Síguenos

Valencia

Ribó sugiere al Consejo Escolar cambiar a lectivos los días festivos de Fallas

Publicado

en

València, 1 mar (EFE).- El alcalde de València, Joan Ribó, ha asegurado que es potestativo del Consejo Escolar Municipal decidir los días festivos del calendario escolar, pero le ha sugerido que se cambien a lectivos los días 16, 17 y 18 de marzo, declarados festivos con motivo de la Fallas.

A preguntas de los periodistas ha asegurado que la decisión del Consejo Escolar, en el que están representados padres, profesores y el Ayuntamiento, es «vinculante, a menos que haya una decisión por criterios sanitarios, a un nivel superior que el ámbito municipal».

Ha explicado que ya trasladó al president de la Generalitat, Ximo Puig, que su recomendación de que los días asociados tradicionalmente a las fiestas fueran lectivos llegaba «tarde», porque ya se había celebrado la reunión del Consejo Escolar que había acordado mantener como festivos los relativos a las Fallas.

Sin embargo, ha reconocido que «hay tiempo para poder arreglarlo» porque esta semana se va a convocar una nueva reunión del Consejo Escolar, aunque ha recordado que es «preceptivo en este ayuntamiento» que la decisión la adopte este organismo.

«Hemos dicho y sugerido al Consejo Escolar que se pueden cambiar estos días de no clase a otras fechas cuando crean conveniente, desde adelantar las vacaciones, hasta poner un día de puente. Sería mejor porque evidentemente los niños sin clase es un indicador de una fiesta que no existe y no es una buena situación para la pandemia», ha sostenido.

Ha defendido que esa es su postura aunque ha recordado que, «en definitiva, es potestativo del Consejo Escolar en el que están representados, padres, profesores y el ayuntamiento y de ahí se tomará la decisión correspondiente».

«La decisión del Consejo Escolar es vinculante a menos que haya una decisión por criterios sanitarios a un nivel superior qué el municipal», ha concluido.

Valencia

Air Nostrum pide 103 millones de los fondos de rescate para empresas estratégicas

Publicado

en

València, 16 abr (EFE).- Air Nostrum ha presentado este viernes una solicitud de acceso al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas (Fasee) por 103 millones para garantizar los recursos que le permitan superar la reducción en los ingresos que ha motivado la caída del tráfico de pasajeros provocada por la pandemia, asegurar la conectividad y garantizar el nivel de empleo.

El retraso de la recuperación económica debido a la prolongación de la pandemia ha llevado a la aerolínea a reclamar este apoyo financiero temporal, tras sufrir en 2020 pérdidas de 129 millones de euros por la pandemia, después de seis años consecutivos de beneficios, el último de 2019 con una facturación de 539 millones.

La empresa ha calculado en 103 millones de euros la cantidad que requiere en forma de préstamos, que la compañía prevé devolver en siete años, según indican fuentes de la compañía.

La prolongación de la crisis del coronavirus con las restricciones al tráfico de pasajeros y la expectativa de una recuperación más lenta «obliga» a Air Nostrum a concurrir al fondo gestionado por SEPI para garantizar su labor como vertebradora territorial e impulsora del turismo, añaden.

A lo largo de sus casi veintisiete años de existencia ha tenido ratios de solvencia y calidad crediticia que han posibilitado la firma de grandes contratos de flota y la construcción de su propio hangar de mantenimiento, y al cierre del ejercicio de 2019 la empresa disponía de una situación saneada de fondos propios y tesorería.

Desde el inicio de la crisis del coronavirus, la compañía ha mantenido una política de preservación de caja y contención del gasto, además de haber llegado a acuerdos con los financiadores de flota y recurrir el año pasado a las líneas de crédito ICO y a un ERTE para la plantilla, que lleva más de un año con esta medida.

Sin embargo, las limitaciones a la movilidad con las sucesivas olas de contagio y el fuerte retroceso de la demanda por el impacto de la crisis en las economías domésticas han retrasado el ritmo de una recuperación progresiva de la actividad y han llevado a la empresa a recurrir a la ayuda pública, en línea con el apoyo que están recibiendo otras aerolíneas por parte de sus Estados en el resto de Europa.

Air Nostrum recuerda que ha liderado el listado de compañías con mayor actividad de toda la red de AENA con 8.256 operaciones de enero a marzo, y es una de las aerolíneas que menos operaciones ha reducido con respecto al primer trimestre del año pasado, un 43,6 % frente al 71,6 % de la media.

Este mes de abril ha retomado el 62 % de la producción que ofrecía justo antes del impacto de la pandemia, y su programa para las semanas centrales del verano espera restablecer el 87 % de las rutas que operaba hace dos años.

Con 75.507 vuelos y 5,2 millones de pasajeros en 2019, Air Nostrum tiene presencia en la práctica totalidad de las comunidades autónomas y Melilla, distribuye el tráfico de Iberia, es el primer operador de rutas domésticas en España y realiza rutas en régimen de Obligación de Servicio Público (OSP) en las que es la principal adjudicataria.

Además, opera en solitario en los aeropuertos de Badajoz, Burgos, León y La Rioja, y es la única que ofrece conectividad aérea a las comunidades de Extremadura y La Rioja.

Air Nostrum, con sede en Valencia, tiene casi 1.400 trabajadores, genera más de 2.000 empleos indirectos y trabaja con más de 900 proveedores.

Continuar leyendo