Síguenos

PORTADA OFFICIAL PRESS

Nuevo fracaso en la reunión PSOE-Unidas Podemos que acerca a España a nuevas elecciones

Publicado

en

Madrid, 10 sept.- El PSOE ha constatado este martes tras casi cuatro horas de reunión con el equipo negociador de Unidas Podemos que, «hoy por hoy» no hay «una vía para alcanzar un acuerdo» que permita la formación de gobierno en España.

Así se ha pronunciado la ‘número dos’ del partido y portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, en declaraciones a los medios de comunicación al término de la reunión. A pesar de ello, Lastra ha invitado a Podemos y a sus confluencias a que reflexionen sobre si van a impedir de nuevo que España tenga un Gobierno «progresista».

La dirigente socialista ha confirmado lo anunciado minutos antes por el secretario de Acción Política de Podemos, Pablo Echenique, con respecto a que en la reunión los morados dijeron con claridad que se oponían a investir a Pedro Sánchez gratis, es decir para pasar inmediatamente a la oposición sin que mediara acuerdo previo con el PSOE sobre compromisos de gobierno.

Tampoco el PSOE querría una investidura así, ha confirmado Lastra, que ha recordado que por eso mismo los socialistas habían ofrecido a Podemos «un acuerdo programático y de gobernanza», que Podemos ha rechazado por exige entrar en el Consejo de Ministros.

Si Podemos cediese en este punto, entonces los socialistas volverían a la mesa de negociación las «veces que fueran necesarias», ha precisado Lastra.

Así las cosas, no hay previsión de que los líderes de los dos partidos vayan a verse, ha indicado la portavoz.

En la reunión han participado, por parte del PSOE, las mismas negociadoras que en el encuentro de la semana pasada: la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo; la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y la ‘número dos’ del partido y portavoz parlamentaria, Adriana Lastra.

Minutos antes de comenzar la reunión, Calvo destacaba en declaraciones a los medios de comunicación la actitud «muy inflexible» que está encontrando en Unidas Podemos. Mientras, el líder de los morados, Pablo Iglesias, descartaba la opción de investir a Sánchez para pasar luego a la oposición porque las bases de Podemos se pronunciaron en contra de un Gobierno monocolor del PSOE.

Pero el PSOE rechaza de plano recuperar la oferta de Gobierno de coalición que sí ofreció en el último momento en la investidura fallida de julio pasado. Argumenta que con la negativa de Podemos, que calificó de «decorativa» esa propuesta, quedó claro que los morados aspiran a entrar en el Consejo de Ministros para conformar dos gobiernos en uno, sin garantizar la lealtad necesaria al presidente.

Y Sánchez no está dispuesto a formar un Gobierno inestable que se vea abocado a celebrar elecciones en seis meses o un año. Ante esa disyuntiva, mejor ir a elecciones ahora que dentro de un tiempo cuando la situación en España puede ser de mayor inestabilidad, razonan en la cúpula del partido.

Echenique critica que «el PSOE no se mueve»

El secretario de Acción Política de Podemos, Pablo Echenique, certificó tras la reunión que el PSOE «no se mueve» de su exigencia de conformar un Gobierno monocolor del PSOE.

De hecho, en declaraciones a los medios de comunicación, ha revelado que las negociadora del PSOE les han advertido de que si no renuncian al Gobierno de coalición entienden que no debería haber nuevas reuniones de los equipos negociadores, lo que aboca a la repetición electoral.

A juicio de Echenique, esta actitud «hace sospechar» que ir a la repetición de los comicios era la intención del PSOE cuando empezaron estas últimas negociaciones.

Eso sí, Echenique ha descartado que Podemos pueda favorecer la investidura de Sánchez para pasar a la oposición porque sería una actitud «irresponsable» por su parte que generaría más inestabilidad al país.

Fuente: Europapress

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PORTADA OFFICIAL PRESS

El toque manual de campanas español, patrimonio de la humanidad de la Unesco

Publicado

en

Rabat, 30 nov (EFE).- El toque manual de campanas español, una tradición extendida en el país y sostenida actualmente por grupos de voluntarios y vecinos, ha sido incluida este miércoles por la Unesco en su lista de patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. El Comité del Patrimonio Inmaterial de la Unesco reunido en Rabat sumó esta práctica a su lista, un logro que el embajador de España ante este organismo, José Manuel Rodríguez Uribe, agradeció a las asociaciones de todo el territorio español que conservan esta tradición, algunos de cuyos miembros acudieron a la capital marroquí. "Representan -dijo el embajador- ese gran legado histórico que es el toque manual de campana, que han sabido mantenerlo en el tiempo, trasladarlo a los jóvenes. Es un ejemplo de memoria, de historia, de tradición y comunicación". Al escenario de la sala donde se reúne el comité subieron campaneros de Palencia, Albaida (Valencia), Utrera (Sevilla) y Zamora. Habló en primer lugar Javier García Fernández, en nombre de la asociación de protección del patrimonio Hispania Nostra, para recordar que desde 2017 lleva luchando por conseguir la protección de esta tradición. Acto seguido, Antonio Berenguer, coordinador de Campaners d'Albaida, afirmó que "el toque manual de campanas es un lenguaje rico y diverso con características propias de cada región, es un código sonoro que se ha transmitido en el tiempo de los campaneros jóvenes a los mayores". "Los toques manuales de campanas siempre comunican algún mensaje, son siempre inmediatos y objetivos" y hacen saber a los lugareños "el transcurrir del día, la alerta, la fiesta, la devoción, la pena, la despedida". "El sonido de las campanas es un lenguaje universal que une pueblos, países y continentes y a la vez marca una identidad propia", concluyó. Según el expediente de candidatura presentado por España, el toque manual de campanas ha persistido a lo largo de los siglos como parte de la identidad colectiva de sus comunidades y se usa para marcar acontecimientos de la vida diaria, así como fiestas, funerales, incendios o inundaciones. Las diferentes formas de las campanas y tipos de sonidos reflejan, según el escrito, la riqueza de la cultura española, contando actualmente con más de treinta tonos diferentes. "No hay pueblo o aldea en España que no tenga un campanario desde el que se toquen las campanas", dice la candidatura española. Actualmente, es una tradición que se apoya en asociaciones de campaneros voluntarios, aficionados que actúan de forma solitaria y en los sacristanes. "Es un lenguaje musical de comprensión universal, donde el campanero es fundamental para preservar la función de comunicación social de las campanas. La relación de entendimiento entre el campanero y la campana es imprescindible para salvaguardar esta práctica ancestral", dice la candidatura. El documento añade que personas de todas las edades, géneros, procedencias y niveles socioeconómicos se identifican con el sonido de las campanas, que están asociadas a las fiestas de más de 8.000 municipios españoles. "A lo largo de los siglos, el repique de campanas se ha utilizado como medio de expresión y comunicación, cumpliendo una serie de funciones sociales: transmisión de información, coordinación, determinación de un territorio determinado, protección y cohesión", dice el expediente. Los tonos de llamada, fácilmente comprensibles y reconocibles por las diferentes comunidades, sirven además para estructurar la vida cotidiana y para marcar eventos festivos e inusuales. Se trata, dice la candidatura, de "un rico repertorio en el ámbito religioso y civil para marcar diferentes momentos del día, alertar a la población en caso de incendio o inundación, anunciar funerales, decretos u otras noticias y acompañar eventos, celebraciones, actuaciones y otras circunstancias de la vida, especialmente en el plano profesional y litúrgico". España destaca en ella que el toque manual de campanas existe en muchas culturas alrededor del mundo, por ejemplo en América Latina, donde todavía está viva. Pero añade que en el contexto europeo la realidad es muy diferente de un país a otro y, si es casi inexistente en Alemania y Francia, está muy extendido en Italia. "En España, la diversidad y el florecimiento actual del toque tradicional de campanas gracias al esfuerzo de las comunidades campaneras es un referente para Europa, contribuyendo a la diversidad cultural que nos enriquece mutuamente a todos".
Un campanero participa en el toque de campanas del Miguelete, en València. EFE/Kai Försterling/Archivo

Rabat, 30 nov (EFE).- El toque manual de campanas español, una tradición extendida en el país y sostenida actualmente por grupos de voluntarios y vecinos, ha sido incluida este miércoles por la Unesco en su lista de patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

El Comité del Patrimonio Inmaterial de la Unesco reunido en Rabat sumó esta práctica a su lista, un logro que el embajador de España ante este organismo, José Manuel Rodríguez Uribe, agradeció a las asociaciones de todo el territorio español que conservan esta tradición, algunos de cuyos miembros acudieron a la capital marroquí.

«Representan -dijo el embajador- ese gran legado histórico que es el toque manual de campana, que han sabido mantenerlo en el tiempo, trasladarlo a los jóvenes. Es un ejemplo de memoria, de historia, de tradición y comunicación».

Al escenario de la sala donde se reúne el comité subieron campaneros de Palencia, Albaida (Valencia), Utrera (Sevilla) y Zamora. Habló en primer lugar Javier García Fernández, en nombre de la asociación de protección del patrimonio Hispania Nostra, para recordar que desde 2017 lleva luchando por conseguir la protección de esta tradición.

Acto seguido, Antonio Berenguer, coordinador de Campaners d’Albaida, afirmó que «el toque manual de campanas es un lenguaje rico y diverso con características propias de cada región, es un código sonoro que se ha transmitido en el tiempo de los campaneros jóvenes a los mayores».

«Los toques manuales de campanas siempre comunican algún mensaje, son siempre inmediatos y objetivos» y hacen saber a los lugareños «el transcurrir del día, la alerta, la fiesta, la devoción, la pena, la despedida».

«El sonido de las campanas es un lenguaje universal que une pueblos, países y continentes y a la vez marca una identidad propia», concluyó.

Según el expediente de candidatura presentado por España, el toque manual de campanas ha persistido a lo largo de los siglos como parte de la identidad colectiva de sus comunidades y se usa para marcar acontecimientos de la vida diaria, así como fiestas, funerales, incendios o inundaciones.

Las diferentes formas de las campanas y tipos de sonidos reflejan, según el escrito, la riqueza de la cultura española, contando actualmente con más de treinta tonos diferentes.

«No hay pueblo o aldea en España que no tenga un campanario desde el que se toquen las campanas», dice la candidatura española.

Actualmente, es una tradición que se apoya en asociaciones de campaneros voluntarios, aficionados que actúan de forma solitaria y en los sacristanes.

«Es un lenguaje musical de comprensión universal, donde el campanero es fundamental para preservar la función de comunicación social de las campanas. La relación de entendimiento entre el campanero y la campana es imprescindible para salvaguardar esta práctica ancestral», dice la candidatura.

El documento añade que personas de todas las edades, géneros, procedencias y niveles socioeconómicos se identifican con el sonido de las campanas, que están asociadas a las fiestas de más de 8.000 municipios españoles.

«A lo largo de los siglos, el repique de campanas se ha utilizado como medio de expresión y comunicación, cumpliendo una serie de funciones sociales: transmisión de información, coordinación, determinación de un territorio determinado, protección y cohesión», dice el expediente.

Los tonos de llamada, fácilmente comprensibles y reconocibles por las diferentes comunidades, sirven además para estructurar la vida cotidiana y para marcar eventos festivos e inusuales.

Se trata, dice la candidatura, de «un rico repertorio en el ámbito religioso y civil para marcar diferentes momentos del día, alertar a la población en caso de incendio o inundación, anunciar funerales, decretos u otras noticias y acompañar eventos, celebraciones, actuaciones y otras circunstancias de la vida, especialmente en el plano profesional y litúrgico».

España destaca en ella que el toque manual de campanas existe en muchas culturas alrededor del mundo, por ejemplo en América Latina, donde todavía está viva.

Pero añade que en el contexto europeo la realidad es muy diferente de un país a otro y, si es casi inexistente en Alemania y Francia, está muy extendido en Italia.

«En España, la diversidad y el florecimiento actual del toque tradicional de campanas gracias al esfuerzo de las comunidades campaneras es un referente para Europa, contribuyendo a la diversidad cultural que nos enriquece mutuamente a todos».

Continuar leyendo