Síguenos

Salud y Bienestar

Detectan la unión de dos proteínas que intervienen en el cáncer de pulmón

Publicado

en

proteinas cancer de pulmon
Un equipo de oncólogos trabaja en un pionero laboratorio.Archivo/ EFE/Pep Morell
Granada, 12 dic (OFFICIAL PRESS- EFE).- Un equipo con investigadores de las universidades de Granada, Miguel Hernández de Elche, Zaragoza y el FISABIO ha establecido la conexión existente entre dos proteínas sin relación aparente en el organismo, lo que permite avanzar en el diseño de dianas terapéuticas y de diagnóstico contra tumores.

El trabajo del equipo ha demostrado que existe una unión entre dos proteínas que, en principio, no tendrían que asociarse para ninguna función concreta en el organismo pero que actúan de manera conjunta en el desarrollo de diferentes procesos tumorales.

El estudio muestra por primera vez cómo interactúan, mediante estudios computacionales y ensayos in vitro, y abre nuevas vías para conocer cómo se desarrolla, entre otros, el cáncer de pulmón.

La clave de las proteínas

Los expertos ya conocían las características de estas proteínas, llamadas PADI4 y PKP1, aunque las habían estudiado por separado cuando aparecen en procesos tumorales y se relacionan con otras macromoléculas con particularidades similares.

En un trabajo del que ha informado la Fundación Descubre, el estudio muestra cómo se establece esta relación y qué papel juegan ambas proteínas en la proliferación de las células cancerosas, lo que abre nuevas vías para entender la importancia de este tipo de uniones en el desarrollo de enfermedades y poder atacarlas.

«El interés de la investigación radica en describir el interactoma de ARM-PKP y analizar in vitro la afinidad de sus relaciones. Es decir, es como si desplegamos las redes sociales de las proteínas en la célula para conocer todo sobre ellas», ha indicado la investigadora de la Universidad de Granada (UGR) Esther Fárez Vidal, coautora del artículo.

En trabajos anteriores, el grupo demostró que PADI4 altera las funciones de un gen supresor del cáncer, promoviendo la proliferación de diversos tumores.

Hallazgos importantes

«Nuestros hallazgos permiten profundizar en el conocimiento del desarrollo de tumores en los que se encuentran involucradas estas dos proteínas«, ha añadido el investigador de la Universidad Miguel Hernández José Luis Neira.

Además de establecer por primera vez la relación existente entre ambas proteínas en el desarrollo de algunos tumores, el trabajo abre el camino para comprender la función y describir la formación de un mecanismo de defensa ante patógenos llamado trampas extracelulares de neutrófilos (NETs).

Estas están formadas por redes de fibras proteicas y ácidos nucleicos provenientes de los neutrófilos, las células que actúan como primera defensa ante una infección.

«Si se confirma que la unión de ambas proteínas favorece el desarrollo de tumores, como parecen sugerir los resultados de este estudio, se podría impedir mediante el desarrollo de fármacos que se adhieran al menos a una de ellas en el mismo punto que usan para relacionarse», han concluido estos expertos, centrados en combatir el cáncer de pulmón.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Salud y Bienestar

La regla del ABCDE: Cómo saber si un lunar puede ser maligno

Publicado

en

La regla del ABCDE: Cómo saber si un lunar puede ser maligno

Los lunares en muchas ocasiones nos preocupan. En  mayoría no suelen suponer un riesgo para la salud, pero en algunos casos pueden ser un síntoma de algo más grave en la piel.

Los lunares son un fenómeno de la piel común y son una acumulación de melanina, esa sustancia que pigmenta la piel.

Hay una forma para descubrir si un lunar es maligno, te lo contamos a continuación.

Regla del ABCDE 

Esta regla permite evaluar si un determinado lunar tiene riesgo de ser un melanoma.

La A corresponde a ‘Asimetría’,  los lunares lo normal es que tengan una forma redonda y regular. Sin embargo, si notas que es asimétrico debes ir al dermatólogo para que realice una exploración.

La B representa los ‘Bordes’. Los lunares normalmente tienen bordes lisos y delimitados. Por lo que si notas que un lunar está elevado y es desigual entonces posiblemente sea maligno.

La C significa ‘Color’. Los lunares son generalmente de un solo color. Si notas que tiene un cambio brusco en su tonalidad: azul, negro, beige, rojo y blanco posiblemente algo no va bien.

La D corresponde al ‘Diámetro’, los lunares benignos tienen por lo general un diámetro bastante pequeño, por lo que si tu lunar mide más de seis milímetros debe hacer sospechar un melanoma y no deberías pasarlo por alto.

La E significa ‘Evolución’, el punto más relevante de esta regla. Los lunares normalmente conservan su aspecto a lo largo de los años. Si notas que el lunar cambia de forma, ya sea su tamaño, color, elevación u otro rasgo entonces debes acudir inmediatamente donde un especialista para que lo explore.

Continuar leyendo