Síguenos

Extraofficial

Ximo Puig: «Hasél dice cosas deleznables y fascistas, pero tiene derecho a hacerlo»

Publicado

en

València, 25 feb (EFE).- El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado este jueves que no comparte «absolutamente nada» de todo lo que dice el rapero Pablo Hasél, cuyos contenidos son «deleznables» y «claramente fascistas», pero «eso no quiere decir que no tenga derecho en una democracia a hacerlo».

Puig se ha pronunciado así en la sesión de control parlamentario en Les Corts, donde Ciudadanos ha acusado a la izquierda valenciana de defender a Hasél mientras hacen un «cordón sanitario» a Vox, un partido «completamente democrático»; Compromís ha asegurado que «lo que nace fascista no lo blanquea ni dios,» y Vox ha gritado «Viva la Policía Nacional».

El president ha señalado que en esta sesión de control se han oído «cosas terribles», pero los diputados tienen derecho a ejercer la libertad de expresión, y ha asegurado que combatirá las ideas que representan las personas que tienen actitudes «totalitarias y neofacistas» desde la palabra y la libertad de expresión.

Puig ha instado a continuar con la «vía valenciana» iniciada en 2015, basada en el respeto, el diálogo y el avance a través de la profundización de la democracia, y ha afirmado que los incidentes de los últimos días le producen «una enorme desazón y que «nunca se puede justificar la violencia», que es «la antítesis de la democracia».

La síndica del PP, Isabel Bonig, ha iniciado su intervención expresando el apoyo a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado «en la defensa de la libertad y de la Constitución», a la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, y a la presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), Consuelo Ordóñez, «frente a los ataques de la televisión pública valenciana» por «equiparar a las víctimas del terrorismo con los terroristas condenados».

El síndic de Ciudadanos, Toni Cantó, ha reprochado las declaraciones de Compromís y Podem en apoyo a las protestas por el encarcelamiento de Hasél, y la afirmación de Puig de que la cárcel «no es la mejor respuesta para la libertad de expresión».

Cantó ha lamentado que luego la izquierda pida «castigos ejemplares» para quien hable bien del franquismo o para quien «suelte un piropo», y haga «un cordón sanitario a un partido como Vox, que es completamente democrático, mientras pactan con Bildu o con los golpistas catalanes».

El síndic de Cs ha recitado los versos de un juez jubilado que fue multado por componer un poema satírico a la ministra Irene Montero, «la marquesa de Galapagar», y ha citado frases de Hasél como «no me da pena tu tiro en la nuca, pepero», para cuestionar que la izquierda apoye «rap sí, pero poesía no», o rechace un escrache a Mónica Oltra, pero no a Rita Barberá.

Cantó ha mostrado su apoyo a una frase de Angela Merkel -«la libertad de expresión tiene un límite; cuando se propaga el odio o se ataca a la dignidad de las personas»- y al «gran comunista» Passolini cuando en 1968 en Italia se puso del lado «de los verdaderos trabajadores, de la Policía».

El síndic de Compromís, Fran Ferri, ha aprovechado esa alusión a Merkel para destacar que la canciller alemana «nunca diría que Vox es un partido democrático», pues de hecho en su país «no pacta nunca con la ultraderecha», y además «limpia» las fuerzas de seguridad de la ultraderecha.

Ferri también ha dedicado a Ciudadanos, «ahora que están dudando entre el naranja y el verde», un verso: «La naranja nace verde y el tiempo le da color, pero lo que nace fascista no lo blanquea ni dios».

La síndica de Vox, Ana Vega, ha subido a la tribuna una gorra de la Policía Nacional para mostrarles su apoyo por enfrentarse sin medios «a la peligrosa banda organizada de delincuentes terroristas organizados callejeros» los últimos días, y ha acusado a Compromís y Podem de «alentar la violencia» desde las instituciones.

Ha acusado a la «abyecta izquierda» de ser «la filial valenciana de Bildu» y de llevar a «un ambiente guerracivilista»; y ha finalizado su intervención gritando un «¡Viva la Policía Nacional!», que diputados de Vox han respondido con un «¡Viva!» desde sus escaños.

Puig ha lamentado que Vox aproveche la pandemia para «fomentar el odio» y ha aseverado que las fuerzas de seguridad «son de todos los ciudadanos y todos las respetan». «No son de nadie, y menos de grupos radicales como el que usted representa», ha agregado.

El president ha calificado de «mentira como un campanario» que se diga que Oltra o que el Consell «alientan la violencia», porque aquí «nadie está situado en la kale borroka». La vicepresidenta ha señalado que en Vox «esto de la democracia lo llevan justito» y les ha pedido que no generen «violencia gratuita».

La síndica de Unides Podem, Pilar Lima, ha afirmado que la libertad de expresión es «solo la punta del iceberg» de la «desconexión generacional» de una juventud que ve que sus condiciones van «a peor» y ha exigido que se investiguen «los abusos cometidos» en las cargas en esas protestas.

Extraofficial

Pablo Iglesias pide una indemnización de 5.300€ mensuales como exvicepresidente

Publicado

en

El exvicepresidente segundo del Gobierno y candidato por Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, ha solicitado la indemnización de 5.316 euros mensuales a la que tiene derecho por haber sido miembro del Ejecutivo durante 14 meses.

La percibirá durante un mes, dado que tras las elecciones del 4 de mayo tiene el compromiso de tomar posesión como diputado de la Asamblea de Madrid como candidato de Unidas Podemos, según ha confirmado fuentes conocedoras de su petición a diversos medios de comunicación.

El medio ‘Maldita.es’ ha avanzado, a través de una solicitud a la Oficina de Conflictos de Intereses que depende del Ministerio de Política Territorial, que el pasado 6 de abril entró en registro la solicitud de Iglesias de acogerse a esta retribución compensatoria.

La ley reguladora del ejercicio de alto cargo de la Administración General del Estado pauta esta opción para cargos que hayan cesado su función y siempre que no ostenten ningún cargo público ni trabajo en el sector privado. Y es que la normativa pauta que es incompatible con cualquier otra retribución.

De esta forma, los exmiembros del Ejecutivo pueden recibir esta pensión indemnizatoria durante un periodo igual al tiempo durante el que desempeñaron este cargo y que corresponde al 80% del salario, que se formaliza al mes siguiente de solicitarla.

Según los Presupuestos Generales del Estado, la retribución de Iglesias fue de 79.746,24 euros anuales durante su etapa en el Gobierno, por lo que la indemnización en términos mensuales equivaldría a unos 5.300 euros al mes.

No obstante, la previsión es que Iglesias utilice esta retribución compensatoria únicamente un mes, pues ha manifestado que su compromiso es tomar posesión de diputado autonómico. De hecho y como ha repetido en varias entrevista, su voluntad es ocupar el puesto que decidan los madrileños con su voto en los próximos comicios.

Hace dos años, el exministro de Cultura y Deporte Màxim Huerta renunció a esta retribución compensatoria, que en su caso ascendía a poco más de 1.000 euros tras estar solo seis días en el Ejecutivo.

Continuar leyendo