Síguenos

Valencia

Puig a los madrileños: «No nos podemos ver en Pascua, os esperamos en verano»

Publicado

en

València, 17 mar (EFE).- El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha aprovechado este miércoles su presencia en Madrid para decirles a los madrileños, muchos de los cuales suelen pasar días de vacaciones en la Comunitat Valenciana: «No nos vamos a poder ver en Pascua, pero les esperamos en verano».

Puig ha señalado en rueda de prensa tras reunirse con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que la Comunitat Valenciana quiere a los madrileños, pero en este momento hay que ser «muy prudentes» con el coronavirus, para así garantizar la vida de las personas y que en el verano sea posible «reencontrarnos».

El president ha recordado que ni hay Fallas, ni va a haber «una Semana Santa normal», y por eso ha habido un acuerdo del Consejo Interterritorial de Sanidad para limitar la movilidad y la realización de eventos que «en este momento no son aconsejables en absoluto».

Puig ha reiterado su llamamiento a la prudencia y al sentido de la responsabilidad, y ha destacado que el esfuerzo de la sociedad valenciana ha permitido alcanzar este miércoles la incidencia acumulada a catorce días más baja de España, con 39 casos por cien mil habitantes, cuando hace poco más de un mes llegó a casi 1.500.

«Estamos ya en la zona de riesgo bajo», ha destacado Puig, para quien ahora es necesario dar «un paso más en la dirección correcta», la de contener para superar la pandemia, y por ello las Pascuas no pueden ser «un nuevo elemento de reactivación» del coronavirus.

«Lo que queremos es llegar al verano con la pandemia controlada, con la pandemia contenida, porque eso será lo mejor para la salud de las personas y también será lo mejor para la reactivación económica y social de la Comunitat», ha resaltado el president.

Respecto a las restricciones vigentes en la Comunitat Valenciana, ha admitido que están haciendo «mucho daño desde el punto de vista económico, pero también personal», porque hay muchas familias que no se pueden reunir debido al cierre perimetral, si bien a mayor movilidad hay mayor contacto y mayor contagio.

Ha recordado que el calendario de aplicación previsto para las restricciones vigentes llega hasta el 12 de abril, una vez pasada la Pascua valenciana, y ha precisado que hasta entonces no habrá «ningún tipo de modificación», salvo que alguna situación «cambie sustancialmente».

Por ello, ha explicado, será a partir de la segunda semana de abril cuando se tomen las decisiones «oportunas», que ojalá puedan continuar con el proceso de desescalada, que siempre será «prudente», y en paralelo con el proceso de vacunación contra la covid.

Puig ha defendido que, si bien antes se estaba en una posición «a la defensiva» de la pandemia, ahora gracias a la vacunación se está «en posición de ataque». «Le estamos ganando la batalla a la pandemia cada día», ha destacado el president.

Valencia

El Consell anuncia un Plan de 50 millones para la defensa del litoral valenciano

Publicado

en

EFE/Kai Försterling/Archivo

València, 22 abr (EFE).- El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha abogado por un puerto de València más sostenible y abierto a la ciudad y ha mostrado la voluntad de poner en marcha un plan «extraordinario de defensa del litoral y adaptación al cambio climático».

Durante la sesión de control en el pleno de Les Corts, Puig ha asegurado que este plan contará con un mínimo de 50 millones de euros, 15 de ellos aportados por el puerto de València.

Puig ha respondido a una pregunta del síndic de Compromís, Fran Ferri, sobre si es compatible «la macroexpansión» del puerto con la situación de emergencia climática decretada por el Consell en 2019, la protección del entorno y la salud de los valencianos.

El president ha defendido que el puerto de València es «un motor imprescindible para la economía y el empleo» de la Comunitat pero ha considerado necesario que éste sea «más sostenible y abierto a la ciudad».

Así, ha señalado que es necesario exigir al Ministerio de Transición Ecológica y al puerto una actuación «fundamental y rápida» para la protección de las playa del sur, que sufren «un proceso de erosión desde hace tiempo».

En este sentido, ha dicho que quieren poner en marcha un plan «extraordinario de defensa del litoral y adaptación al cambio climático, con un mínimo de 50 millones, 15 de ellos aportados por el puerto».

También ha defendido que deben ser los servicios jurídicos del Estado y no los políticos los que avalen la vigencia de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto de ampliación, y ha abogado por integrar la ciudad y el área metropolitana y por avanzar en el Corredor Mediterráneo.

Continuar leyendo