Fallas

Amparo Fabra, galardonada por su contribución a la indumentaria valenciana

La Falla Almirante Cadarso – Conde Altea, en su iniciativa por contribuir a una sociedad más igualitaria, ha celebrado una gala para reconocer la trayectoria y destacadas aportaciones de 12 mujeres en sus respectivas profesiones al panorama político, económico y social valenciano.

Entre las homenajeadas, la conocida indumentarista Amparo Fabra ha sido galardonada por su importante dedicación a la indumentaria valenciana. En sus cerca de 40 años de historia, Fabra ha contribuido al estudio y difusión de la vestimenta tradicional y regional, reproduciendo con cariño y detalle la historia del traje de valenciana en cada una de las creaciones que salen de su taller.

Todo ello le ha valido, además de un reputado prestigio social, numerosos reconocimientos como el Galardón Vicente Enguídanos, el Premio Berni, y la Aguja de Brillantes que anualmente otorga el Gremio de Sastres y Modistas de la Comunitat Valenciana. Su preocupación y defensa por la indumentaria valenciana le ha llevado a ser Presidenta de la Fundación del Colegio del Arte Mayor de la Seda, así como miembro activo de su Junta de Gobierno y Vicepresidenta del Gremio de Sastres y Modistas.

Ante la proximidad de la celebración del Día de la Mujer, y en su apoyo por reconocer el significativo papel de la mujer en la sociedad actual, bajo el lema ‘Almirall amb la dona’, la comisión de la Gran Vía ha rendido homenaje a 12 mujeres referentes en la sociedad valenciana.

“Estas 12 mujeres a las que galardonamos son un orgullo para nuestra ciudad, ya que cada una de ellas, en sus diferentes disciplinas, han hecho que defender la igualdad para la mujer en la sociedad no sea simplemente una declaración de intenciones, sino una realidad. Ellas han demostrado con creces que el género no define el límite de las personas, sino que cada hombre y mujer alcanza en la vida todo lo que su esfuerzo le empuja a lograr”, comenta D. Vicente Fuster, ginecólogo y Presidente de la falla Almirante Cadarso-Conde Altea.

Amparo Fabra recibía emocionada el premio de manos de su amiga Mª Luisa Llorens, miembro de la citada comisión y quien durante años fue parte activa en la conocida firma sedera de Rafael Catalá.

«Es un honor para mí recibir este premio por mis 38 años de dedicación a la indumentaria Valenciana», apuntaba Fabra nada más recoger el galardón, a la vez que revelaba que lo que más le aporta de su profesión «es el trato familiar de mis clientes. Pues yo he vestido una tercera generación y eso es precioso».

En un momento tan especial, la indumentarista ha tenido palabras para su equipo, de quien afirma sentirse «orgullosa de haber formado un equipo de profesionales los cuales adoran la indumentaria, saben lo que es la historia del vestido valenciano y son ya los que rigen la empresa de Amparo Fabra».

Tags

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: