PORTADA OFFICIALPRESS

El móvil de Jorge Ignacio, la clave para localizar el cuerpo de Marta Calvo

Una tercera mujer asegura que el acusado intentó contratar sus servicios sexuales la misma noche de la desaparición de la joven

València, 16 dic. – Tras remover más de 170 toneladas de basura, la Guardia Civil busca el cadáver de Marta Calvo con la geolocalización de unos de los tres móviles de Jorge Ignacio Palma, el presunto asesino de la joven de Estivella desaparecida desde el pasado 7 de noviembre.

No obstante, los agentes no dejan de rastrear en el vertedero de Dos Aguas, buscando en los montones de basura del 9 de noviembre procedentes de la localidad de Silla.

Sin el cuerpo de Marta Calvo solo queda la declaración del acusado, algo que la jueza instructora del caso, así como los agentes no acaban de dar credibilidad. Jorge Palma asegura que descuartizó a la joven pero que no la mató. Por eso es tan importante para los investigadores hallar el cadáver. Una tarea que está siendo complicada tras la confesión de haber tirado el cuerpo a varios contenedores después de desmembrarla. Algo para lo que los investigadores sospechan que pudo contar con ayuda, dada la pulcritud de la limpieza posterior del domicilio de Manuel donde supuestamente sucedieron los hechos.

Los agentes han rastreado campos, acequias, pozos, el río… sin éxito. Ahora trabajan en las zonas señaladas gracias a la geolocalización de uno de los tres móviles de Jorge Palma. Según informa el diario Las Provincias. Días después de la desaparición de la joven, su teléfono le sitúa en la localidad de Silla.

Tras remover 170 toneladas de basura, los agentes tampoco dejan de buscar en el vertedero de Dos Aguas, donde habría llegado el cadáver de la chica de ser cierta la versión del acusado.

NUEVO TESTIMONIO CONTRA EL ACUSADO

Una nueva mujer se ha sumado a los testimonios que narran el ‘modus operandi’ de Jorge Ignacio Palma. Según adelantaba Levante-EMV, una joven de 19 años afirma haber estado con el acusado la misma noche en que desapareció Marta Calvo.

Según su testimonio, el joven contactó con ella a través de Whatsapp para contratar sus servicios sexuales. Además, el detenido insistió en que en dicho encuentro debía haber cocaína.

Entre sus declaraciones destaca el carácter «muy violento» e «insistente» del sospechoso en que fuera ella quien consumiera la droga y se la introdujera tanto en la boca como en los genitales, «mientras que él solo bebía agua».

Dada su insistencia, la joven decidió echarlo de su casa. Todo ello supuestamente ocurría poco antes de que la madrugada del 7 de noviembre, el investigado se citase con Marta Calvo en su casa de Manuel.

Tags

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: