Síguenos

Consumo

#salvemlahosteleria: «Taberna Valear», cocina mallorquina y valenciana en Cirilo Amorós y en casa

Publicado

en

Arrancamos con nuestra campaña para apoyar al sector hostelero bajo el lema: #salvemlahosteleria

Nuestro protagonista de hoy es: Taberna Valear.

Taberna Valear ofrece un concepto gastronómico donde convive la cocina valenciana y mallorquina, y donde la fusión de productos de ambas comunidades es protagonista. En el centro de Valencia y con un estilo vanguardista.

Su apertura fue en marzo de 2019, y en estos casi dos años de vida, han podido sorprender a chefs tan ilustres como a Begoña, de la Salita, quien les ha visitado varias veces para almorzar sus imprescindibles chivitos.

Aunque son muy famosos sus almuerzos, siguen sorprendiendo con sus comidas y cenas, y con sus platos del día.

Su situación actual es un poco complicada, ya que las ayudas que han dado a los hosteleros, Taberna Valear no pueden optar a ellas, por su fecha de apertura.

No obstante, siguen con mucha ilusión preparando platos para llevar y seguir disfrutando de su gastronomía en plena pandemia.

No podemos quedarnos con un sólo plato de los que se pueden degustar en esta Taberna, por lo que os mostramos una galería de imágenes de su gastronomía:

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Receta arroz al horno:

Receta para 4 personas. Necesitaremos una cazuela plana para horno, de 30cm de diámetro y 7cm de honda

Ingredientes:
200 gr. de costilla de cerdo

100 gr. de panceta de cerdo

2 morcillas de cebolla

2 longanizas frescas

125 gr. de garbanzos cocidos

Uuna patata mediana cortada en lonchas de 1 cm.

1 tomate partido en lonchas de 1 cm.

1 tomate pequeño rallado

1 cabeza de ajos

1 cucharadita de pimentón dulce

4 cucharadas soperas de aceite de oliva

1/2 litro de caldo de cocido, sal.

Y el ingrediente estrella, 300 gr. de arroz. En TAberna Valear utilizan variedad Albufera, que es un cruce entre Senia y Bomba. También podría cocinarse con Arroz Bomba.

Elaboración:
Calentar el aceite en una sartén grande y freír, a media cocción, las patatas. Reservar.

 


▪︎
En la misma sartén añadir la cabeza de ajos y se fríen las carnes en tandas e ir reservando en una fuente. Primero la costilla, luego la panceta y finalmente las longanizas y morcillas. Mantener la cabeza de ajos en la sartén mientras se fríen todas las carnes.


▪︎
Encender el horno a 200º y calentar el caldo de cocido en una cazuela.
Introducir la cazuela de barro en el horno para que vaya cogiendo temperatura.
▪︎
Reservar la cabeza de ajos y volver a poner todas las carnes en la sartén, sazonar, añadir el tomate rallado, la cucharadita de pimentón y el azafrán. Rehogar el conjunto hasta que esté bien integrado. Añadir los garbanzos. Añadir el arroz y removerlo todo. Sofreir el conjunto un par de minutos.
▪︎
Sacar la cazuela del horno (¡ojo! no quemarse) y distribuir el contenido de la sartén en la cazuela. Añadir un poco de colorante alimentario en el caldo de cocido muy caliente, añadir el caldo a la cazuela, colocar la cabeza de ajos en el centro, las patatas alrededor (mitad sumergidas en el caldo) y las lonchas de tomate.


▪︎
Meter la cazuela en el horno caliente, teniéndola entre 20 y 25 minutos.

Sacarla del horno y llevarla a la mesa en la misma cazuela.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 Taberna Valear en Cirilo Amorós, 82 de València.

 

 

 

 

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Consumo

Mercadona dejará de elaborar pan

Publicado

en

Mercadona suma más de 20 proveedores locales para la fabricación de pan
Mapa pan fresco Mercadona

Mercadona, compañía de supermercados físicos y de venta online, ha decidido reforzar la calidad de su categoría de pan y optimizar los procesos de fabricación para generar una mayor eficiencia y rentabilidad.

Con este objetivo, la compañía dejará progresivamente la elaboración de pan, única categoría que fabrica de forma propia, en las diferentes líneas existentes en los almacenes de algunos sus bloques logísticos.

De este modo, Mercadona reforzará su colaboración con proveedores especialistas locales en esta categoría, como en el resto del surtido, para seguir ofreciendo a los “Jefes” (clientes) la máxima calidad al precio más bajo posible.

Esta decisión se toma tras haber iniciado en 2018 un proyecto piloto con la colaboración de varios proveedores especialistas que asumieron inicialmente la producción de más de 20 millones de kilos al año de pan, concretamente de especialidades como el pan de leche, pulguitas o integrales.

Tras esta prueba inicial, la compañía ha incorporado paulatinamente a más proveedores locales a la estrategia, como por ejemplo Valero, que elabora el ‘pan payés’ en Cataluña desde 2021 o PandeCan, que fabrica pan de millo y matalahúva en Canarias desde principios de 2022; o Mondat, proveedor andaluz, que elabora el ‘bocadillo integral’ desde hace unos meses.

Todos ellos han contribuido gracias a su conocimiento más profundo del proceso y a una mejor gestión de las materias primas, a impulsar la competitividad de esta categoría.

Mercadona, que actualmente cuenta con 20 líneas de pan ubicadas en 8 de sus bloques logísticos, seguirá sustituyendo progresivamente su producción propia de pan hasta finalizar con la implantación de los nuevos proveedores especialistas. La medida tomada, no obstante, no afectará en ningún caso a las 650 personas de la plantilla que actualmente trabajan en las líneas de panificación, que se irán reubicando conforme se vaya implementando la estrategia; y así ha sido informada la representación legal de las trabajadoras y trabajadores.

Este movimiento también implicará liberar espacio en los bloques logísticos, lo que conllevará un importante incremento de eficiencia y productividad, y les permitirá centrarse en sus actividades ordinarias de recepción, almacenaje y expedición de productos.

Según Ariana González, directora general de fabricación de pan, “en 2018 optamos por buscar alternativas a la producción propia de pan, única categoría de cuya elaboración se encargaba la compañía, para apostar, como en el resto del surtido, por proveedores especialistas. Tras casi cuatro años de trabajo y colaboración conjunta que han servido para analizar y mejorar esta estrategia, confirmamos las mejoras de calidad y eficiencia previstas y por ello hemos decidido dar continuidad a este proyecto en toda la cadena con el cierre gradual de todas las líneas de pan; lo que nos permitirá reforzar nuestro papel de prescriptores y centrarnos en lo que mejor sabemos hacer: ofrecer un surtido eficaz de la máxima calidad y al precio más bajo posible”.

Continuar leyendo