Síguenos

Rosarosae

Muere Álex Lequio, hijo de Ana Obregón, a los 27 años

Publicado

en

El hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio ha fallecido este miércoles 13 de mayo a los 27 años. Álex llevaba dos años luchando contra el cáncer que se le había diagnosticado en enero de 2018. Una noticia que ha conmocionado a todo un país que ha mostrado miles de muestras de dolor hacia una familia y especialmente a la madre de Álex. La muerte de una persona tan joven y el ejemplo que dio durante toda la enfermedad llegó a la gente, que hoy llora la pérdida de un joven con un enorme corazón.

El hijo de la actriz Ana Obregón estaba ingresado desde hace algo más de un mes en una clínica de Barcelona, donde recibía un nuevo tratamiento. Unas semanas en las que sus padres no se separaron de su lado, de hecho la actriz como el italiano se trasladaron a la Ciudad Condal con él. Álex recibió también durante este tiempo las visitas de su novia, Carolina, con la que mantenía una discreta relación desde hacía un año.

Todos destacan que el chico que nunca perdió el optimismo, una actitud que Álex convirtió en la mejor arma para afrontar la enfermedad.

Álex Lequio comenzó su lucha en 2018 con lo que parecía, en sus propias palabras un tirón de espalda, que terminó convirtiéndose en una batalla que durante siete meses se desarrollaría en en el prestigioso Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York. Hace año y medio la familia regresó a España para continuar aquí el tratamiento de Álex. En marzo de 2019, sin querer dar más detalles sobre la situación, Obregón confesó aliviada y casi incrédula que la «pesadilla» de su hijo había terminado.

El joven siempre bromeaba con que de vez en cuando tenía que pasar por boxes. No dejó de trabajar e incluso se tomó las recaídas con humor.

Años después, la redes sociales entraban en nuestras vidas y Álex, veía como unir esos tres conceptos, popularidad, redes y marcas. La empresa de este joven de 27 años y de su socio fructificaba y ampliaron miras con Celebrize, una plataforma privada para celebrities que funciona por invitación. Comenzaron a realizar llamamientos a aquellos que se ganaban la vida con su perfil y a las marcas que quieran recurrir a ellos para promocionar sus productos.

Así, sin querer vivir ni de mamá ni de papá, Álex, tras gran formación universitaria y másteres, creaba su mayor hobbie, su trabajo, con respeto de su perra de 16 años que siempre le acompañaba, Luna su amiga fiel. Además de Luna, Álex Lequio -amante de los perros- adoptaba a Boby Puchum el pasado año.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Rosarosae

Dave Halls: El hombre que entregó el arma cargada a Alec Baldwin, en el punto de mira

Publicado

en

Dave Halls: El hombre que entregó el arma cargada a Alec Baldwin, en el punto de mira

La investigación de la muerte de Halyna Hutchins a manos del actor Alec Baldwin ya tiene un sospechoso: el ayudante de dirección que entregó el revolver al actor no habría comprobado la pistola y no sería la primera vez que está involucrado en un caso similar.

En las primeras llamadas a emergencias, según se puede escuchar, ya se apuntaba al ayudante de dirección. «Tenemos a dos personas heridas por accidente en el set de una película con una pistola de utilería, necesitamos ayuda de inmediato. Bonanza creek ranch«, señala durante la llamada telefónica Mamie Mitchell, supervisora de guion.

En un momento de la llamada a los servicios de emergencia del 991, se puede escuchar también a Mitchell: «Este maldito ayudante que me gritó en el almuerzo porque estaba preguntando por las revisiones… Se supone que debe revisar el arma, él es el responsable de eso».

No lo nombra, pero se refiere a él, Dave Halls, el asistente de dirección, encargado de supervisar la seguridad en el rodaje y el hombre que gritó eso de «arma fría», es decir, sin munición letal, antes de dársela a Alec Baldwin.

Ahora se ha sabido que Dave Halls fue despedido de un rodaje en 2019 por un accidente similar. Un técnico de sonido estuvo a punto de resultar herido. No obstante, la investigación también se centra en la armera que debía supervisar todas las pistolas, Hannah Gutiérrez-Reed, que tenía tres a su cargo. En el punto de mira un rodaje caótico, de bajo presupuesto, con fallos de seguridad y que ya había provocado la renuncia de seis trabajadores.

Continuar leyendo