Síguenos

Empresas

Mercadona consolida su modelo de logística sostenible tras 25 años de relación con Logifruit

Publicado

en

Mercadona

Mercadona, compañía de supermercados físicos y de venta online, consolida su modelo de Logística sostenible tras 25 años de relación con Logifruit, proveedor totaler de logística y pionero en introducir el palé de plástico higienizable, reutilizable y reciclable, así como la caja plegable para la distribución alimentaria en España.

Gracias a su apuesta por la constante optimización de los recursos, la compañía ha logrado importantes mejoras logísticas. Un buen ejemplo es la conversión de cajas rígidas a cajas plegables que ha aportado beneficios en toda la red de suministro, en el espacio ocupado por una caja rígida, ahora se transportan tres plegables. Esto ha supuesto una disminución de 96.710 trayectos de camión al año, menor consumo de combustible y de emisiones de CO2 a la atmósfera.

Fundada en 1996, Logifruit inició en ese mismo año su relación con Mercadona dando servicio a sus proveedores de frutas y verduras. Desde esa fecha, trabaja siguiendo las premisas de la política de economía circular promovida por la UE (Reducción, Reutilización, Reparación y Reciclaje del envase al final de su vida útil), haciendo un uso eficiente de los recursos y favoreciendo que los materiales permanezcan en el ciclo productivo el mayor tiempo posible.

El diseño y los materiales utilizados permiten que palets y cajas completen múltiples circuitos, desde el productor primario hasta la tienda. Su limpieza, fácil reparación y reciclabilidad – son diseños modulares-, convierten a Logifruit en un modelo de economía circular. Cada caja o palet, tras cada ciclo de uso, vuelve al almacén y entra un proceso automatizado de limpieza y desinfección que garantiza la seguridad e higiene. En pocos minutos están listos para ser utilizados de nuevo.

Este sistema de trabajo eficiente y sostenible persigue el pleno aprovechamiento de las materias primas y alcanzar el residuo cero. Gracias a estos envases reutilizables es posible el ahorro de más de 180.000 toneladas al año de materiales de un solo uso.

Los Proveedores Totaler de Mercadona también desarrollan sus propias estrategias en este sentido. En los últimos años, han llevado a cabo más de 300 medidas con un ahorro total de 2.500 toneladas de material de envase, según datos del Plan Empresarial de Prevención de Ecoembes.

Así, por ejemplo, en términos de costes, el modelo de reutilización elimina considerablemente las inversiones realizadas en la fabricación de un mayor número de envases y reduce el coste en las partidas de gestión, control y producción de la cadena de suministro, al tiempo que permite alcanzar precios más competitivos derivados de las economías de escala. Por su parte, en términos de envase, se propicia la estandarización y se refuerza la higiene incidiendo especialmente en la Seguridad Alimentaria. También se obtienen ventajas en la manipulación, pues se reduce el espacio en almacenes gracias a una mejor gestión del stock, y se refuerza la seguridad del proceso de retirada de envases vacíos.

La colaboración entre Mercadona y Logifruit, además, incrementa la seguridad, la eficiencia y la agilidad en el transporte de la mercancía; optimiza el reparto de rutas; mejora el flujo de productos hasta el lineal; optimiza el volumen de entrega a proveedores y refuerza la trazabilidad.

El sistema funciona también gracias a la logística inversa y a la denominada Estrategia del Ocho, cuyo objetivo es no transportar “aire”, es decir, que los camiones nunca viajen vacíos, siendo necesarios menos viajes con un menor impacto en el entorno. La dinámica es ágil y eficaz: los camiones llevan los envases usados al bloque, donde se revisan y se reparan cuando es necesario, enviando la pieza sustituida a reciclar. En pocos minutos los envases vuelven a estar listos -limpios, higienizados y paletizados- para volver al proveedor y de nuevo a las tiendas. Es un ejemplo claro de economía circular, en el que los materiales se mantienen en el ciclo productivo el mayor tiempo posible.

Según Margarita Muñoz, directora de Responsabilidad Social de Mercadona, “desde hace tiempo venimos apostando por un modelo de logística sostenible, que contribuya a reducir el impacto ambiental de nuestra actividad. Tras todos estos años de colaboración con Logifruit en la puesta en marcha de estos envases siguiendo los principios de la Economía Circular y la eficiencia, cada vez estamos más convencidos de la necesidad de seguir cuidando el planeta y de impulsar iniciativas y modelos sostenibles como el de Logifruit, que además garantiza la seguridad alimentaria de los envases, la ergonomía y la eficiencia en el transporte”.

En 2019 Mercadona destinó más de 40 millones de euros en protección al medioambiente y va a continuar trabajando de forma activa introduciendo mejoras y destinando esfuerzos para minimizar el impacto de su actividad. Consciente de que queda mucho por mejorar y con los principios de la Economía Circular como base, la compañía continúa avanzando en su brutal transformación y destinará más 140 millones de euros hasta 2025 para reducir el plástico y gestionar sus residuos a través de su Estrategia 6.25.

