Por su parte la madre tan solo llevaba unas gafas de sol, mascarilla y un pañuelo en la cabeza, que apenas le cubría.

Ya en la sala se ha podido ver al Cuco descubierto, llevando tan solo una mascarilla, y con el pelo corto, una imagen diferente a la melena que lucía en 2011 cuando se celebró el juicio por el asesinato de Marta.

 

Continuar leyendo