Una política de acción social sostenible integrada en la estrategia de RSE de Mercadona

Mercadona, dentro del compromiso de compartir con la sociedad parte de cuanto recibe de ella, desarrolla el Plan de Responsabilidad Social, que atiende el componente social y ético a través de distintas líneas de actuación sostenibles que refuerzan su apuesta por el crecimiento compartido. Como parte de esta política, Mercadona colabora con más de 290 comedores sociales, 60 bancos de alimentos y otras entidades sociales de toda España y Portugal, a los que dona diariamente y participa en las campañas de recogida de alimentos que dichas entidades organizan. De hecho, en 2020 la compañía ha donado a todas estas entidades y organizaciones un total de 17.000 toneladas de alimentos, 15.800 en España y 1.200 en Portugal, cantidades que se han ido incrementado desde que la compañía tomase la decisión de reforzar los procesos de donación de productos de primera necesidad a los Comedores Sociales y Bancos de Alimentos con los que venía colaborando habitualmente. Igualmente, Mercadona colabora estrechamente con 32 fundaciones y centros ocupacionales en la decoración de sus tiendas con murales de trencadís, elaborados por más de 1.000 personas con distintos grados de discapacidad.

Otra línea estratégica del Plan de Responsabilidad Social de Mercadona es la sostenibilidad medioambiental. Para ello, Mercadona cuenta con un Sistema de Gestión Ambiental propio, basado en los principios de la Economía Circular y enfocado a la optimización logística, la eficiencia energética, la gestión de residuos, la producción sostenible y la reducción de plástico. En ese sentido, destaca que Mercadona, junto a sus Proveedores Totaler, trabaja en la Estrategia 6.25 para conseguir en 2025 un triple objetivo: reducir un 25% de plástico, que todos los envases sean reciclables, y reciclar todo el residuo plástico. Además, trabaja en el Proyecto de Distribución Urbana Sostenible y la mejora de la calidad del aire en las ciudades mediante camiones y furgonetas propulsados por tecnologías más limpias y eficientes.

Pensando en la movilidad sostenible de “El Jefe” (cliente), la empresa dispone ya de 1.350 plazas de aparcamiento con puntos de recarga para vehículos eléctricos ubicadas en los parkings de más de 500 tiendas. Mercadona comenzó a instalar puntos de recarga para vehículos eléctricos en 2017, con la implantación del Nuevo Modelo de Tienda Eficiente, y prevé seguir aumentando esta cifra a lo largo de 2021.

Mercadona es socia desde el año 2011 del Pacto Mundial de Naciones Unidas para la defensa de los valores fundamentales en materia de Derechos Humanos, Normas Laborales, Medio Ambiente y Lucha contra la Corrupción.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

APUESTAS

Así ayudan los gráficos de última generación a mejorar la experiencia de los videojuegos 

Publicado

en

Así ayudan los gráficos de última generación a mejorar la experiencia de los videojuegos 

Si hay un factor de suma relevancia para que un videojuego destaque entre otros, son los gráficos de última generación, que se han convertido en un pilar fundamental para ofrecer experiencias distintas para los jugadores. Este cambio visual ha logrado transformar los videojuegos tradicionales, pero además también ha tenido un impacto significativo en los juegos más actuales, como los de casino online, sobre todo en los slots. 

¿Son importantes los gráficos para la experiencia de juego? 

Los gráficos de un videojuego son, sin duda, uno de los primeros aspectos que captan la atención de los jugadores. No se trata únicamente de la fidelidad visual o la capacidad de representar mundos realistas; los gráficos avanzados juegan un papel crucial en la narrativa de la historia. Permiten crear ambientes y escenarios que no siempre han sido posibles de desarrollar, sumergiendo al jugador en experiencias cada vez más cercanas a la realidad o, por el contrario, sumamente fantasiosas pero convincentes. 

Innovación gráfica en los juegos de slots 

Las tragamonedas tampoco son ya lo que eran antes, y esto se ha producido en gran medida gracias a los gráficos de última generación. Anteriormente, las máquinas de slots se limitaban a símbolos simples y mecánicas básicas. Sin embargo, la incorporación de gráficos avanzados en los juegos de slots online ha permitido desarrollar temas complejos y atractivos, desde aventuras basadas en escenarios reales hasta historias que emulan una película o una festividad en concreto. Esta evolución además de enriquecer la experiencia visual, también ha añadido interactividad y engagement que antes eran inimaginables en este tipo de juegos. 

Mejora de la inmersión y la jugabilidad 

Los gráficos de última generación ofrecen una experiencia completamente distinta a la que estábamos acostumbrados en otros tiempos. Esto es esencial para la jugabilidad y la experiencia general del usuario. En los videojuegos, se traduce en escenarios detallados para explorar, personajes realistas con expresiones faciales convincentes y efectos ambientales que pueden afectar la jugabilidad. Estas características se logran a través de animaciones fluidas, transiciones bien ejecutadas y elementos interactivos que responden a las acciones del jugador. Estos aspectos son los que hacen que el juego sea más atractivo visualmente y pueden introducir mecánicas de juego innovadoras, como rondas de bonificación temáticas y efectos especiales que celebran las victorias. 

El papel de los gráficos en la retención y la satisfacción del jugador 

La calidad gráfica también juega un papel crucial en la retención de los jugadores y en su satisfacción general. Los gráficos suelen ser un factor determinante para que los jugadores elijan un juego sobre otro. El diseño gráfico atrae a los jugadores y también los mantiene comprometidos durante más tiempo, aumentando las posibilidades de que regresen. La innovación visual, que se combina con mecánicas de juego interesantes, crea una experiencia de juego tan distinguida que puede fomentar una comunidad leal de jugadores. 

 Y aunque la implementación de gráficos de última generación necesita de hardware más potente y aumenta los costes de desarrollo, estas dificultades se ven compensadas por las oportunidades que ofrecen estos avances tecnológicos. Y es que estos avances tecnológicos no se limitan a enriquecer la experiencia del jugador sino que también impulsan la industria hacia nuevos horizontes de creatividad y entretenimiento. 

Continuar leyendo